¿Qué es el intervalo de confianza?

¿Qué es el intervalo de confianza de un estudio de investigación?

¿Te has imaginado cuál es el grado de satisfacción de todos tus clientes? Como no es posible entrevistar a todos, puedes hacer una encuesta a una muestra de ellos, lo que te dará una “buena estimación” de la respuestas que obtendrías, sin embargo hay un elemento que debes de considerar: el intervalo de confianza de tu investigación.

Una encuesta es una valiosa herramienta de evaluación en la que se selecciona una muestra y la información de la muestra puede generalizarse a una población mayor.

La clave para la validez de cualquier encuesta es la aleatoriedad. Es fundamental que los encuestados sean elegidos al azar para que los resultados de la encuesta puedan representar a toda la población.

Quizá te interese conocer sobre el muestreo aleatorio simple, uno de los tipos de muestreo de probabilidad.

El grado en que la muestra representa a la población se mide por dos estadísticas importantes: el margen de error y el nivel de confianza de la encuesta.

Por ejemplo, una encuesta puede tener un margen de error de más o menos 3 por ciento con un nivel de confianza del 95 por ciento. Estos términos simplemente significan que si la encuesta se realizara 100 veces, los datos estarían dentro de un cierto número de puntos porcentuales por encima o por debajo del porcentaje reportado en 95 de las 100 encuestas.

En otras palabras, la Compañía X encuesta a los clientes y encuentra que el 50 por ciento de los encuestados dicen que su servicio al cliente es “muy bueno”. El nivel de confianza se cita como 95 por ciento más o menos 3 por ciento. Esta información significa que si la encuesta se realizara 100 veces, el porcentaje que dice que el servicio es “muy bueno” oscilará entre el 47 y el 53 por ciento la mayoría (95 por ciento) de las veces.

Conoce más sobre el margen de error y cómo se calcula.

Pasos para calcular el intervalo de confianza

Para calcular el intervalo de confianza deben tenerse en cuenta tres factores:

  1. El tamaño de la muestra que se entrevistó.
  2. La tasa de muestreo (es decir, la proporción de la muestra con respecto a la población: Una muestra de 100 personas de una población de 400 no da la misma precisión que una muestra de 100 personas de una población de 400.000).
  3. La distribución de las respuestas: 50% satisfecho no da la misma precisión que 80% satisfecho.

Toma en cuenta que solo se podrá calcular un intervalo de confianza de manera eficiente si se tiene una muestra aleatoria genuina de la población. Si tu muestra no es verdaderamente aleatoria, no puedes confiar en los intervalos. Las muestras no aleatorias suelen ser el resultado de algún defecto en el procedimiento de muestreo.

Un ejemplo de tal defecto es llamar sólo a la gente durante el día, y descartar a casi todos los que trabajan. Para la mayoría de los fines, no se puede suponer que la población no activa represente con exactitud a toda la población (activa y pasiva).

Después de calcular el intervalo de confianza, asegúrate de interpretarlo siempre en palabras que  todos puedan entender para que los responsables puedan tomar las decisiones de manera acertada.