De emprendedor a empleado. Cómo superar un emprendimiento fallido

Ahí estaba Carlos, tenía todo para salir al mercado y ser un éxito total, pero algo salió mal y pasó de ser emprendedor a empleado… Ahora se encuentra tras un escritorio trabajando más de 8 horas diarias con un jefe que quizá no aprecie lo que hace. ¿Cómo pasó? ¿Y ahora qué sigue?

Si te sentiste identificado no te preocupes, no eres el único, muchos hemos pasado por lo mismo, y es que lo que los coachs y conferencistas del tema no te dicen es que emprender es una de las cosas más difíciles y extenuantes que hay en la vida, tanto más que hacer CrossFit.
Lo importante ahora no es lo que pasó sino lo que pasará. ¿Quieres volver a las andadas? Aquí te digo cómo:

¿Cómo superar el trauma? ¡Vuélvete un emprendedor de éxito!

¡Renuncia a tu trabajo!
Seguramente muchos te darán este consejo, pero esto es exactamente lo último que tienes que hacer. Antes de llegar aquí es importante alinear tus fuerzas, y es que como el maestro Sun Tzu dijo:

Los guerreros victoriosos primero ganan y después van a la guerra, mientras que los guerreros vencidos primero van a la guerra y después buscan ganar.

 

 

¿Dónde empezar?

Lo primero que necesitas es capital de trabajo. Reúne todo el el dinero que puedas, ahorra como nunca, aunque eso signifique comer atún un mes. Esta pequeña fortuna será de vital importancia para nuestro emprendimiento, evita los préstamos y trata de cubrir todas tus deudas.

 

Quizá te interese leer: Cómo establecer objetivos y estrategias de negocio.

 

#HardWork
Aprovecha todo tiempo libre que tengas para trabajar tu idea de negocio, piensa en qué salió mal y cómo podrías mejorar lo que ya tienes. Acércate a personas que sepan del tema y que creas que podrían ayudarte. Júntate con la comunidad emprendedora de tu localidad e intercambia experiencias de éxito y fracaso. Si no existe una comunidad créala.

Valida tu idea
Un error muy común, que la mayoría de emprendedores suele cometer, es que creen que su idea es tan buena y única que las filas serán interminables para poder adquirir su producto o servicio.
#Reality Slap
La verdad es que no. Invertimos mucho tiempo en crear el producto perfecto sin antes detenernos y pensar ¿Que quiere mi mercado meta?. Averiguar esto generalmente no es tarea sencilla y requiere de mucho tiempo y esfuerzo. Por suerte para nosotros hoy existen plataformas de encuestas online que nos permiten obtener insights de valor con mínima o nula inversión y en la comodidad de nuestro escritorio u hogar.

Te recomiendo crear un prototipo mínimo viable para hacer tu evaluación del mercado. ¿Qué es esto? Pues la versión funcional de tu idea que requiera menos esfuerzo y dinero. Con los resultados que obtengas y con la marcha irás mejorando poco a poco tu producto hasta llegar a lo que podría ser una versión final.

 

Te dejo una Guía para el desarrollo de nuevos productos.

 

¿Ahora sí renuncio?
No, aún no. Es cierto que dije que al final lo harías, pero apenas estamos empezando. Ya tienes el capital, el networking y la validación de tu idea, pero aún no es suficiente. Es hora de salir al mercado, comienza a aprovechar tus tiempos libres para comercializar tu idea, si es un producto crea tiendas en línea, si es un servicio promuevelo a través de internet y redes sociales y agenda trabajos y demostraciones los fines de semana, o fuera de horas de oficina. Hacer todo esto te permitirá adquirir experiencias, comenzar a generar una cartera de clientes y a tener un poco de dinero extra.

 

Te invito a leer también: 5 miedos del emprendimiento y cómo superarlos.

 

Ahora si, renuncia.

¡Ya!, ya puedes renunciar. Pero antes de hacerlo, asegúrate que lo que haces es lo que quieres hacer, y que vivir de tu ideas es totalmente sustentable. Es importante que sepas que aunque renunciar te permite desencadenarte del escritorio, esto no significa que no vas a trabajar, es más, déjame advertirte que trabajarás como nunca.

horarios de un emprendedor

 

Sin duda esta sería la distribución ideal de tiempo para un emprendedor, pero nada más alejado de la realidad. Te levantarás desde las 7:00am y seguramente te irás a la cama a las 2:00am de lunes a domingo. Si te sientes listo para esto, entonces sí, ya es hora de renunciar.

El Plus

Ahora, hay ocasiones donde los planetas se encuentran alineados y por cosas de la buena suerte caes en un centro de trabajo que incentiva tu crecimiento y te impulsa a seguir desarrollandote. Si esto te ha pasado, entonces, por nada del mundo renuncies. Este fue mi caso, en los meses que llevo en QuestionPro he encontrado un lugar en donde cada día aprendo algo nuevo, me han enseñado el valor de trabajo duro y las recompensas que trae con el.

Te invito a que si tienes la iniciativa de emprender no desistas, prepárate para lograrlo y para tener éxito en tu negocio. Aprovecha tu tiempo para aprender cosas nuevas, para que cuando llegue el momento estés totalmente preparado.