Diciembre el mes de los recuentos y propósitos de año nuevo

Llegó diciembre y con este mes el recuento de todo lo que hemos o no hemos logrado durante el año. Repasamos aquellos propósitos de año nuevo que hace casi 365 días, tomando uvas, nos hicimos para cumplir durante los siguientes 12 meses, y hacemos un balance. Con esta retrospectiva muchas veces llega la autoexigencia y los reproches de por qué no logramos esto o aquello, también puede que llegue alguna que otra palmadita en la espalda, para decirnos lo que sí conseguimos, pero seguramente son muchas menos estas palmaditas de reconocimiento porque solemos ver más lo negativo, lo que no logramos, que lo que sí sacamos adelante. Solemos actuar más con la culpa que con el valor de lo que  fuimos capaces de hacer.

Si lo vemos desde el punto de vista de RRHH podemos decir que diciembre es un gran coach personal que nos ayuda a reflexionar sobre todos aquellos objetivos y propósitos de año nuevo que queremos alcanzar, nos ayuda a hacer un balance de lo vivido y hasta nos hace recordar a aquellas personas que queremos y que entre el corre-corre de la vida nos olvidamos de decirles que las amamos y ,por qué no, también darles sus palmaditas por lo conseguido en este año. Te recomiendo leer: Construye tu objetivo profesional.

Entonces, como un gran coach para nosotros, diciembre se puede convertir en un gran aliado: aprovecha y plantéate aquellos objetivos que deseas alcanzar para estos 12 meses venideros Sé realista, plantea objetivos donde puedas cuantificar resultados y no esperes hasta el próximo diciembre para evaluar cómo vas. Haz un seguimiento cada cierto tiempo de cómo va esa lista por si hay que hacer ajustes y estar a tiempo de hacerlos; No esperemos al final del año para hacernos reproches; usemos las palmaditas más seguido y esto nos dará un impulso para seguir consiguiendo nuestros objetivos.

Cumple con tus propósitos de año nuevo

ALETHIA DICIEMBRE

Usemos la energía de diciembre para recordar que también fuimos pequeños y que nuestro niño interno vive en nosotros los adultos. Recuerda darle atención, amor y escúchalo, muchas veces los problemas cotidianos, de relacionarnos con personas, o no alcanzar algunos objetivos, incluso de repetir patrones, pueden venir de carencias que aún viven en nuestro niño, siendo nosotros los adultos los responsables de solventar dicha carencia. Así que aprovecha la ilusión de este mes para revivir  junto a tu niño la magia de ser un adulto y lograr así tus propósitos de año nuevo.

Te invito a leer también: La inspiracion como fuente de transformación de la organización

Es un mes de reflexión y puedes usarlo para reconciliarte con tus luces y tus sombras, y sacar el mejor equilibrio, para de esta forma obtener las mejores herramientas para alcanzar esos objetivos que deseas en tus próximos doce, veinticuatro meses o el plazo que desees utilizar para salir de tu zona de confort e ir tras  la vida que deseas tener.

Nunca es tarde para empezar a trabajar por ese sueño y ser tan feliz como deseas serlo; las herramientas están en ti, solo tienes que creer en ellas, darte el valor que mereces, solo tú puedes llegar a ser tu mejor hacedor de sueños cumplidos y metas alcanzadas. Lucha por cumplir tus propósitos de año nuevo. Y recuerda:“Cuando tus ganas superan a tus miedos te atreves a tallar la mejor versión de ti Mismo”. Mía Pineda (Life Coach).

¡COLABORA CON NOSOTROS!

En QuestionPro necesitamos tu talento, si quieres colaborar en nuestro blog da click aquí


Autora:
Patricia López Reyes.
Aletheia Coaching Group

LinkedIn: Aletheia Coaching Group
Correo: aletheiacoachingroup@gmail.es
Facebook: Aletheia Coaching Group
Twitter: @AletheiaCGroup
Google+ Aletheia Coaching Group