Preguntas de evaluación ¿Para qué hacerlas?

La retroalimentación, muchas veces es aquello que no nos gusta escuchar, pero que es muy necesario para progresar. Sin duda alguna, muchas veces es una perspectiva diferente a la nuestra, nos hace detectar mejoras a nuestros procesos o productos. Por lo general, el feedback puede ser espontáneo, con un comentario positivo o negativo lanzado al aire o a través de un proceso de preguntas de evaluación, que es un proceso más detallado y tiene como objetivo analizar profundamente una situación, una persona o una organización, entre otras cosas.

Hay una frase muy reconfortante de Ken Blanchard, escritor y experto en liderazgo y administración estadounidense, que siempre es bueno escuchar cuando de retroalimentación del cliente se trata:

Quote Blanchard

La evaluación suele ser un proceso que debemos pensar detenidamente, debido a que queremos encontrar puntos débiles que hay que mejorar. Es por eso que en este artículo, te presentamos algunas preguntas que te ayudarán en las evaluaciones para tu organización.

¿Cuándo llevar a cabo preguntas de evaluación?

Bueno todo depende de la situación, ya que estas pueden venir de alguien externo a la organización, ya sean clientes o no, son puntos de vista distintos que son el pulso de nuestra organización ya que nos dictan si debemos de hacer algún cambio drástico o si debemos reforzar algún área en especial.

Por otra parte estas preguntas de evaluación también pueden ser internas ¿A qué se refiere esto? Es muy simple, las preguntas de evaluación internas pueden ser preguntas planteadas por uno mismo para hacer introspección o en el caso de una organización nos pueden ser útiles para entender qué es lo que está sucediendo con nuestro personal o también para escuchar las voces de las personas que día a día impulsan la organización desde diferentes trincheras y pueden tener puntos de valor muy importantes para mejorar la efectividad de nuestra organización, por ejemplo a través de una evaluación de empleados.

Preguntas de evaluación para examinar una organización:

  1. ¿Cuántos productos tiene la organización?
  2. ¿La empresa cuenta con un producto estrella?
  3. ¿Cual es el valor agregado de tus productos?
  4. ¿Estás satisfaciendo los deseos de tus consumidores?
  5. ¿Todos tus productos son individualmente rentables?
  6. ¿Cuentas con algún programa de mejora de tus productos?
  7. ¿Cuentas con un canal para escuchar la voz de tus clientes?
  8. ¿Quienes son tus competidores directos?
  9. ¿En dónde te sitúas con respecto a tus competidores?
  10. ¿Estan comodos y son felices los colaboradores de tu organización?

Un verdadero cuestionario para sentir el pulso real de la empresa debe tener aproximadamente entre 20 y 40 preguntas, depende mucho del tamaño y del tipo de empresa, pero estas 10 preguntas te pueden dar una pauta ya que considero son de las más importantes a la hora de hacer introspección.

Ventajas de las preguntas de evaluación

  • Permite conocer el resultado profundo y real de algo en especifico.
  • Es una herramienta que puedes utilizar en cualquier momento.
  • Es aplicable a nivel personal y a nivel organizacional.
  • Permite encontrar puntos de mejora no detectados

Concluyendo, las preguntas de evaluación son preguntas que en realidad muchas veces nos planteamos día a día y son de gran utilidad, por ejemplo para hacer una evaluación del desempeño de empleados.  

Si sabemos hacernos las preguntas correctas podemos resolver muchos de nuestros problemas o muchas veces mejorar algo. Hacer preguntas de evaluación es una herramienta perfecta si lo que deseamos es buscar es el mejoramiento continuo.