Producto mínimo viable: Qué es y cómo definirlo

Anteriormente las empresas ofrecían la primera versión de su producto tras varios meses de inversión, para ofrecer un producto casi acabado, con la mayor cantidad en características. Hoy trabajan en el producto mínimo viable (PMV), es decir, proponen un producto que ya responda al problema principal del cliente antes de añadir otras funciones.

Una vez lanzado el producto, y en la medida que van llegando los comentarios de los usuarios, podemos recolectar información e ir perfeccionando el concepto, eliminando funciones, añadiendo otras nuevas, probando ideas…

Conozcamos más de las características que debe tener un producto mínimo viable para tener éxito en el mercado.

Empecemos con lo básico…

¿Qué es un producto mínimo viable?

Un producto mínimo viable, o MVP, es un producto con suficientes características para atraer a los primeros clientes y validar una idea de producto en las primeras etapas del ciclo de desarrollo. En sectores como el del software, el MVP puede ayudar al equipo de producto a recibir la opinión de los usuarios lo antes posible para mejorar el producto.

Dado que la metodología ágil se basa en la validación e iteración de los productos a partir de las aportaciones de los usuarios, el MVP desempeña un papel fundamental en el desarrollo ágil.

¿Cuál es el propósito de un producto mínimo viable?

El propósito de un producto viable es ser la versión de un nuevo producto que permita a un equipo recoger la máxima cantidad de aprendizaje de los clientes con la menor cantidad de esfuerzo.

Una empresa puede optar por desarrollar y lanzar un producto mínimo viable por alguna de las siguientes razones:

  • Para lanzar un producto al mercado lo antes posible.
  • Probar una idea con usuarios reales antes de comprometer un gran presupuesto para el desarrollo completo del producto.
  • Aprender lo que es importante para el mercado objetivo de la empresa y lo que no.

Además de permitirle a tu empresa validar una idea para un producto sin construir el producto completo, un producto viable también puede ayudar a minimizar el tiempo y los recursos que, de otro modo, podrían comprometerse al construir un producto que no tendrá éxito.

¿Cómo definir tu producto mínimo viable?

¿Cómo saber si tienes un producto mínimo viable y estás listo para el lanzamiento? Aquí algunos pasos estratégicos que debes seguir:

1. Asegúrate de que el producto mínimo viable está alineado a tus objetivos

Antes de pensar qué características construir, el primer paso en el desarrollo de tu producto mínimo viable es asegurarse de que el producto se alineará con los objetivos estratégicos de tu equipo o de tu empresa.

También hay que preguntarse para qué servirá este producto mínimo viable. ¿Atraerás a nuevos usuarios en un mercado? Si ese es uno de tus objetivos empresariales actuales, entonces este plan de MVP podría ser viable.

Pero si la prioridad actual de tu empresa es seguir centrándose en tus mercados principales, entonces puede que tengas que dejar de lado esta idea y centrarte en cambio, quizás, en un producto viable diseñado para ofrecer nuevas funcionalidades a tus clientes actuales.

Descubre la importancia del contexto en una prueba de producto.

 

2. Identifica problemas específicos que quieres resolver 

Ahora que has determinado que tu producto mínimo viable se alinea a tus objetivos de negocio, puedes empezar a pensar en las soluciones específicas que quieres ofrecer a los usuarios. Estas soluciones no representan la visión global del producto, sino sólo subconjuntos de esa visión. Recuerda que sólo puedes desarrollar una pequeña cantidad de funcionalidades para tu producto viable.

Tendrás que ser estratégico a la hora de decidir qué funcionalidad limitada incluir en tu producto viable. Puedes basar estas decisiones en varios factores, entre ellos

Te invito a conocer cúales son las necesidades del consumidor según Maslow?

 

3. Crea un plan de acción para implementar las funcionalidades para tu producto mínimo viable 

Ahora que has considerado estos factores y te has decidido por las funciones limitadas que quieres para tu producto, es el momento de traducirlo en un plan de acción para el desarrollo.

Recuerda que ell producto debe ser viable. Esto significa que debes permitir a tus clientes completar una tarea o proyecto, y debes proporcionar una experiencia de usuario de alta calidad. Un producto viable no puede ser una interfaz de usuario con muchas herramientas y características a medio construir. Debe ser un producto que funcione y que tu empresa pueda vender.

Conclusión

En resumen, el producto mínimo viable es algo más que un producto funcional, pues permite a las empresas emergentes minimizar los riesgos. También es la base del desarrollo ágil. 

Comienza por diseñar una idea básica que pueda satisfacer una necesidad del cliente. Para poder responder a necesidades más avanzadas, utiliza los comentarios de los clientes, para ello puedes recurrir a herramientas como las encuestas online.

QuestionPro cuenta con herramientas de recolección de datos para conocer la opinión de tus usuarios y ver si tienes un producto que cubra sus necesidades o conocer lo que realmente el mercado requiere.

Crea tu cuenta gratis o solicita una demostración para conocer todas nuestras funciones avanzadas y te decidas a hacer uso de nuestra plataforma para tus proyectos de investigación de productos.