Consumidor responsable. Conoce los términos buycott y boycott

Un consumidor responsable es aquel que analiza si los productos cumplen los estándares establecidos por el gobierno o las empresas, se realizan de forma ética y no dañan el medio ambiente. A partir de estos factores, justifica la decisión de adquirir un producto, “buycott”, o decide no hacerlo “boycott”.

¿Cómo surge el término boycott? Charles Boycott era administrador de unas tierras en Irlanda en una época muy difícil para el país. En 1880, las cosechas se echaron a perder y los agricultores le pidieron que bajara los arriendos, pero se negó. Así que surgió una manifestación pacífica en donde se negaron a cosechar y convencieron a los negocios locales de darles su apoyo, hasta que Boycott se fue a Inglaterra. Posteriormente, el periódico The Times utilizó su apellido para hablar de una ingeniosa forma de presión sobre una empresa o persona evitando tener una relación comercial con ella, fue así que surgió el término “boycott”.

Te recomiendo leer sobre cómo obtener la confianza del cliente

Características del buycott y boycott

  • El buycott es una muestra de apoyo a una compañía comprando sus productos o adquiriendo sus servicios. Generalmente, se realiza para beneficiar a los negocios pequeños o el comercio responsable, es decir, que respetan los valores y mantiene una ética hacia los procesos de producción justos.
  • Es más común que un consumidor responsable piense que es mejor apoyar a una marca que boicotear a otras.
  • Los buycotts son jóvenes muy activos y que pertenecen a generaciones como Millennials o Generación Z.
  • Con el buycott se espera que las empresas promuevan la figura del consumidor responsable.
  • Un consumidor responsable apoya campañas como: protección animal y al medioambiente, derechos civiles y humanos, responsabilidad social, etc.  
  • El boycott consiste en no adquirir un producto o utilizar un servicio como forma de protesta a una marca o empresa debido a que presentan actos contrarios a la ética y moral.
  • El boycott se lleva a cabo para corregir acciones que una empresa realiza y no se consideran correctas.
  • El boycott es una práctica completamente legal. A veces, se realiza con el fin de avergonzar a la empresa y no afectarla económicamente.
  • Actualmente, es más fácil boycottear una empresa gracias al uso de las redes sociales.

Te recomiendo leer: Redes sociales, marca personal y organizacional en el nuevo escenario digital.

La importancia de ser consumidor responsable

El objetivo del buycott es que los consumidores decidan hacer compras conscientes, que se informen sobre la elaboración y confección de los productos y servicios que adquieren. Si las grandes empresas comienzan a tomar en cuenta estas medidas, se conseguirán grandes beneficios para el medioambiente y la sociedad.

Para que todo esto sea posible, es necesario considerar los siguientes factores:

  • Efecto al ambiente: Qué efecto produce la elaboración de estos productos con el medioambiente, desde su producción hasta la distribución.
  • Huella social: Que las políticas empresariales estén bien definidas: pago de sueldo, respeto a los derechos de los empleados y el fomento de las buenas prácticas.
  • Calidad: Los productos o servicios que ofrece una empresa deben de ser de calidad. Esto quiere decir que sus componentes sean buenos y que el proceso de producción sea óptimo.

Te invito a que leas: Responsabilidad Social: Pieza clave en la estrategia de la empresa del futuro.

 
El buycott es más profundo que hacer algo porque está de moda, son valores y conductas que dan paso a nuevas ideas y pensamientos. El consumo responsable es vital y la sociedad juega un papel importante al saber que hay detrás de los productos que consume y entender que su decisión es poderosa, ya que las empresas tiene el trabajo de adoptar buenas prácticas para mantener a los consumidores satisfechos.

¿Sabes qué opinan tus clientes de tus productos o servicios? Realiza una encuesta de satisfacción y averígualo. ¡No te arrepentirás!