¿Qué es el análisis de abandono de encuesta?

La tasa de abandono de una encuesta representa el porcentaje de los encuestados que no completaron el proceso de responder por diversas razones, tales como fallas técnicas, falta de interés, preguntas irrelevantes y un propósito de investigación poco claro. En análisis de abandono de encuesta es vital para medir el éxito de un proyecto de investigación.

Los investigadores deben llevar a cabo un análisis para identificar las razones por las que los participantes abandonaron la encuesta, con el fin de hacer mejoras en las preguntas, formato, duración de la encuesta o cualquier otro factor. 

Se espera que un investigador de mercado cree una encuesta en la que la mayoría de los encuestados permanezcan comprometidos y haya una reducción visible en la tasa de abandono de la encuesta

Hay dos parámetros que un investigador debe tener en cuenta para el análisis de abandono de encuesta:

Tasa de respuesta: Es el número de personas que enviaron sus respuestas dividido por el total de la muestra. El rango promedio es entre 10 y 15%, en el caso de la mayoría de las encuestas a clientes. 

El tamaño de la muestra puede no estar disponible en los casos en que las encuestas se realizan en toda la base de datos. Es entonces cuando los investigadores deben revisar la tasa de finalización.

Tasa de finalización: La tasa de finalización se calcula dividiendo el número de encuestados que realmente completan toda la encuesta entre el número total de encuestados que ingresan a la encuesta. Se sitúa generalmente entre el 20 y el 50%. Esta cifra depende en gran medida de factores como la voluntad de los participantes de completar la encuesta, la duración, el tipo de preguntas, etc. 

¿Por qué estos dos términos son importantes para el análisis de abandono de encuesta?

Para un investigador, analizar las razones por las que un encuestado no contestó es crucial. Muchas organizaciones se centran sólo en los índices de respuesta cuando hay un tamaño de muestra al que no se le puede dar un número. Sin embargo, en situaciones en las que la encuesta se lleva a cabo con una muestra casi innumerable, la tasa de finalización juega un papel clave. 

Por ejemplo, un estudio de mercado tiene una tasa de finalización del 60%, es decir, el 40% no completó la encuesta. Digamos que el 15% de ellos no estaban interesados por razones que solo ellos conocen mejor. Por lo tanto, un investigador se queda con el 25% que optó por el abandono de la encuesta después de responder parcialmente. Este porcentaje mágico – 25% es lo que importa cuando se requieren detalles sobre un tema de investigación.

El análisis de abandono de una encuesta ayudará al investigador a tener un estudio detallado de la etapa en la que los encuestados abandonaron la encuesta, las preguntas que lo llevaron a abandonarla, la división porcentual de las tasas de abandono en cada pregunta, etc.

Te recomiendo leer: Encuestas sin responder ¿Qué hacer con ellas?

¿Para qué hacer un análisis de abandono de encuesta?

Es importante que los investigadores creen encuestas efectivas que tengan menores tasas de deserción. Analizar la tasa de abandono de la encuesta proporciona información sobre factores  como qué preguntas fueron las que causaron que un mayor número de personas no continuaran o cuántas se fueron poco después de comenzar.

El flujo de preguntas puede decidirse a partir de los resultados obtenidos en el análisis de abandono de encuesta. Es posible que muchos de los participantes se encuentren con preguntas poco interesantes desde el principio. 

La recolección de datos se vuelve más fácil si la tasa de abandono de una encuesta se analiza constantemente después de cada proyecto.

La participación de los encuestados es clave, por lo que el análisis de las tasas de deserción puede ayudar a crear una encuesta que aumente su participación.

5 consejos para mejorar las tasas de abandono de una encuesta

1.Añade preguntas importantes al principio de la encuesta: El orden de las preguntas puede ser factor para reducir las tasas de deserción, ya que la inclusión de algunas preguntas importantes al comienzo de la encuesta puede conducir a una mayor participación.

Además, implementa la lógica de exclusión en caso de que haya demasiadas preguntas que cubrir en la encuesta para que, de acuerdo con las opciones elegidas, los encuestados contesten solo ciertas preguntas o las preguntas necesarias para tu investigación.

Conoce más del uso de lógicas para encuestas.

2.Tipo de preguntas: El investigador debe prestar mucha atención al tipo de preguntas que incluye en la encuesta. Evita hacer preguntas abiertas, ya que tardan más tiempo en responderlas. 

3.Recompensas: A todo el mundo le encantan las recompensas. Los investigadores confían en la habilidad de ofrecerlas para incitar a los encuestados a completar la encuesta.

4.Restringir la duración de la encuesta: La relación entre una serie de preguntas y el tiempo necesario para completarlas no siempre es directamente proporcional. El tipo de pregunta determinará el tiempo que se tardará el encuestado en completar la encuesta. Un investigador debe tener esto en cuenta al diseñarla.

5.Enviar emails con recordatorios: Este consejo depende en gran medida de la audiencia objetivo. Los investigadores pueden enviar por correo electrónico algunos recordatorios, ya que en la mayoría de los casos no les molestará y puede ser eficaz para garantizar que los encuestados se tomen el tiempo necesario para completar la encuesta.

Aquí los pasos para realizar un recordatorio de encuesta.

El análisis de abandono de encuesta es necesario para continuar con el proceso de investigación. Las preguntas formuladas de forma correcta ayudarán a que el índice de deserción sea menor. 

Si quieres conocer cómo hacer uno del software para encuestas QuestionPro, solicita una demostración con alguno de nuestros asesores y sácale ventaja a esta poderosa herramienta de recolección de datos.