El rol de los empleados en una estrategia de mercadotecnia

¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas la palabra “Mercadotecnia”? Cuando hago ésta pregunta, independientemente del entorno, ya sea a profesores, estudiantes, empresarios o emprendedores en la mayoría de los casos la relacionan con Ventas o Publicidad. ¿Malo? No, no es del todo incorrecto hacerlo, incorrecto es limitar el alcance de una estrategia de mercadotecnia a solo publicidad y ventas, ¿por qué? Veamos.

Vivimos en un mundo tan acelerado en el que si, nos encontramos dentro de una empresa, desayunamos, almorzamos y cenamos la frase “tenemos que vender más” y por otro lado, al salir a la calle, estamos saturados de mensajes publicitarios que lo que logran no es más que generar un ruido en nuestra mente y se olvidan del valor principal, ambos.

Las ventas tienen consigo un único fin: generar un intercambio logrando un beneficio económico, ¿y la publicidad? Hacer llegar un mensaje.  

Te invito a leer: Estrategias de marketing: El Chi-cuadrado, los Residuos Corregidos y los Mapas Perceptuales significan ventas.

La importancia de implementar una estrategia de mercadotecnia que funcione

Cuando hablamos de una estrategia de mercadotecnia usamos a la publicidad y a las ventas como herramientas para un fin, la mayor ventaja y los mejores resultados los obtenemos cuando logramos alinear ambas e integrar más medios para el mismo fin.

En éste artículo vamos a ahondar un poco más sobre la publicidad tradicional y digital, y como hoy en día estamos ignorando un elemento clave que nos ayudaría a cerrar el triángulo perfecto hacia obtener mejores resultados.

Una vez una persona como consejo personal me dijo que todo empieza desde adentro, y con el paso del tiempo he podido comprobar que en las empresas sucede igual. Hoy en día, resulta muy sencillo para cualquier empresa contratar a una agencia publicitaria y solicitarle que prepare una campaña para comunicar que son los mejores, los de mayor calidad y los que brindan la mejor atención, pero no basta con decirlo.

Muchos pasan por alto o dan por hecho que internamente no es necesario trabajar en lo que se comunica, la percepción que se tiene hoy en día es que los empleados deben enfocarse en sacar el trabajo bien, y el mercadólogo en traducirlo en beneficio del consumidor final, ¡no!, insisto, con eso no basta. Te recomiendo también: Embajadores de marca ¿Por qué tenerlos en tu empresa?

Marketing interno

En un tiempo muy competido, donde cada consumidor tiene muchas opciones para elegir satisfacer una misma necesidad salir a decir que somos los mejores, intentar convencer que somos los mejores ya no es suficiente, es momento de empezar a apostar por lo que la empresa comunica desde adentro.

Situaciones y temas tan sencillos como, cuando un cliente me solicita una factura, ¿de qué forma le doy seguimiento, cómo lo saludo, cómo garantizo que hasta ese más mínimo detalle lo haga colgar el teléfono con una sonrisa y agradecer que somos nosotros sus proveedores? Ahí, en ese punto empieza a radicar una estrategia de mercadotecnia bien fundamentada y bien implementada, empieza a radicar en el momento en el que sé lo que busco con mi empresa, en el que cada colaborador sabe cómo su función aporta a ello, en el que el área comercial sabe lo que debe comunicar y a quién se lo debe comunicar, pero también, internamente, cada colaborador sabe y reconoce su función ante la misma estrategia.

La efectividad de los resultados se alcanza en el momento preciso en el que logro una sinergia entre lo que digo, pienso y hago, así como en la vida, las empresas son un ser que comunica y a cada contacto que el consumidor tiene con ella reafirma si lo que se escuchó o pensó es real. Aquí unos consejos para escuchar al cliente y resolver sus necesidades.

¿Es sencillo, es complicado? La respuesta la tiene cada dueño de negocio, que conoce su industria, su operación y a su personal. ¿Imposible? para nada, hay casos en los que desde la primera semana las cosas pueden empezar a cambiar, otros más, tomarán varios meses para lograr el cambio y según el tamaño y costumbres del negocio puede que hasta más, pero si algo hoy les puedo garantizar es que, creer en el valor y la importancia de la publicidad interna bien alineada, es el paso que muchas empresas han pasado por alto sin darse cuenta que es un factor clave en toda estrategia; o ¿qué sentirías si hoy te dicen que tenemos a la mejor selección de fútbol, y cuando vas a verlos jugar pierden 7-0?

Primero está la visión, y luego el acompañamiento para lograrlo, todo es posible.

Gracias

¡COLABORA CON NOSOTROS!

En QuestionPro necesitamos tu talento, si quieres colaborar en nuestro blog da click aquí


Autor:
Víctor Pérez Pérez  
Fundador de C-Clave
Twitter: @Perez_Vp