Haz benchmarking competitivo para hacer crecer tu negocio

¿Has hecho uso del benchmarking para entender y evaluar la posición actual de tu negocio? Te invito a conocer más de este proceso que te ayuda a identificar áreas en las cuales puede haber una mejora y a tener mejores prácticas empresariales.

¿Existen otras lecciones que podamos aprender de otras industrias?  Claro que sí, es importante siempre mirar hacia nuestro lado y ver como otros alcanzan sus niveles de desempeño y entender el proceso que utilizan.

De esta manera, el benchmarking le ayuda a las empresas a entender los procesos detrás de un desempeño excelente. Cuando las lecciones aprendidas de un ejercicio de benchmarking se aplican de manera apropiada, estas facilitan un mejor desempeño en una organización o en áreas clave de un negocio.

Te recomiendo leer: Análisis de datos para el crecimiento de tu negocio.

 

 Los 4 pasos del benchmarking

La aplicación de benchmarking involucra cuatro pasos clave:

  1. Entender a detalle los procesos existentes de un negocio.
  2. Analizar los procesos de negocio de otras empresas.
  3. Comparar el rendimiento de tu empresa con otras.
  4. Implementar los pasos necesarios para alcanzar un mejor rendimiento y desempeño de tu organización.

Para que este tipo de estrategias sea efectiva, debe ser una parte integral del proceso de mejora, no olvidemos que lo más importante es tener el mejor desempeño.

Te invito a leer también: Análisis que genera transformación en las ventas.

 

 Tipos de benchmarking

Benchmarking estratégico:  Se utiliza cuando los negocios necesitan mejorar su desempeño en general, examina las estrategias generales a largo plazo. Los cambios que resultan pueden ser difíciles y pueden tomar bastante tiempo en implementar. Es apropiado sobre todo para alinear estrategias comerciales que se han vuelto inapropiadas.

Aquí algunos consejos para hacer benchmarking por Internet.

Benchmarking competitivo. Es utilizado cuando los negocios desean considerar su posición en relación a características de productos y servicios clave. Este tipo de análisis a menudo se lleva a cabo a través de asociaciones comerciales o de terceros para proteger la confidencialidad. Lo puedes utilizar para encontrar formas para cerrar brechas en el desempeño.

Benchmarking funcional: Las empresas buscan compararse con socios provenientes de diferentes sectores comerciales o áreas de actividad para encontrar las formas de mejorar funciones similares o procesos de trabajo.Puede llevar a mejoras dramáticas e innovación.

Benchmarking interno:Involucra el benchmarking de negocios y operaciones dentro de la misma organización, por ejemplo, unidades de negocios en diferentes países, por ello tiene la ventaja de tener fácil acceso a datos e información sensible, además se puede llevar a cabo en menos tiempo e invirtiendo menos recursos. Las buenas prácticas pueden ser replicadas, por lo que la administración quiere difundir esta experiencia en toda la organización rápidamente.

Benchmarking externo: Este involucra hacer un análisis fuera de organizaciones que son conocidas como mejores prácticas. Ofrece oportunidades de aprendizaje de los líderes de la industria pero puede tomar tiempo y recursos significativos para el análisis de datos, la credibilidad de los hallazgos y el desarrollo de recomendaciones sólidas.

Benchmarking internacional: La globalización y los avances de la tecnología de la información están aumentando las oportunidades para proyectos internacionales. Sin embargo, estos pueden tomar más tiempo y recursos para configurar e implementar, por lo que los resultados pueden necesitar un análisis cuidadoso debido a las diferencias nacionales. Es apropiado llevarlo a cabo cuando el objetivo es lograr un estatus de clase mundial, o simplemente porque no hay suficientes negocios en nuestro país que sirvan de referencia para hacer la comparación.

¿Cuál de estos modelos es el que más se adapta a tus necesidades?