¿Cuál es la estructura de un estudio de factibilidad?

La estructura de un estudio de factibilidad juega un papel importante en la fase de elaboración de un proyecto. ¿Cómo llevarlo a cabo? ¿Qué contiene el entregable del estudio?

Cuando creas un proyecto nuevo y muy grande, puedes organizarlo en varias fases para garantizar una mayor fiabilidad de realización. Todas estas fases constituyen el ciclo de vida de un proyecto.

Cabe señalar que cada empresa puede crear una estructura de proyecto como quiera. Puede haber sólo dos fases o siete o más. Conozcamos cuál sería la estructura de un estudio de factibilidad más efectiva y cómo llevarla a cabo.

¿Qué es el estudio de factibilidad?

El estudio de factibilidad forma parte de la primera fase representativa de un proyecto, ya sea para un producto, un servicio, un sitio, etc.

El estudio consiste en explorar todos los conceptos del proyecto permitiendo responder a las necesidades que se quieren alcanzar: Calidad, costos, plazos…

El objetivo es :

  • Señalar las características del proyecto
  • Definir el programa provisional evaluando la viabilidad técnica y operativa destacando los elementos críticos de cada objetivo (calidad, costes, plazos)
  • Consolidar las oportunidades del estudio
  • Presentar cada concepto estudiado con un expediente de viabilidad que estime los costos, los plazos y las soluciones
  • Validar la viabilidad del proyecto para iniciar el diseño de investigación.

Conoce también qué es la factibilidad comercial.

 

Objetivos de un estudio de factibilidad

Para que un proyecto tenga éxito, hay que tener en cuenta tres factores importantes

  • Calidad: Nivel de calidad requerido para el producto/servicio
  • Costo: Costo de diseño del producto, logística, comercialización, precio de venta del producto, etc.
  • Plazos: Plazos de diseño, de entrega de un producto a un cliente, etc.

Estructura de un estudio de factibilidad

Tienes que elaborar un documento descriptivo que aborde los aspectos técnicos, de calidad, financieros y el calendario de un proyecto. Este informe debe permitir a todos los interesados comprender los objetivos y problemas del proyecto, para que puedan decidir su validación final.

Independientemente del tipo de proyecto, debes crear un estudio de factibilidad que te ayudará a tener éxito en el desarrollo de un nuevo producto, servicio o prestación, etc.

Muchas empresas primero hacen un estudio de prefactibilidad, para luego completarlo con uno de viabilidad o factibilidad.

La estructura de un estudio de factibilidad es la siguiente:

  1. Definición del programa completo del proyecto (especificaciones: análisis funcional, definición de las características principales y secundarias del proyecto)
  2. Justificar el proyecto en términos económicos y/o estadísticos y/o estratégicos, o con la ayuda de un análisis FODA.
  3. Elaborar y justificar el presupuesto necesario para la realización del proyecto.
  4. Evaluar el coste global del proyecto: Costos estimados de funcionamiento, mantenimiento, almacenamiento, etc.
  5. Identificar todas las limitaciones y normas reglamentarias iniciando un análisis de riesgos del proyecto.
  6. Definir un calendario de estudio, ejecución y puesta en marcha para estimar todas las fases y duraciones del proyecto (calendario GANTT o PERT)
  7. Proporcionar todos los elementos necesarios para entender el proyecto
  8. Determinar todas las posibles repercusiones en la organización, las operaciones y los recursos.
  9. Identificar y evaluar los riesgos.

Estos son los puntos básicos de una estructura de un estudio de factibilidad.

¿Quién participa en la estructuración del estudio?

El solicitante del proyecto es responsable de elaborar la estructura del estudio, aunque puede tener un equipo de trabajo o recurrir a otras áreas que tendrán injerencia en el proyecto, por ejemplo:

  •  El director del proyecto,
  •  La persona encargada de evaluar costos y hacer la justificación financiera,
  •  Los responsables de las entidades afectadas
  •  El departamento de compras para los presupuestos
  •  etc.

Según el proyecto, todas las entidades afectadas deben validar el expediente de viabilidad antes de pasar a la siguiente fase.

Al tener la estructura de un estudio de factibilidad, pasaremos a la siguiente fase, la de diseño y planificación del proyecto.

La fase de diseño consiste en elegir, entre los conceptos retenidos al final del estudio de factibilidad, la solución a desarrollar especificando los requisitos que deben respetarse.

No obstante, puede conservar las hipótesis que no se hayan contemplado para mantener un registro de todos los escenarios que se hayan considerado para la realización de este proyecto. Esto también podría ser útil en el caso de tener que evaluar los resultados.