¿Qué son los objetivos SMART y cómo ayudan en el crecimiento de una empresa?

¿Sabes qué son los objetivos SMART? Es uno de los términos que más escuchamos en la actualidad.

Muchos objetos que utilizamos, e incluso lugares a los que asistimos ocupan el concepto SMART antecediendo a su nombre, como por ejemplo “smartphone”. Ahora todos entendemos que se hace referencia a algo que dentro de sus cualidades está el ser inteligente debido a su funcionamiento y a su tecnología.

Y aunque se parece, pero no es igual, en el mundo del marketing, los negocios y en general, para todas aquellas personas que deseamos cumplir un objetivo específico, también se utiliza un método que recibe el nombre de SMART. No importa el tamaño del objetivo, este método aplica para todos. 

Hoy conoceremos más de este tipo de objetivos y cómo definirlos para garantizar el éxito de tus proyecto.


¿Qué son los objetivos SMART? 

El concepto de objetivos SMART” hace referencia a un acrónimo en inglés que es muy utilizado por diversas industrias debido a su gran eficiencia y objetividad, además resulta ser un recurso muy práctico y que ciertamente, puede ser una salvación para los directores de cualquier área.

Aunque este concepto no hace precisamente referencia a un objeto inteligente, estoy completamente segura de que sí lo es porque más allá de ser simplemente una definición o un método, se convierte en una gran herramienta para todas las empresas, sin importar la industria.

Método SMART

Muchas veces la definición de los objetivos puede ser el proceso más difícil de lograr al querer comenzar un proyecto o una nueva estrategia. Seguramente, todos, en más de una ocasión, nos hemos visto con la mente en blanco durante este momento.

Por esta razón es que si deseas ponerte a trabajar cuanto antes y además, darle a tu equipo una excelente guía para conseguir objetivos muy específicos, debes comenzar por hacer un excelente planteamiento de los mismos.

El concepto de objetivos SMART” hace referencia a un acrónimo en inglés que es muy utilizado por diversas industrias debido a su gran eficiencia y objetividad, además resulta ser un recurso muy práctico y que ciertamente, puede ser una salvación para los directores de cualquier área.

Aunque este concepto no hace precisamente referencia a un objeto inteligente, estoy completamente segura de que sí lo es porque más allá de ser simplemente una definición o un método, se convierte en una gran herramienta para todas las empresas, sin importar la industria.

Muchas veces la definición de los objetivos puede ser el proceso más difícil de lograr al querer comenzar un proyecto o una nueva estrategia. Seguramente, todos, en más de una ocasión, nos hemos visto con la mente en blanco durante este momento.

Por esta razón es que si deseas ponerte a trabajar cuanto antes y además, darle a tu equipo una excelente guía para conseguir objetivos muy específicos, debes comenzar por hacer un excelente planteamiento de los mismos.

Importancia de definir objetivos SMART

¿Sabes cuál es la importancia de los objetivos? Yo la podría resumir en una frase muy corta y muy significativa: andar sin objetivos es como navegar sin brújula. Me gusta pensar en ellos como la razón de ser o de estar.

Imagínate la inmensidad del mar abierto y tú en medio de él, es un momento en el que no sabes qué hacer, ni conoces los recursos con los que cuentas y mucho menos sabes hacia cuál de todos los lados que ves debes o será mejor ir.

Lo más apto es comenzar a hacer algún tipo de esfuerzo para avanzar, ¿cierto? No puedes quedarte ahí, sin embargo, no sabemos si todo lo que estás haciendo tendrá resultados óptimos y te acercará de mejor manera al camino correcto, el cual desconocemos por completo.

Cómo establecer objetivos y estrategias de negocio.

 

Lo más seguro es que estos esfuerzos te agoten y no sepas si todo eso que hiciste valdrá la pena para algo, por el contrario, si supieras el objetivo al que debes llegar, sería más fácil utilizar tu energía para lograrlo de una buena vez.

Lo mismo sucede con los objetivos dentro de una empresa. De lo particular hacia lo general, las personas, los grupos y los sistemas necesitan objetivos claros, estructurados y bien definidos.

Todos tenemos un fin en esta vida y no podemos levantarnos todos los días pensando en afrontar lo que venga ya que de esta forma llegará un momento en el que sintamos que no estamos haciendo nada… y efectivamente eso es lo que se está haciendo.

Para nadie el tiempo pasa en vano, pero para las empresas ¡menos! Esto es porque además de luchar contra el tiempo, también se debe pelear con el mercado y la competencia que día a día nace y además crece.

También es necesario trabajar para ganar clientes y fidelizarlos para convertirlos en consumidores. Pero no sólo eso, hay que verificar que internamente, todo vaya en orden y que cada área trabaje de manera que al final, la empresa sea como una perfecta maquinaria.

Esto puede sonar a un proceso tedioso en el cual las preguntas te llevan a más preguntas y entonces pareciera un cuento de nunca acabar porque no todas las personas saben cómo aterrizar sus pensamientos. Recuerda que escribir lo que deseas lograr siempre te ayuda a poner pies a todos tus pensamientos y a tu imaginación.

Ventajas de los objetivos SMART

Los objetivos SMART te ayudan a ganar tiempo…

Con todo ello, ¿quién tiene tiempo para definir objetivos? Es verdad que definir objetivos requiere de tiempo y además de calma, pero sobre todo de mucha claridad. Todos pensaríamos que no cualquiera puede hacerlo, sin embargo, con el método SMART se vuelve posible.

Quizá sentarse a pensar en cosas como ¿qué es lo que quiero lograr? ¿Por qué lo quiero hacer? ¿Qué recursos tengo para hacerlo? Entre otras muchas preguntas que debes hacerte suena aburrido e innecesario.  

Incluso se puede llegar a pensar que este proceso es una pérdida de tiempo y en lugar de definir el objetivo mejor hay que poner manos a la obra y dar marcha al plan de acción… ¿Sabes cuántas empresas han quebrado por esto?

Quizá te interese leer: Planificación estratégica: Qué es y para qué sirve

 

Comenzar a tomar acción sin saber el verdadero motivo por el que lo haces no te llevará a ningún lado y por el contrario te hará perder tiempo, esfuerzo, trabajo, calidad e incluso lugar en el mercado.

Mientras tú decides comenzar sin haber planeado, hay cientos de empresas que se toman el tiempo de hacerlo paso por paso y entonces logran los objetivos de una manera más rápida, ganando clientes, quitándote lugar e incluso desbancando todo lo que ya habías logrado.

Para evitar toda la tragedia anteriormente relatada, ¿sigues pensando que esto es una pérdida de tiempo? ¿Sigues creyendo que es mejor postergarlo? Si tu respuesta es NO, felicidades, deseo que tu proceso sea más sencillo de lo que imaginaste. 

ventajas de los objetivos smart

Conoce algunas otras de las ventajas de los objetivos SMART.

 

¿Cómo definir objetivos SMART?

Toda empresa quiere ser rentable, y obtener beneficios, para ello, cada proyecto debe desglosarse en objetivos principales y secundarios, que deben determinarse con precisión y comunicarse eficazmente. El rigor en el planteamiento y el compromiso, son decisivos para que un proyecto tenga éxito.

Por lo tanto, es necesario reflexionar sobre los diferentes objetivos que hay que comunicar claramente la ruta hacia el éxito. El acrónimo S.M.A.R.T. indica lo que es más importante.

Tómate unos minutos y esclarece tus pensamientos a través del método SMART. Con la práctica cada vez será mucho más sencillo hacerlo, pero para iniciar déjame contarte qué significa (en español) cada una de sus letras:

  • S de ESPECÍFICO

Aquí entre más detallado mejor. Este es el inicio de todo así que debes poner un gran empeño y cuidar los detalles. Lo importante es resolver cuestiones como “qué, cuándo, cómo, dónde, con qué, quién”.

Entre más información logres aportar más fácil será conseguir la meta ya que definir el camino para llegar hasta ella será mucho más sencillo. Este punto te dejará ver si cuentas con los recursos suficientes o necesitas algo extra para llegar a la meta general.

  • M de MEDIBLE

Para que un objetivo sea claramente un objetivo debes tener forma cuantitativa de medir que efectivamente lo has logrado. Para ello es necesario involucrar algunos números en su definición, por ejemplo, porcentajes o cantidades exactas. En tu objetivo debes decir algo como “incrementar el ROI en un 23%”.

No se vale sólo decir “incrementar el número de clientes”, lo mejor es que hagas un análisis de los clientes que tienes ahora, de los que necesitas conseguir, así como el total a lograr en un plazo de tiempo determinado, el cual también es importante definir claramente.

Entre más datos cuantitativos tengas, más control de los avances podrás tener.

  • A de ALCANZABLE

 ¿Sabías que muchos objetivos no se cumplen porque parecen imposibles? Otros tantos se quedan en el aire porque son poco presuntuosos.

Es padre saber que hay algo difícil de lograr y que debes alcanzar. Todos queremos ser los primeros en lograr algo y esa sensación puede ser un motivante para algunas personas, sin embargo, establecer metas prácticamente imposibles puede hacer que el equipo deserte para evitar frustraciones.

Para hacer alcanzable un objetivo se necesita un previo análisis de lo que has hecho y logrado hasta el momento. Eso te ayudará a saber si el brinco que deseas dar es posible o si resulta mejor regresarse un paso.

Haz un análisis de negocios y predice el futuro de tu producto o servicio.

 

  • R de REALISTA

Para definir un objetivo realista debes medir el alcance de tu potencial y de aquellas personas que estarán contigo. También debes estar consciente de los recursos que tienes para lograrlo.

Además aquí es importante quitarse las creencias que comúnmente nos aquejan como los “no puedo”, tal vez así sea más sencillo hacer un objetivo realista y alcanzable. Claro que esto sólo se logrará si sabes con qué recursos cuentas, de otra manera, quizá sea probable que en verdad no puedas.

Hacer un análisis y ser realista te ayuda también a evitar posteriores emociones negativas que no te ayuden a persistir. Recuerda que los objetivos no alcanzados no debes echarlos por la borda, es necesario hacer una nueva estrategia y siempre mantener el compromiso. 

Te invito a leer también: ¿La investigación de mercados ayuda a determinar la factibilidad de un negocio?

 

  • T de TIEMPO

Quizá este es uno de los factores más importantes que determinan si se cumple o no un objetivo. Si no le pones un tiempo de comienzo y uno de finalización, lo más probable es que nunca lo logres.

Agendar y ponerle tiempo al objetivo te ayudará a saber si lo que estás haciendo es lo óptimo para llegar a la meta en el tiempo, o quizá sería mejor si le das un poco más de velocidad.

En caso de que estés un poco fuera de tiempo y no estés alcanzando las metas en el lapso que definiste, no te preocupes, también se debe aprender a ser flexible. Sólo no abuses de esta flexibilidad ya que existe un línea delgada con romper el compromiso.

Los objetivos SMART son una parte importante para el crecimiento de una empresa. Es fundamental que los Gerentes y Directores de Marketing, Ventas, Recursos Humanos y muchas otras áreas, se involucren de manera integral en la definición de estas metas.

Para todos, el crecimiento de la empresa implica también un crecimiento personal. Lo que se debe alcanzar a ver es que la única manera de lograrlo es teniendo orden, y estructura que claramente, los objetivos se encargan de dar.

No pierdas más tiempo haciendo acciones sin sentido, comienza a definir tus objetivos SMART y dale a tu equipo muchas razones por las cuales deben poner manos a la obra lo antes posible.

Darles un buen objetivo es parte de la motivación que todos necesitamos. Recuerda que incrementar la productividad en los equipos siempre es un punto a favor de los directores de área, ¡tú lo puedes lograr! 

Quizá te interese conocer las características de un cuestionario de control interno.

 

Ejemplos de Objetivos SMART

Para definir claramente los objetivos hay que sentarse y hacerse preguntas, por ejemplo: “¿Qué es lo que quiero que consiga mi organización o empresa? ¿Por qué quiero alcanzar esos objetivos? ¿Dispongo de los recursos necesarios para alcanzar estos objetivos?”

Puedes pensar que esto es aburrido, incluso pensar que el proceso es una completa pérdida de tiempo y en lugar de eso prefieres anotar tus pensamientos y empezar con el plan de acción. Ponte a pensar en esto: ¿acaso sabes cuántas empresas han sufrido la quiebra por no sentir la necesidad de definir sus objetivos?

Tomar medidas incluso antes de comprender concretamente los hechos y las cifras no te llevará a ninguna parte. Al contrario, esto te hará perder tiempo, esfuerzo, trabajo, calidad e incluso tu reputación en el mercado. 

Mientras que puedes haber decidido comenzar a funcionar sin un plan, hay cientos de empresas que se toman el tiempo para hacerlo paso a paso y luego logran los objetivos de una manera más rápida, reduciendo la fuga de clientes.

Definir objetivos SMART es más fácil de lo que imaginas. Pongamos un ejemplo para entender cómo nos ayudan a ahorrar tiempo. Imagínate que una organización que trabaja para eliminar las bolsas de plástico y residuos similares de toda la ciudad tiene objetivos y metas definidos como: “Nuestro objetivo es conseguir que toda la ciudad esté limpia y libre de cualquier residuo de plástico“.

Este objetivo es un poco vago. Sin embargo, si el objetivo y la meta se reescriben, por ejemplo: “Como organización, nos proponemos limpiar la ciudad y hacerla libre de cualquier residuo de plástico en los próximos dos años con la ayuda y el apoyo de nuestros voluntarios.

La segunda vez que se reescribió la meta y el objetivo, tiene un plazo determinado, se menciona una actividad específica, se aclara quiénes ayudarán a la organización y se sabe con certeza lo que se quiere conseguir.

De este modo, las personas asociadas a la organización saben cuáles son sus tareas y cuál es el plazo en el que tienen que conseguirlo. Esto ayuda a evitar cualquier confusión y a que las actividades se desarrollen sin problemas.

Conclusión

Los objetivos y metas SMART son una parte vital para el crecimiento continuo de una empresa, por lo que es importante que todos en la organización estén involucrados en la definición de estos objetivos.

No pierdas más tiempo haciendo acciones que no te darán los resultados deseados. Empieza a definir tus objetivos SMART y dale a tu equipo las razones suficientes para que se pongan a trabajar cuanto antes. Darles un buen objetivo es parte de la motivación de empleados. Lo que lograrás será tener empleados más productivos que te ayudarán a lograr el crecimiento general de tu organización.

 

¡COLABORA CON NOSOTROS!

En QuestionPro necesitamos tu talento, si quieres colaborar en nuestro blog da click aquí


image

Autora: Laura Gutiérrez
Comunicóloga de profesión, fotógrafa por pasión, teatrera de hobbie y amante de las letras. También Content Manager en Media Source.
Durante los últimos años de mi vida me he dedicado a compartirle a las personas mis conocimientos y experiencias a través de los blogs en los que escribo. Escribir me llena el corazón y me emociona poder compartirte un poco de mi a través de las letras. ¡Espero tus comentarios!