Cómo ser un emprendedor con éxito

Ser un emprendedor es algo que a muchas personas les gustaría realizar en alguna etapa de sus vidas. Bastantes son los emprendedores que se arriesgan a iniciarlo y muy pocos los que logran tener éxito; aquí le presentamos algunas de las razones por las cuales pocos emprendimientos logran llegar a convertirse en negocios rentables.

En primer lugar es necesario distinguir entre lo que es un negocio y lo que es una empresa.  Un negocio es la mínima unidad productiva capaz de producir ingresos en forma independiente, y puede estar compuesto por varios productos o servicios.

Una empresa es una organización formal que puede incluir varios negocios, tiene una estructura administrativa, operativa y financiera desarrollada, y un proyecto trascendente. Los negocios y sus productos, por buenos que resulten tienen una vida finita; es decir, tienden a morir en algún momento.  Una empresa puede tener a lo largo de su vida varios negocios, y a pesar de que algunos de ellos terminen, puede seguir adelante.

Idea de negocio emprendedor

Una idea de negocio es la identificación de una oportunidad para  ofrecer un producto o servicio que permita solucionar una necesidad no  satisfecha y por la cual alguien está dispuesto a pagar, esto lo podremos lograr a través de una investigacion de mercados.  Es el primer paso y muestra la vinculación entre una habilidad, conocimiento o competencia que nos permite ofrecer solución y una necesidad real o aparente que puede ser satisfecha a través de ella.  

Observa lo siguiente:

Seguramente  y a pesar de los evidentes errores de dibujo, habrás identificado que se trata de un auto, pero en realidad  no es un auto, es sólo el boceto de un auto; el equivalente a una idea de negocio, se alcanza a vislumbrar lo que será pero dista mucho de serlo.

Tener una idea de negocio es sólo el punto de partida y el primer error del emprendedor es  quedarse en este primer paso como muchos; otros lo convierten  en un emprendimiento, y la mayoría de ellos fracasa en poco tiempo.  Para que esto no te pase, te invitamos a recorrer las siguientes etapas:

  •  Plan de negocio

En él se integran  los diferentes elementos para desarrollar la idea de negocio. Al desarrollar la idea en un plan de negocios, se pueden identificar las posibilidades y  los recursos requeridos para realizarlo.  

Las posibilidades se identifican mediante un estudio de mercado,  éste permite conocer  quiénes son o serán los competidores, quiénes pueden llegar a ser clientes y estimar el tamaño de la muestra. Los recursos necesarios  permiten dimensionar las necesidades en tecnología,  talento humano, recursos físicos e inversiones, el costo de ellos, y las dificultades que tendrá que afrontar para conseguirlos.

Figura: Esquema para implementar una idea de negocio

Muchos negocios son posibles pero sólo aquellos que generen suficientes ingresos para pagar los costos, recuperar la inversión y producir utilidad, son factibles. Antes de lanzarte como emprendedor, es necesario  evaluar su factibilidad y ver si se cumplen las expectativas de rentabilidad, retorno de inversión,  crecimiento, y permanencia a partir de los recursos que se tienen o pueden llegar a conseguirse.  

Un proyecto es factible cuando se ajusta a los recursos que se espera invertir y produce la rentabilidad suficiente para compensar el costo de la inversión,  y la tasa de riesgo esperada por el inversionista.

Con frecuencia muchas ideas de negocio no pasan el estudio de factibilidad y por ello a pesar de ser posibles, deben replantearse hasta encontrar las condiciones que lo hagan factible o abandonarse en caso contrario.

Conoce qué es la factibilidad comercial.

 

  • Presupuesto detallado

Si una idea de negocio ha logrado superar la evaluación de factibilidad, es necesario elaborar un presupuesto detallado de ingresos y egresos que permita traducir en cifras todo el plan de negocio.

El presupuesto es la expresión monetaria del plan de negocios la cual permite estimar diferentes opciones para realizarlo. Utilizado como una herramienta dinámica, permite hacer simulación de lo que se espera que pase en las diferentes fases del negocio y el efecto de las variaciones.

Junto con el presupuesto debe elaborarse un flujo de caja esperado, el cual permite identificar las disponibilidades y necesidades de recursos. En esta etapa se ajusta y acomodan las actividades, tiempos, y recursos necesarios para el negocio.

Hacer un presupuesto de marketing es una gran idea para cualquier emprendedor ya que te ayuda a saber exactamente cuanto vas a gastar y en qué momento hacerlo.

  • Implementación

Es la etapa más importante para un emprendedor; aunque  hemos señalado la importancia de planear, presupuestar y evaluar antes de iniciar actividades, sólo la implementación permite volverlo realidad.  Por bueno que sea el plan, si no se implementa no deja de ser un sueño.

El éxito de un negocio depende en una pequeña parte de la inspiración (idea) y en una parte muy grande de la acción (implementación).  Para implementar debes desarrollar varios elementos adicionales, entre ellos:

Plan estratégico

Plan comercial

Plan financiero

Plan administrativo

Plan de compras

Plan de producción

¡COLABORA CON NOSOTROS!

En QuestionPro necesitamos tu talento, si quieres colaborar en nuestro blog da click aquí


Sobre el autor:

PABLO TAUTA RODRIGUEZ

  • Contador público Universidad Central
  • Especialista en administración financiera, Universidad Católica
  • Máster en Administración de Negocios MBA Instituto Europeo de Postgrado
  • Máster en desarrollo empresarial e innovación, Universidad de Salamanca

Miembro de la junta directiva de Partners Consulting Corporation, VP de finanzas   negocios de la Asociación de conferencistas de Latinoamérica ACLAT, Profesor de pregrado y postgrado de las universidades Jorge Tadeo Lozano, Universidad Central y Fundación Universitaria Nueva Colombia,   profesor y coach mentor de la escuela de coaching CoahSI.

Coach empresarial  acreditación PCC (professional certified coach de la International Coach Federation  ICF), ex miembro de la junta directiva  del capítulo colombia de la ICF. Miembro de la junta directiva de Partners Consulting Corporation, director ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de Coaching y director general de CoachingMAX