¿Cómo levantar la moral del empleado en tu organización?

La moral del empleado se define como la actitud, la satisfacción y la perspectiva general de los empleados durante su asociación con una organización o un negocio. Un empleado que está satisfecho y motivado en el lugar de trabajo suele tener una moral más alta que sus compañeros.

Por el contrario, los empleados que no están contentos en su lugar de trabajo, que se quejan constantemente de los diversos atributos de una organización, como las políticas, la cultura del lugar, las instalaciones, etc., tienden a tener una moral baja. Esto es evidente en su comportamiento.

La moral es vital para la cultura de la organización. Una actitud colectiva positiva creará un ambiente de trabajo positivo, tanto para los empleados como para el liderazgo. Si la organización tiene una moral pobre o una cultura de sufrimiento, existe la posibilidad de que los empleados tengan una moral baja que pueda afectar negativamente la productividad. Sin duda alguna, puede conducir a un mayor desgaste de los empleados.

Te recomiendo leer sobre cómo los empleados son determinantes en la cultura laboral.

¿Cómo medir la moral del empleado?

Entonces, ¿cómo se puede medir la moral del empleado? Es fácil! Aquí hay algunos consejos que puedes utilizar:

  1. Mantente en contacto con los empleados: Una retroalimentación es un mecanismo eficaz para mantenerse en contacto con los empleados. Realiza una encuesta del compromiso de empleados periódicamente para obtener información de primera mano sobre su grado de compromiso o motivación. Las respuestas te  ayudarán a determinar su actitud y, a su vez, su moral.
  1. Los gerentes deben convertirse en entrenadores: Los gerentes deben ser capaces de ayudar a los empleados a aprender y crecer dentro de la organización. Un buen gerente o supervisor no sólo motivará a un empleado para que se desempeñe mejor, sino también le ayudará a resolver problemas.
  2. Una buena cultura laboral: Así como tú no puedes simplemente inducir a los empleados a comprometerse, tampoco puedes esperar que una cultura laboral negativa ayude a inducir una moral alta. Con una buena cultura de trabajo, los empleados podrán instalarse más rápido, especialmente los nuevos empleados, quienes son más susceptibles a los chismes en el lugar de trabajo. Una palabra negativa puede hacerles dudar de su decisión de estar en la organización.

Te invito a conocer un software para medir la cultura laboral.

Factores que afectan la moral del empleado

La moral del empleado es un fenómeno complejo y depende de los siguientes factores:

  1. La Organización: Puede parecer sorprendente, la organización en sí es uno de los factores más grandes e importantes que afectan la moral del empleado, ya que influye en la actitud de un empleado hacia su trabajo. La reputación puede construirse para bien o para mal.
  1. Tipo de trabajo: La naturaleza del trabajo que un empleado está realizando también es responsable de determinar la moral. Si se espera que el empleado realice la misma tarea día tras día, tarde o temprano se producirá un aburrimiento. La estructura desordenada de una organización también puede afectar negativamente a su moral.
  1. Atributos personales: La salud mental y física juega un papel importante en la determinación de la moral del empleado. Si la persona no está en forma física o mental, puede ser un obstáculo potencial para su progreso y aprendizaje en el  lugar de trabajo. También hay otros factores importantes que afectan su progreso y, a su vez, a su moral: la edad, la cualificación educativa, los años de experiencia, nivel profesional, la percepción de las recompensas y otros factores similares.
  1. Supervisión y retroalimentación: El nivel de supervisión que recibe un empleado es un factor tremendo que afecta la moral. Si los empleados sienten que no tienen dirección o no entienden los objetivos y compromiso de la organización, entonces es el trabajo de los superiores y de los líderes de la organización ponerlos en la misma página. Si se le da a los empleados la libertad de trabajar, su moral estará alta.
  1. Conciliación de la vida personal y laboral: La mayoría de las organizaciones no reconocen la importancia de un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida privada. Es importante que los empleados tengan algunas actividades para relajarse mientras están en el trabajo. Es importante que se brinde la orientación y el asesoramiento adecuados cuando sea necesario.

4 formas simples de levantar la moral del empleado

La moral del empleado está determinada por la forma en que ven su entorno de trabajo y su nivel general de satisfacción en el lugar de trabajo. Un empleado desinteresado o insatisfecho no permanecerá mucho tiempo en una organización con la que no puede racionalizar sus objetivos y progreso.

Aquí están las 4 formas de aumentar la moral de los empleados en el lugar de trabajo, tal como lo mencionan los líderes de Recursos Humanos en todo el mundo:

  1. Agilizar el trabajo basándose en las habilidades: Es importante que el departamento de Recursos Humanos reclute y asigne a las personas en función de sus competencias. No puedes contratar un abogado y esperar que lleve a cabo tareas que tú esperarías que un ingeniero haga. Permitir que las personas trabajen en función de sus competencias es una situación en la que todos ganan, tanto los empleados como los empleadores.

    La gestión del talento es compleja, pero necesaria. Si no puedes gestionar a tus empleados y asignarles tareas para las que han sido contratados, entonces es el momento de que replantees tus estrategias porque, claramente, no darán los resultados esperados. Por lo tanto, asegúrate de invertir en un equipo de Recursos Humanos competente, para que el talento que se adquiera se desempeñe bien y permanezca feliz.

    Quizá te interese conocer: ¿qué es la competencia laboral?

  1. Capacitarlos bien para el desarrollo profesional: La mayoría de las organizaciones no entienden la importancia de capacitar a su personal. Ya sea que se trate de la incorporación de empleados o de cualquier otro proceso de capacitación formal, los empleados deben estar bien equipados para realizar sus tareas en el trabajo y lograr sus objetivos. Debe haber un presupuesto asignado al inicio del año fiscal que facilite el programa de capacitación y desarrollo.

    Esta formación ayudará a los empleados a perfeccionar sus habilidades, lo que no sólo los beneficiará a ellos sino también a la organización. Una fuerza laboral bien organizada y autosuficiente es el sueño de todo director, así que paga por cursos que encienden la imaginación, despiertan la curiosidad, aumentan la confianza y conducen a una fuerza laboral de alta moral.

  1. Reconocer y recompensar a los empleados: El reconocimiento a empleados y la recompensa mantiene a tu personal motivado. Cuando, como líder, se crea un entorno en el que se aprecia el buen trabajo, los empleados se sienten capacitados y se interesan personalmente en las tareas que se les asignan.

    El propósito del reconocimiento de los empleados debería ser reforzar lo que una organización quiere que un empleado haga más. Cuando un empleado se desempeña bien para asegurarse de aplaudir su trabajo duro y sus logros, tendrán la confianza para alinear sus objetivos personales con los de la organización.

  1. Mantente abierto a la retroalimentación: Muchas organizaciones promueven la política de puertas abiertas, donde un empleado es libre de expresar lo que siente a sus superiores o a quien reporte. Si tus empleados saben que su voz está siendo escuchada y son considerados como parte integral de la organización, esto se reflejará en su confianza.

    Si los empleados sienten que no pueden compartir información contigo, hay más posibilidades de que la información nunca sea transmitida. En lugar de esto, se receptivo a la retroalimentación y tu también da un feedback al empleado. Recuerda que la transparencia es una necesidad para la mayoría de las organizaciones.

    La moral del empleado no es sólo la responsabilidad o actitud del empleado. Es una responsabilidad colectiva proporcionar un ambiente de trabajo propicio y una cultura positiva y de buena voluntad. La cultura del trabajo se debe a los empleados, por lo que deben conocer la importancia de los valores y la moral. Para lograr lo mejor, es importante ser primero el mejor.

Crea tu primera encuesta online completamente gratis