Costo de adquisición de clientes: Qué es y cómo calcularlo

El costo de adquisición de clientes es uno de los indicadores utilizados para analizar el impacto de las acciones de marketing de tu negocio.

A la hora de emprender acciones de captación de nuevos clientes, la empresa debe evaluar la rentabilidad de estas acciones. El objetivo es evaluar el retorno de la inversión de las campañas y al final de cuentas ganar una nueva cuota de mercado

El seguimiento de este indicador permite conocer el ROI preciso de una campaña de captación de clientes.

¿Qué es el costo de adquisición de clientes?

El coste de adquisición de clientes (CAC) es la cantidad media invertida para adquirir un nuevo cliente. Es el importe medio utilizado en todos los pasos realizados para generar un lead y convertirlo en cliente.

  • Entre los costos pueden estar:
  • Gastos de publicidad (Facebook Ads, Linkedin Ads, google Adwords, etc.)
  • Sueldos de los equipos de marketing
  • Costos relacionados con los equipos de ventas

Se trata de una cifra realmente útil para calibrar su inversión y asegurarse de que está tomando las decisiones correctas para hacer crecer su negocio.

Descubre cómo realizar un análisis del cliente de forma efectiva.

Importancia de calcular el costo de adquisición

El costo de adquisición se utiliza para determinar la rentabilidad de una inversión en la adquisición de clientes. Este indicador muestra cuánto tiene que gastar una empresa para conseguir un nuevo cliente. El cálculo de este indicador permite saber si la inversión en un determinado enfoque es rentable para la empresa.

En este sentido, conocer el costo de adquisición es también una forma de saber si la estrategia adoptada es eficaz y rentable. Asimismo, este indicador permite saber qué canal es efectivo y tener un resultado satisfactorio en términos de ROI. Así, el cálculo permite seleccionar las estrategias y los canales más pertinentes.

Por lo tanto, el cálculo de este indicador es necesario para mejorar el retorno de la inversión.

Quizá te interese conocer también sobre la importancia del retorno de la experiencia del cliente.

 

¿Cómo se calcula el costo de adquisición de clientes?

Para obtener el costo de adquisición, hay que dividir el importe total invertido en la campaña por el número de clientes obtenidos como resultado de la misma. En otras palabras:

Costo de adquisición de clientes = presupuesto total de la campaña / número de clientes obtenidos 

El presupuesto de la campaña incluye todas las sumas invertidas en las acciones de marketing y ventas realizadas para captar un cliente. 

Si, por ejemplo, el importe total utilizado para las acciones de marketing es de 50.000 pesos, el importe total utilizado para las acciones de venta es de 30.000 pesos, y el número de clientes adquiridos al final de la campaña es de 50, entonces :

CAC = (50 000 + 30 000)/50 = 1600 pesos

El costo de adquisición puede calcularse de forma global, como en el caso anterior. También se puede analizar con otro método. En este caso, la rentabilidad de cada campaña o canal se evalúa en función de las sumas invertidas en acciones en ese canal o campaña. Este método de cálculo permite apreciar mejor la eficacia y las aportaciones de cada canal o campaña.

¿Cómo optimizar el costo de adquisición?

El costo de adquisición debe compararse con la cesta media de ventas o los ingresos generados por los clientes para saber si la campaña es rentable.

En efecto, optimizar el costo de adquisición de clientes significa reducirlo al tiempo que se busca aumentar el ROI de la campaña. El cálculo del costo de adquisición por canal o por campaña es útil para optimizar este indicador. Este método de cálculo permite saber qué canal o qué campaña es eficaz y rentable.

Una vez conocidos estos canales, hay que trabajarlos para obtener un mejor ROI y reducir el costo de adquisición.

Conclusión

El costo de adquisición es un factor esencial a la hora de aplicar un marketing eficaz e inteligente. Aunque es bastante sencillo comprender su utilidad, su optimización puede permitirte reducir en gran medida tus costos sin dejar de ser eficaz.

El costo de adquisición de los clientes debe considerarse como un indicador, pero sobre todo como una inversión en la captación de nuevos clientes. Para que esta inversión sea rentable, hay que lograr la retención de clientes. Esto es para asegurar que generas un margen suficiente en relación con la vida de tus clientes.