Convierte tu empresa en el mejor lugar para trabajar

Cualquiera que haya estado en el área de Recursos Humanos por mucho tiempo, sabe que la cultura laboral no es una idea nueva. De hecho, es algo de lo que hemos hablado literalmente por décadas. Ponemos a algunas organizaciones en un pedestal y las alabamos por ser “el mejor lugar para trabajar”, pero en su mayor parte, la cultura ha sido un concepto difícil para muchos.

Es hora de acabar con esto y comenzar a pensar en la cultura laboral como algo más tangible y medible. De esta manera, se podrá entender que es única para cada organización, se puede tener una similar, pero no hay dos empresas que puedan coincidir aquí.

Si quieres que tu empresa sea el mejor lugar para trabajar, debes poner en práctica y de forma correcta la cultura. Para ser conocido como un empleador que atrae a los mejores talentos y atrae a los mejores empleados, tendrás que invertir tiempo, energía, dinero y poner mucha atención.

Te recomiendo leer sobre los beneficios de la comunicación interna para la cultura empresarial.


Consejos para que tu empresa sea el mejor lugar para trabajar

Aquí hay tres consejos que debes tener en cuenta cuando empieces a medir y entender la cultura de tu organización y realmente te conviertas en el mejor lugar para trabajar para tus empleados.

1. La cultura no es una receta, es una metodología

Supongamos que tu empresa ya se encuentra en una lista de “el mejor lugar para trabajar”. Sin duda, esto genera mucho orgullo y palmaditas en la espalda, quizás otros líderes de negocios te envidien.

El problema de compararte con otra cultura es que simplemente no funciona. Los factores clave que impulsan el éxito de tu organización pueden no ser los mismos para otras y viceversa. Entonces, ¿por qué comparar?  Deja de preocuparte por lo que está pasando a tu alrededor en el mercado y empieza a mirar hacia adentro. Una cultura exitosa no puede ser copiada, necesita ser construida.

Tal vez te interese leer qué se necesita para crear una excelente cultura empresarial.


2. La cultura impulsa la experiencia del cliente

La experiencia del empleado impulsa la experiencia del cliente. Empleados satisfechos significa clientes satisfechos. ¿No me crees? Piensa en Walt Disney World. No se trata sólo de entradas para un parque temático, sino de vender toda una experiencia. Los paseos no cambian mucho año con año, pero es la cultura de la imaginación lo que nos hace regresar. Y todo esto comienza con la cultura organizacional.

Puede interesarte leer sobre cómo los empleados comprometidos pueden aumentar los ingresos en tu negocio.


3. Valores vs. Valorados

Muchas organizaciones hablan de valores, pero lo que realmente impulsa la cultura de la organización es lo que valoran. Los valores sólo son poderosos si son valorados por las personas interna y externamente.

Por ejemplo, si tienes comida gratis los viernes o una nevera llena de cerveza, eso representa el valor de la organización, pero eso no es lo que realmente impulsa a los empleados.

Te recomiendo leer sobre la importancia de la motivación  para construir talentos en tu empresa.


Sólo cuando hayas resuelto el rompecabezas de la cultura de tu empresa, se podrá convertir en el mejor lugar para trabajar. ¡Empieza hoy mismo!