Por qué la cultura laboral puede definir el éxito de una organización

Cualquier organización que ha disfrutado del éxito constante ¡ha invertido en sus empleados y en la cultura laboral!

Sin duda un negocio es tan bueno como sus clientes, y el éxito de los clientes se da cuando existe compromiso por parte de los empleados. Pero existen diversos factores que debemos de tomar en cuenta para lograrlo. Un ambiente de trabajo positivo es el inicio de grandes resultados.

La cultura laboral da lugar hoy a un nuevo tipo de rendimiento dentro de las empresas. La cultura se trata de lo que se valora profundamente en el sistema y, por lo que es importante asegurarse que, lo que se valore esté relacionado con lo que impulsa el éxito de la empresa.

“Tus empleados son tu mejor activo” y, la mayoría de las veces, se sienten como un engranaje en un sistema, cumpliendo sus horas.

Características de la cultura laboral

Las características más importantes de la cultura laboral son:

  • El reconocimiento laboral: Los jefes son como los padres en los lugares de trabajo. Suena demasiado dramático al principio, pero piensa en ello y se hará más que evidente. ¿A quién se dirige un empleado para preguntar algo? A un buen jefe. ¿A quién se dirige un empleado cuando necesita recibir apoyo? Una vez más, a un jefe. ¿A quién intenta impresionar un empleado con su arduo trabajo y dedicación? ¡Ya sabes la respuesta!

    Cuando los gerentes y supervisores no notan este hecho, es cuando el compromiso de los trabajadores se viene abajo. Es en este momento cuando existe mayor insatisfacción de parte de los empleados, se sienten ignorados y no reconocidos,  esto comúnmente lleva a que los empleados se sientan desmotivados al momento de hacer su trabajo. Junto con la motivación, cae igualmente la satisfacción de los clientes,  y como consecuencia, se obtienen menos leads y menos ventas. Una mala cultura en tu lugar de trabajo puede ser factor para desbaratar a tu organización desde dentro.
  • Ganar desde adentro: Si mantienes a tus empleados motivados en su trabajo puedes cambiar todo (de manera positiva). Puedes ganar dentro de tu organización, e incluso puedes hacerlo sin gastar un centavo.

Los clientes no dependen del jefe o del CEO de un negocio,  dependen de que los empleados ofrezcan un excelente servicio. Ellos son con los que están en constante contacto. Así que empieza a trabajar en crear una excelente cultura laboral y define el éxito de tu organización.

Empleados felices y comprometidos para mejorar tu cultura laboral

Muchos de nosotros envidiamos la increíble cultura organizacional de empresas como Google y Netflix, pero nos estamos olvidando de un punto importante. La cultura no se trata de ser genial o de tener empleados felices. Se trata de reforzar lo que impulsa el éxito de la empresa y, posteriormente, ser capaz de adoptar la cultura (a veces un proceso a la vez) a medida que cambian los mercados y la dinámica interna.

Entre más felices estén tus empleados en su trabajo, mejores embajadores serán fuera de tu oficina cuando hablen sobre el lugar donde laboran. Por lo tanto, medir el compromiso de los empleados es muy importante.

Esto puede ser demasiado simple, pero cuando se trata de un cambio de cultura laboral, la mayoría de las personas se ven a sí mismas en uno de dos bandos: los planificadores o los experimentadores.

Los planificadores quieren saber hacia dónde se dirigen antes de comenzar a moverse. Se enfocan en objetivos, prioridades y contingencias.

Los experimentadores, por otro lado, pueden sentirse atados o limitados por el plan. Quieren probar cosas y aprender haciéndolo y son más felices simplemente “dejándose llevar”.

Como te puedes imaginar, estos dos bandos adoptan enfoques claramente diferentes para el cambio de cultura laboral. ¿Qué enfoque deberías adoptar? Sinceramente, es tu decisión. Ninguno de los dos enfoques tiene el monopolio de la forma más efectiva para hacer cambios organizacionales. Pero debes elegir cuidadosamente tu enfoque. Piensa en tu cultura y liderazgo existente, por ejemplo. Es muy posible que un enfoque sea más compatible que el otro.

Te comparto 20 Consejos para mejorar el compromiso laboral de tus empleados.


El compromiso de los empleados y la cultura: Encuentra la evaluación correcta

El primer paso es evaluar la cultura laboral. Pueden haber evaluaciones que funcionen mejor para ti. El cambio cultural es complejo, y cada organización es única, así que no esperes encontrar ninguna ciencia válida que “pruebe” que una evaluación es mejor que las otras.

Por lo tanto, investiga un poco para encontrar una que consideres que será la mejor para ti. Estos son algunos aspectos que deberían de estar presentes en una encuesta de clima laboral.

Todas las evaluaciones te dirigen hacia una dirección. Están pensadas en lo que importan y por qué.

Asegúrate de sentirte cómodo con tu evaluación. Tendrás que decidir si ese marco funcionará o no para tu organización. Trata de no comparar tu cultura con la de otras organizaciones “sobresalientes”. Solo porque haya funcionado para ellos, no significa que vaya a funcionar para ti.

La evaluación te puede indicar una dirección, pero no debería decirte específicamente qué hacer. Busca un equilibrio en la forma en que la evaluación describa tu cultura, en lugar de decirte cómo crees que debería ser.

El compromiso de los empleados: Planeación e implementación

Una vez que tengas los resultados de la evaluación, estarás listo para planificar e implementar algún cambio. La evaluación debería haberte ayudado a clarificar lo que realmente se valora (en función a lo que impulsa el éxito) y con suerte, ahora también tienes cierta claridad sobre el estado actual y deseado de tu cultura laboral.

Quizá te interese leer: ¿Cómo solucionar los problemas de clima organizacional de una empresa?


No te preocupes si esas dos imágenes no están 100% completas. Puedes esclarecer las lagunas a medida que avanzas. Pero debes tener suficiente claridad para comenzar el trabajo cultural, el cual incluirá estas áreas:

Compromiso de los empleados: Procesos

Aunque parezca aburrido, deberías empezar con el cambio de procesos. Generalmente existen algunos que podrían tener un impacto notable y significativo en la cultura, y necesitas esos triunfos rápidos para generar cierto momentum.

Compromiso de los empleados: Mentalidad

El “estado actual” de tu cultura está arraigado en la mentalidad individual de tu gente y el enfoque de cómo se hace el trabajo y qué es valorado. El cambio cultural implicará transformar activamente esos enfoques, particularmente entre los líderes, gerentes e individuos de estatus elevado.

Compromiso de los empleados y cultura: Lenguaje

Necesitarán un nuevo lenguaje, un nuevo código en cierto sentido, que mantenga el cambio cultural en la mente de tus empleados, para que puedan hacerlo realidad diariamente.

Compromiso de los empleados: Comportamiento

Tal vez este es un subconjunto de todo lo anterior, pero nada cambia a menos que el comportamiento cambie. Identifica los nuevos comportamientos y trabaja con ello.

No lo olvides, el objetivo de medir y modificar tu cultura laboral es impulsar el éxito de la empresa. A medida que avances con los planes de acción diseñados para cambiar la cultura, asegúrate de tener una idea clara de cómo medirás el progreso.

Obtén más información sobre cómo mejorar el compromiso de los empleados a través de una encuesta.

 

Crea tu primera encuesta online completamente gratis