Encuestas sin responder ¿Qué hacer con ellas?

La falta de respuestas es una de las preocupaciones a la hora de hacer encuestas. Por lo que hoy queremos darte algunas recomendaciones para que evites las encuestas sin responder y obtengas la retroalimentación que necesitas.

Las encuestas sin responder son aquellas que no son contestadas por los encuestados, lo cual ocasiona una tasa de respuesta menos y un posible sesgo por falta de respuestas.

El sesgo por falta de respuestas sucede cuando una encuesta no refleja con precisión su objetivo (básicamente porque las personas no responden). Imagínate que tu encuesta está preparada para hacérsela a 100 empleados y únicamente 50 responden. Al principio podrás decir, “50 no esta mal” pero la verdad es que si influye mucho.

Imagínate que esos 50 que respondieron la encuesta para empleados son los que están felices pero los otros 50 no, jamás lo sabrás. Los resultados de tu encuesta no reflejarán con exactitud a todos tus trabajadores.

cómo evitar encuestas sin responder

Cómo evitar las encuestas sin responder

Para evitar esto debes pensar en una tasa de respuesta de encuestas del 100%. Aunque claro, siempre debes tener cuidado de cómo lograrás evitar este sesgo.

La falta de respuestas no siempre tienen un efecto negativo en el resultado de una encuesta. Un 70% es considerado como una buena tasa de respuestas. Hay una serie de razones por las que pueden tener encuestas sin responder, por ejemplo:

  • Las personas no estaban al tanto de la encuesta debido a falta de comunicación o fallas en la comunicación.
  • Las personas no tienen el conocimiento o las herramientas para completar la encuesta.
  • Los encuestados están conscientes y son capaces pero no están motivadas o simplemente no desean responder la encuesta. Te recomiendo leer: ¿Cómo incentivar a contestar encuestas?

Cada uno de estos puede abordarse de manera específica por supuesto. Al pensar en el sesgo de la falta de respuestas, por ejemplo, un análisis básico te podría ayudar a ver si hay grupos específicos que están sobre representados en la encuesta, o si las personas dejan la encuesta por la cantidad de preguntas, etc.

Niveles de encuestas sin responder

Hay muchos tipos de falta de respuesta en una encuesta, entre ellos:

  • Cuando la pregunta no se ha visto debido a que la persona no ha llegado a ese punto en la encuesta (aún).
  • Cuando la pregunta no se presento. Se omitió mediante el flujo de encuesta / lógica de omisión.
  • Cuando se mostró la pregunta, pero no recibió respuesta del participante.
  • Respuesta nula: se mostró la pregunta y se obtuvo una respuesta no aceptable o vacía/nula.
  • El participante hizo clic en la opción de “sin respuesta” o “no aplica”.

 

Te invito también a leer: Cómo hacer una encuesta para obtener respuestas de calidad.

 

Efectos negativos de las preguntas “sin respuesta” o “no aplica”

Muchas de las encuestas sin responder se deben a la utilización de preguntas con opciones de respuestas como “no aplica” o “sin respuesta”. Desafortunadamente este es un mal hábito de las personas que no quieren o no les interesa dar una retroalimentación certera o más completa.

Hay ocasiones en los que las encuestas de “no aplica” o “no corresponde” se incluyen en los cálculos de respuesta. Lo importante es que en tu informe de encuesta cubras todas las opciones que requieras.

La falta de opinión también debe ser un elemento a considerar  en el diseño de la encuesta. La realidad es que si obligamos a una persona a elegir una respuesta, lo que estamos haciendo es agregar ruido a los resultados y no estamos obteniendo en realidad las respuestas correctas.

Del mismo modo, un rechazo a una respuesta a menudo puede ser una señal sobre actitudes, o simplemente puede indicar una pregunta mal formulada. Recuerda que las preguntas deben ser fáciles de entender. Una pregunta confusa puede hacer que una persona abandone la encuesta.

Para que no tengas encuestas sin responder, las preguntas también deben ser claras y concisas. Aquí algunos consejos para escribir preguntas para encuestas.

Las encuestas sin responder pueden convertirse en una oportunidad más que un problema. Te ayudan a comprender más acerca de tus encuestados (que si lo piensas, es la razón por la que estás haciendo la encuesta) y también te pueden ayudar a señalar problemas con el diseño de la encuesta.

Recomendaciones para no tener encuestas sin responder

  • Ofrece encuestas anónimas. Es más probable que muchos encuestados digan lo que realmente piensan, o simplemente se sientan más animados a completar la encuesta si pueden responder de forma anónima. Si esta es una opción que funciona para las necesidades de tu empresa hay que considerarla.
  • Verifica el flujo de tu encuesta. ¿Las preguntas están en un orden que tiene sentido? Ten en mente que en definitiva, una encuesta con un buen flujo es una buena encuesta.
  • Envía el número correcto de encuestas. Enviar demasiadas encuestas puede hacer que te queden encuestas sin responder, ya que tus participantes se pueden sentir abrumados y fatigados. ¿Cuál es la cantidad ideal de preguntas para una encuesta? Experimenta al momento de enviar tus encuestas para que encuentres la cantidad correcta sin hacer que tus participantes potenciales perciban que son muchas.
  • Enfoca las preguntas en las preferencias de los participantes. Asegúrate de que las personas sientan que la encuesta está enfocada en ellos y en sus necesidades. Esto hará que tus participantes se sientan valorados y como resultado, te ayudarán a completar la encuesta.
  • Utiliza preguntas divertidas e interactivas. En general, una encuesta que parece un juego tiene muchas más probabilidades de obtener respuestas. Deslizadores divertidos, opciones interactivas para hacer clic y gráficos o hasta un GIF pueden hacer que el proceso de respuesta sea más atractivo para los participantes y no tengas encuestas sin responder.
  • Ofrece a tus clientes algún tipo de recompensa por completar la encuesta. Los incentivos de encuestas son una excelente manera de relacionarse con los clientes y mostrarles su aprecio por tomarse el tiempo de responder tu encuesta. Ofrecer con anterioridad algún tipo de descuento o regalo puede ayudarte a que tu encuesta no se quede en blanco. Te recomiendo también leer: Encuestas pagadas ¿Es ético ofrecer incentivos?
  • Envía encuestas después de que el participante potencial tenga una experiencia con tu empresa. Los encuestados tendrán una mejor idea del contexto de tu encuesta y posiblemente tendrán mucho más que decir. Si envías una encuesta sin que una persona haya interactuado con tu empresa es probable que tengas encuestas sin responder.
  • Muestra en la encuesta una barra de progreso. Las personas suelen sentirse frustradas y pueden llegar a abandonar con mayor frecuencia encuestas en las que no saben cuánto les falta para terminar. Considera utilizar una marca de progreso que pueda indicarle a los participantes cuántas preguntas le quedan por contestar.
  • Asegúrate de que tu encuesta pueda ser contestada en cualquier dispositivo móvil. Al hacer encuestas móviles tu participantes podrán responder tu encuesta sin importar donde se encuentren.
  • Promueve tu encuesta a través de las redes sociales. Algo que puede ayudarte a que tus encuestas no se queden sin responder y por consiguiente a aumentar tu tasa de respuestas es compartir y promover tus encuestas en las redes sociales. No tengas miedo de alentar a través de Twitter y Facebook a tus clientes a que respondan tus encuestas.

No olvides agradecer a tus participantes por el tiempo que se tomaron para darte su retroalimentación y no dejar encuestas sin responder. Si necesitas una herramienta para crear tu próxima encuesta, recuerda que en QuestionPro estamos para apoyarte.

Conoce alguna de nuestras funciones como la de recordatorio de encuesta para que nadie se quede sin contestar y obtengas los insights que necesitas. Pregunta con nuestros asesores en línea sobre esta y otras funciones para la programación correcta de tu próxima encuesta.