5 consejos para que el crecimiento de tu negocio no te traiga dolores de cabeza

Ya sea en deportes o en los negocios, sabemos que los mejores triunfadores son aquellos que no dejan que los desafíos los contengan. Lo que separa a los exitosos de los mediocres es su persistencia en la superación de las luchas. ¿Qué sucede entonces cuando has logrado el crecimiento de tu negocio?

“Es difícil vencer a una persona que nunca se rinde”.

Babe Ruth

Si sientes dolores de cabeza durante el proceso de crecimiento de tu pequeña empresa, usa estos consejos para ayudar a superar la incomodidad y llegar a una nueva etapa.

Cómo seguir avanzando en el crecimiento de tu negocio

1. Reestructurar los procesos a medida que crece

A medida que crece, sus políticas, procesos y procedimientos originales a menudo se vuelven obsoletos porque la estructura de su equipo cambia.

Así que tenemos que adaptarnos, ¿verdad?

Es tentador escatimar en actualizar las políticas y capacitar a tu equipo en nuevos procesos, pero descubrirás que hace que tu negocio sea mucho más viable. Sin sistemas efectivos, verás una disminución en la calidad y un aumento en el número de clientes insatisfechos, lo que traerá serias consecuencias al crecimiento de tu negocio.

El control de calidad es primordial para el éxito de tu empresa. Sin su producto o servicio midiéndose, tu negocio no tiene ninguna posibilidad.

Conoce de la importancia de la investigación de marketing para tu negocio.

Los sistemas ineficaces también dejan a los empleados frustrados. En lugar de prosperar en el lugar de trabajo, pueden verse afectados por procedimientos o políticas innecesarias.

Los sistemas eficaces funcionan en beneficio de todos. Ayudan a los empleados a hacer mejor su trabajo, sin obstaculizar la productividad. La gente está más satisfecha con su labor, lo que los motiva a dar lo mejor de sí mismos.

Cuando mantienes contentos a tus clientes con un producto de alta calidad y tus empleados prosperan, tu negocio se mantiene saludable y sigue creciendo.

2. Mantén a los empleados dentro del bucle

Como el crecimiento rápido a menudo crea un caos organizado, es importante mantener a tus empleados actualizados. Cuando sepan qué está pasando con la empresa, comprenderán los motivos del cambio.

Una vez más, quieres trabajadores satisfechos dispuestos a respaldar los cambios organizativos por el bien del panorama general. Pero no pueden ver el panorama completo si no se lo muestran. Y no siempre apoyarán esos nuevos procesos sin ver una razón del porque deben cambiar para el crecimiento de tu negocio.

Crea una cultura de honestidad. Luego, a medida que los cambios suceden tan rápidamente, mantén a tu equipo informado y con ese panorama general al frente.

Descubra porque la cultura laboral puede definir el éxito de una organización.

 

3. Delegue

Al comienzo de una pequeña empresa, tu eres el negocio. Realiza las tareas importantes y proporciona la energía, dirección y el capital. Pero a medida que el crecimiento de tu negocio se da, tienes que contratar a otros, generalmente personas con un conjunto de habilidades diferente al tuyo.

Las empresas en crecimiento exigen más de lo que puedes estar dispuesto a ofrecer. Así que complementa tus áreas de fortaleza con otras personas jugando a sus puntos fuertes.

La delegación no se detiene contigo. También debes distribuir las responsabilidades de los empleados. Cuando una empresa comienza, algunas personas asumen todas las responsabilidades. A medida que haya un crecimiento de tu negocio, los roles deben cambiar cuando los nuevos empleados entran a bordo.

Para facilitar esa transición, elige trabajos claros y escribe descripciones de trabajo completas para que cada empleado sepa exactamente qué se espera de ellos. La delegación también es mucho más fácil cuando has documentado las entradas y salidas de tu negocio con sistemas y procesos.

4. Mantenerse al día con el mercado

Ya sea que estés en bienes raíces u otro negocio, las condiciones del mercado cambian rápidamente. Estás encontrando el éxito debido a tu visión del mercado.

Cuando te mantienes actualizado con los cambios, mantienes a tu negocio relevante. Formula preguntas mientras buscas entender a tus consumidores objetivos. No supongas que sabe lo que quieren tus clientes. Investiga lo que quieren.

Luego investiga un poco más.

Aquí algunos consejos para ejecutar una pequeña empresa con éxito.

 

5. Desarrolla un plan de marketing

A medida que estableces metas para el lugar donde deseas que esté tu organización en cinco años, no olvides las diferentes vías que necesitas para llegar allí. Un plan de marketing es vital para hacer crecer a tu pequeña empresa y convertirla en una organización estable.

Es fácil posponer el desarrollo de un plan de marketing en el intento de hacer que tu negocio sobreviva. El problema es que es difícil superar esa etapa de supervivencia sin uno.

A medida que desarrollas conocimiento de la marca, reduces el enfoque del consumidor, mantienes alineados los objetivos de marketing con tu plan de negocio y estableces plazos para esos objetivos, tu negocio empieza a encontrar su propio ritmo de crecimiento. Luego, conforme se vuelva más estable, verás desarrollar un patrón de éxito más sólido.

A pesar de todo, no pierda el espíritu emprendedor que te ha llevado al crecimiento de tu negocio. Es lo que le hizo despegar. Nadie que haya comenzado un negocio alegará que fue fácil. De hecho, todos atribuyen el éxito al trabajo duro y a los innumerables desafíos que se les presentan. A medida que superes esos desafíos, comenzarás a sentir que los dolores de cabeza por el crecimiento se van aliviando.


Adriana GonzalezSobre la autora:

Nana González es Ejecutiva Senior en Mercadeo bilingüe, con más de 10 años de experiencia en el área de mercadeo, publicidad, promociones, RR.PP. Actualmente es Socia y Directora de Marketing y Ventas de Magenta IG.

Datos de contacto:
Twitter: @magentaig
Mail: nana@magentaig.com
LinkedIn: Nana González