Las emociones, un indicador del comportamiento del consumidor

Los consumidores no siempre dicen lo que en realidad quieren decir, y es por eso que están comenzando a surgir nuevas maneras de realizar investigaciones de mercado en base a las reacciones emocionales y conocer así el comportamiento del consumidor.

Debido a que los métodos de investigación de mercado cambiaron, ¿cuáles son las fortalezas y las debilidades de las nuevas técnicas que llevan seguimiento de las respuestas emocionales en tiempo real, y que es lo que éstas ven desde un punto de vista psicológico en cuanto la decisión del proceso de compra de un cliente?

El valor del análisis de datos del mercado ha crecido en los últimos años y ha contribuido de gran manera al sector de investigación de mercados.

La importancia de la investigación cualitativa ha incrementado dramáticamente, incluso las marcas intentan cada vez más clarificar el “porqué” de los datos y números que obtienen.

El crecimiento de esos mercados, junto con el crecimiento de nuevas tecnologías como la neurociencia y la economía conductual, han cambiado los métodos de investigación tradicional.

¿Qué ofrecen estas nuevas tecnologías al entendimiento del comportamiento del consumidor?

Entender las motivaciones del comportamiento ha sido importante para el crecimiento de las investigaciones cualitativas. Desde hace mucho tiempo las investigaciones han reconocido que las emociones son clave en el comportamiento del cliente, pero el reto siempre ha estado en la parte del marketing. Los números necesitan contexto, los números únicamente mencionan lo que las personas hacen, no porque lo hacen.

Te invito a leer: El papel de las emociones en una estrategia de marketing.

 

La comprensión de los trabajos creativos de la marca fue un factor que contribuyó a que Apple adquiriera la compañía de reconocimiento facial Emotient, ya que la tecnología permite que las caras midan a escala cómo los clientes están emocionalmente comprometidos con los anuncios y trabajan en base a los resultados que obtienen de esto.

La investigación y los conocimientos obtenidos del comportamiento del consumidor tiene como único propósito ayudar a que el marketing sea mejor y tener más clientes comprometidos.

Llevar seguimiento de las emociones también puede ser utilizado para el posterior análisis de una investigación, por ejemplo luego del lanzamiento de una campaña publicitaria. Hay estudios que evalúan qué tan relevante es de manera personal un anuncio para ellos, qué partes del anuncio eran guardadas en la memoria a largo plazo de las personas y qué tanto afecta un anuncio de manera emocional.

Analizar anuncios después de haber sido lanzados, puede ser algo esencial para conocer y entender el grado de respuesta emocional de los clientes.

Confía en el uso de datos

La preocupación del uso de datos de parte de las compañías es un problema para las marcas que intentan analizar los datos para mejorar sus estrategias de marketing, es por eso que se cree que obtener datos emocionales puede crear un problema mayor.

Hoy los clientes son mucho menos confiados de lo que solían ser y la recolección de datos es un área que preocupa a las empresas, además se cree que el seguimiento de las emociones va más allá de los datos.

Los investigadores o encargados de marketing deben ser muy cuidadosos con la estimulación emocional y los cambios de comportamiento del consumidor. Ya que las estrategias de marketing pueden manipular emociones.

Lo ideal sería que existiera un mayor rango de posibilidad disponible para que las personas encargadas de marketing realicen sus investigaciones. También menciona que si estas personas hacen su trabajo bien, podrán exponer sus resultados en cualquier tipo de publicidad. Pero que si no lo hacen bien, es probable que alguien no permita que su contenido salga al aire.

Te invito a leer también: Sin investigación de mercados no hay marketing.

Porque las emociones se vinculan con la lealtad hacia una marca

La lealtad hacia la marca es para muchas empresas lo más importante.

Lo que las diversas empresas deben hacer para medir la lealtad de sus clientes es simplemente conocer el comportamiento del consumidor, preguntarles cómo se sienten en vez de enfocarse solo en los números que obtienen (por ejemplo; en los números obtenidos del tráfico que ocasiona un email o una publicación en alguna red social).

Las organizaciones necesitan entender el comportamiento del cliente en un nivel emocional, subconsciente y psicológico.  Comportamiento del consumidor: ¿Emoción o raciocinio?

Los clientes son humanos, y es por eso que entender cómo funciona un ser humano desde la perspectiva de una marca es importante. La mayoría de las organizaciones tienden a enfocarse solo en la parte racional de una experiencia.

Claramente los humanos son complicados y sabemos que más del 50% de la experiencia se basa en cómo se siente el cliente. Es sorprendente la cantidad de personas que no realizan investigaciones para saber cómo sus clientes perciben una marca, si le encuentran valor o le quieren entregar su confianza.

Shaw cree que el área de trabajo más profundo en este sector ha sido realizado por el profesor Daniel Kahneman, quien ganó un premio Nobel de economía conductual. Kahneman menciona que la lealtad es una función de la memoria. Así que si los clientes no recuerdan su experiencia, no podrán ser leales, ya que cada experiencia va a ser una nueva. Te dejo unos consejos para lograr lealtad a la marca.