Mapa posicionamiento: Qué es, tipos y cómo crearlo

Si quieres medir la forma en que los productos se posicionan en la mente de los consumidores y tener estas percepciones en un gráfico cuyos ejes están formados por los atributos del producto, puedes recurrir a un mapa de posicionamiento, y así tener las percepciones y preferencias de los clientes mediante una representación visual.

Esto quiere decir que la información se presenta visualmente en algún tipo de gráfico o pantalla, pues está diseñado para examinar la comprensión y percepción del cliente, principalmente de los productos y su posicionamiento asociado.

Conozcamos más de este concepto…

¿Qué es un mapa de posicionamiento?

Un mapa de posicionamiento es una técnica visual diseñada para mostrar cómo el consumidor del mercado objetivo entiende el posicionamiento de los productos de la competencia en el mercado. En otras palabras, se trata de una herramienta que trata de mapear las percepciones y entendimientos del consumidor en un diagrama.

El formato de presentación más común para un mapa de posicionamiento es utilizar dos atributos determinantes como los ejes X e Y de un gráfico, aunque también hay otros formatos.

Los mapas tienen como objetivo demostrar la percepción que tiene el consumidor de las marcas. Al mapear la comprensión de los consumidores, en realidad estamos mapeando cómo ven el posicionamiento de la marca.

Conoce cómo realizar un análisis de marca.

 

Tipos de mapas de posicionamiento

Existen tres formatos principales para presentar un mapa de posicionamiento.

  • Utilizar dos atributos determinantes

El primer formato utiliza simplemente dos atributos determinantes en el gráfico. A continuación se muestra un ejemplo sencillo de un mapa e posicionamiento de refrescos en este formato.

La principal ventaja de este formato de presentación es que es muy sencillo de construir e interpretar. Como puedes ver en la imagen anterior sólo se han considerado dos atributos del producto. En este caso, son “en qué medida el consumidor considera que el producto es alto/bajo en azúcar” y “en qué medida se considera que el producto es alto/bajo en cafeína”.

La simple combinación de estas dos puntuaciones, que puede ser obtenida, por ejemplo mediante una encuesta, sitúa la oferta del producto en el mapa. Por ejemplo, en este mapa, la oferta de 7-Up se percibe como un producto con un nivel moderado de azúcar y relativamente bajo en cafeína.

tipos de mapas de posicionamiento

  • Utilizar muchos atributos del producto

El segundo enfoque consiste en utilizar una técnica estadística denominada análisis de correspondencias. Utilizando un ordenador, un programa estadístico (como el SPSS) tiene la capacidad de elaborar un mapa de múltiples atributos del producto al mismo tiempo. Este tipo de mapa es un poco más confuso y difícil de interpretar, pero proporciona una buena visión de cómo el mercado objetivo ve y relaciona los distintos atributos.

Como puedes ver, en este tipo de mapa no hay ejes definidos. En su lugar, los distintos atributos del producto están dispersos por el mapa, junto con el posicionamiento percibido de las distintas ofertas de productos.

ejemplo de mapa de posicionamiento

Conoce algunos ejemplos de atributos de un producto o servicio.

 

  • Mapas conjuntos

En ocasiones, se puede ver un mapa de posicionamiento que también mapea las necesidades preferidas de diferentes segmentos del mercado, basándose en los mismos atributos. Estos tipos de mapas se denominan a veces mapas conjuntos, ya que el posicionamiento percibido del producto se presenta conjuntamente con las necesidades del segmento.

La incorporación de las necesidades del segmento de mercado en el mapa de posicionamiento permite a la empresa identificar su posicionamiento en relación con sus mercados objetivo particulares. 

El siguiente es un ejemplo de este tipo de mapa que muestra los segmentos demográficos de edad y género.

¿Por qué utilizar un mapa de posicionamiento?

Hay múltiples razones para utilizar los mapas de posicionamiento, algunas de ellas son:

  • Obtenemos un conocimiento real de cómo se percibe nuestra marca en el mercado.
  • Podemos seguir la evolución de la percepción de nuestra marca a lo largo del tiempo, con nuevos productos y campañas.
  • Podemos seguir la percepción de los productos de la competencia y medir el impacto de sus estrategias de marketing.
  • Podemos identificar las preferencias de posicionamiento (es decir, la combinación ideal de atributos del producto) para diferentes segmentos del mercado.
  • Es posible identificar lagunas y oportunidades para nuevos productos.
  • Podemos identificar posibles oportunidades para reposicionar nuestra marca.

Realiza tu propio mapa de posicionamiento y detecta las amenazas e hipótesis sobre las razones de los cambios en las posiciones competitivas, y haz el análisis indicado para crear las estrategias correctas. En última instancia, los mapas te ayudarán a tomar decisiones basadas en hechos.a