10 consejos para probar y evaluar un producto

¿Estás por lanzar un nuevo producto al mercado? Sabemos que el diseño y lanzamiento no es tarea fácil, requiere confianza y arriesgarse a empujar una idea, por ello es importante que los equipos de planificación y diseño de productor se decidan a evaluar un producto para tomar las decisiones basándose en ciertas prioridades.

Y es que si realizamos una pequeña investigación antes de presentar un producto al mercado podemos evitar un sinfín de problemas, toma en cuenta las recomendaciones que hoy te compartimos y logra un exitoso lanzamiento.

Beneficios de evaluar un producto

Los principales beneficios de las pruebas tempranas en la etapa de desarrollo de un producto son:

  • Evitar la inversión de conceptos pobres
  • Retención de grandes conceptos que puedan ser ignorados internamente

Si un equipo de planificación y desarrollo no realizan las investigaciones necesarias para saber si un producto va a ser aceptado o no por los consumidores, no tendrán los resultados esperados a la hora de su lanzamiento.

Te invito a leer: La importancia del contexto en una prueba de producto.


El desarrollo de productos es mucho más fácil cuando el cliente y la audiencia potencial del mercado están involucrados en el proceso. Con una profunda comprensión de las necesidades y expectativas de los consumidores en la etapa de concepto, el trabajo por hacer se puede planear de mejor manera para alcanzar el éxito.

Por ello es necesario tomar decisiones inteligentes con data en mano, centrados en las necesidades del cliente para tomar acciones inteligentes para el negocio.

Cosas que sí se debes hacer al evaluar un producto

  1.  Realiza nuevas pruebas con tus clientes

Tus clientes leales son una extensión de tu marca. Estos pueden detectar con facilidad una característica en el producto que los expertos pueden estar ignorando. Ver a través de los ojos de tus compradores te ayudará a tener más victorias en el mercado.

Te invito a leer: Impulsa la innovación a través de una comunidad online.

 

  1.   Prueba conceptos novedosos con el apoyo de expertos

Además de trabajar con tus clientes potenciales, se recomienda probar las innovaciones con expertos del sector, esto te dará la otra cara de la moneda y podrás hacer un análisis comparativo del punto de vista de los dos sectores.

  1.   Crear un conjunto de atributos a cumplir

Antes de que comiences a evaluar un producto es importante tener una lista de atributos claramente definidos, los cuales deben de representar el éxito para la marca.  El objetivo de la prueba es identificar qué conceptos cumplen estos atributos y en qué grado. Muchos atributos son universales, por ejemplo, el grado de singularidad, utilidad e intención de compra. El desarrollo de una lista te ayudará en su momento a comparar los resultados de las nuevas pruebas de concepto con las de las pruebas anteriores.

Checa esta Guía para el desarrollo de nuevos productos.

 

  1. Formula una lista de los elementos que necesitas conocer

Ten claro el objetivo de tu investigación. Si harás encuestas online para recopilar la data que necesitas, checa bien las preguntas que realizarás y tus opciones de respuesta. Asegúrate de que tus palabras representen los posibles sentimientos de tus clientes potenciales y que los parámetros de respuesta hagan una distinción entre los conceptos buenos de los malos.

  1.   Evalúa el diseño de tu encuesta

Si todos tus conceptos tienen una puntuación muy similar en algunas o muchas de las preguntas entonces estás estudiando a la audiencia equivocada o has utilizado un conjunto incorrecto de atributos o elementos de estudio. No olvides siempre evaluar la efectividad y el diseño de tu cuestionario.

Te comparto 7 puntos a considerar para el diseño de encuestas.


Recomendaciones al evaluar un producto

  1. No descartes ideas

Innovar no es tarea fácil. Considera todas las ideas y resiste el impulso de evaluar y descartar alguna demasiado rápido. No te dejes llevar por los conceptos que presentan desafíos internos, todavía necesitas saber lo que tus clientes piensan de estos conceptos. Concentra tu energía en encontrar la solución de problemas relevantes y escucha a tus clientes.

     7.- No rechaces un concepto porque sea difícil de entender para un cliente.

Una gran innovación podría ser realmente difícil de comprender para tu base de clientes potenciales, por el hecho de ser complejo, inesperado o sin precedentes. Esto no significa que no les gustara cuando lo experimenten. Si tienes problemas para transmitir un concepto a tu audiencia, contacta a un experto para obtener ayuda en esto.

Te recomiendo leer: Innovación de productos y servicios para mejorar la experiencia del cliente.

8.- No esperes entender todas las dimensiones al evaluar un producto

Observando tu marca a través de los ojos de tu cliente te ayudará a protegerte contra atributos innecesarios desde el principio. Enfócate en resolver el problema de tus consumidores, o en hacer que tu producto sea fácil de usar.

       9.- No utilices la misma prueba de concepto para innovaciones grandes e innovaciones pequeñas

No es lo mismo hacer una prueba para evaluar el éxito de un producto si la innovación es pequeña o grande, considera los factores que tú considerarías para definir que tu producto tendrá aceptación en el mercado, si buscas credibilidad o resolver una necesidad en el mercado, etc. De esto dependerá la prueba que necesites llevar a cabo.

       10.- No creas que necesitas mucho tiempo para evaluar un producto

No cometas el error de pensar que la prueba de producto toma demasiados recursos internos y que no tienes el equipo necesario para hacerlo.

Existen muchas soluciones para realizar pruebas básicas. Aquí lo importante es que obtengas los insights necesarios al evaluar un producto que te ayude a que tu nuevo lanzamiento tenga los resultados deseados. ¡Éxito!

Por último te recomiendo leer: Encuesta para lanzar un nuevo producto.

Crea tu primera encuesta online completamente gratis