Lean UX: Qué es y cómo funciona

Los principios del desarrollo de software hacen hincapié en la entrega de los requisitos del producto al tiempo que se eliminan los obstáculos para agilizar el proceso. Esto garantiza que el producto se construya en base a la necesidad y no a la especulación. Aunque es habitual aplicar esta mentalidad al desarrollo, también puede extenderse al diseño del producto. Cuando un equipo implementa los principios de Lean en su diseño, se denomina comúnmente Lean UX. En este artículo, definiremos Lean UX y veremos cómo se implementa.

Es imposible hablar de Lean UX sin mencionar a Jeff Gothelf, el autor del libro Lean UX: Designing Great Products with Agile Teams, que introdujo al mundo el concepto de Lean UX.

¿Qué es Lean UX?

Lean UX es la aplicación de los principios lean y la metodología ágil al diseño de productos y experiencias. Tiene en cuenta el valor, la intención, la funcionalidad y la necesidad de las características de diseño para crear una experiencia de usuario transparente y bien informada. 

Algo que Lean UX hace de forma diferente a los métodos de diseño tradicionales es implementar elementos de diseño con la mentalidad de un producto mínimo viable (MVP). 

Al desarrollar esta idea, es importante que tu equipo no se centre en los aspectos tangibles del diseño, sino en la intención que hay detrás de su creación y en la experiencia subyacente.

Puedes orientar eficazmente la experiencia del cliente a través de técnicas de diseño deliberadas mediante la entrega de elementos en sprints diseñados en torno a un marco mínimo viable. Además, resulta mucho más fácil aplicar la retroalimentación porque ya se tiene una idea completa de cómo se relaciona el diseño con la experiencia del usuario.

¿Cuáles son los principios del Lean UX?

Cuando se utiliza un marco Lean UX, es esencial entender cómo la metodología ágil da forma a su flujo de trabajo. A continuación, se presentan algunos de los supuestos y principios más comunes que requiere Lean UX:

  • Eliminación de residuos 

El equipo debe centrarse en eliminar los errores habituales, las tareas que consumen tiempo y los pasos innecesarios en el proceso de diseño. Esto no ocurrirá de la noche a la mañana, pero debe ser un compromiso constante para agilizar el proceso de diseño. 

Eliminar los residuos es la clave para crear un producto mínimo viable de forma rápida y eficiente.

  • Colaboración y transparencia 

Una de las razones por las que Lean UX funciona es porque no es un proceso aislado. Todo el mundo debe poder contribuir con regularidad, incluidos los que no forman parte del equipo de diseño tradicional. 

Cuando los desarrolladores, los gestores de proyectos, los equipos de marketing y la dirección pueden contribuir de igual a igual, se garantiza que el producto refleje la visión compartida de toda la organización. 

  • Rotación

La rotación no se refiere a los puestos de trabajo, sino que hace hincapié en la iteración del producto. Esto es una ventaja para eliminar los residuos del proceso y permite producir mejoras muy rápidamente. 

Hacer mejoras rápidas es fundamental para el proceso porque en lugar de lanzar un esquema de diseño UX completo, estás desplegando elementos más básicos del producto mínimo viable inicialmente e iterando sobre ellos más tarde. Esto requiere un cierto nivel de experimentación por parte de tu equipo para descubrir la mejor experiencia posible para el usuario.

Ciclo Lean UX

Para implementar eficazmente Lean UX en el flujo de trabajo de tu equipo, necesitas estructurar tus iteraciones en sprints cíclicos. Este será un tema predominante si ya se está trabajando en la metodología ágil. 

A continuación, te ofrecemos algunos pasos en el proceso de Lean UX.

Hipótesis y supuestos

La creación de una hipótesis clara ayuda a evitar cambios de diseño significativos al inicio de un proyecto, que pueden resultar pesados y ralentizar el progreso del equipo. 

La hipótesis inicia el proceso Lean UX y se basa en la intención del usuario y el resultado esperado del cambio de diseño. Se trata de un esfuerzo por eliminar los residuos y reducir el tamaño del proyecto.

Como parte de la construcción de la hipótesis, los equipos deben abordar algunas suposiciones sobre el futuro proyecto. Entre ellas se encuentran:

  • ¿Cuál es el valor para la empresa con esta actualización? ¿Por qué es importante para nosotros?
  • ¿Quiénes son los usuarios para los que estamos creando esto?
  • ¿Por qué este cambio es valioso para ellos? ¿Cómo han expresado la necesidad de esta actualización?
  • ¿Qué implica la actualización específica (cuáles son las características)?

Una vez que hayas establecido una hipótesis, puedes empezar a diseñar tu proyecto basándote en las suposiciones definidas.

Diseño

El diseño del producto es una etapa familiar para todos los implicados. Basándote en tus suposiciones, empezarás a preparar las características de tu proyecto. Además, este es un buen momento para comenzar a experimentar con qué características abordan la intención del usuario y cómo puedes organizarlas de la mejor manera para una experiencia de usuario eficiente.

Es importante destacar que dentro de Lean UX, la fase de diseño no se completa en un silo, sino que se comparte de forma colaborativa durante todo el proceso. Al igual que cualquier otra parte de la metodología ágil, esta fase de diseño reflejará valores lean como la colaboración, la transparencia y las iteraciones cortas para encontrar las mejores opciones.

Conoce la importancia de la investigación para el desarrollo de nuevos productos.

 

Construir el producto mínimo viable

Después de terminar tus pantallas de diseño iniciales, es hora de comenzar a implementarlas en tu diseño de producto. Utilizamos el término MVP para referirnos a un producto mínimo viable, pero también puede denominarse característica mínima comercializable o MMF.

El proceso de construcción procederá de forma similar al proceso de diseño, con una evaluación colaborativa y breves sprints que culminan en la finalización del producto final. 

El producto final debe ser una versión bastante cruda, pero valiosa, de lo que les gustará a tus clientes. Esto te permite integrar los comentarios lo antes posible y generar valor en torno a las características más importantes.

Evaluar

Después de construir tu producto mínimo viable, el proceso no ha terminado. Ahora es el momento de evaluar el producto final con tu equipo y hacer mejoras en colaboración. Este es un buen momento para empezar a recoger los comentarios de los usuarios y establecer lo que se puede cambiar para mejorar.

La etapa de evaluación también es útil para descubrir qué residuos se crearon en el sprint anterior y cómo se pueden eliminar. 

La etapa de evaluación es una buena etapa de transición entre el último sprint y el futuro proyecto. Puedes optimizar y aprender de tu último proyecto y priorizar estos cambios en tu próximo sprint.

Ventajas de Lean UX

La implantación de un sistema de diseño Lean UX en tu empresa tiene muchas ventajas, y algunas de ellas se enumeran a continuación. 

En general, Lean UX ayuda a mejorar la velocidad, la eficiencia, la dirección y la perspectiva del diseño de tu producto. A su vez, su experiencia de usuario mejorará masivamente.

  • Trabajar más rápido

Uno de los principales componentes de Lean UX es el ahorro de tiempo mediante la eliminación de residuos. Esto significa eliminar todas las partes ineficientes de tu proceso y avanzar con lo esencial. No significa recortar, sino simplemente exigir valor y eficiencia a los procesos, herramientas y tareas.

  • Trabajar con más inteligencia

Además de acelerar el proceso de diseño, Lean UX permite a tu equipo trabajar de forma más inteligente. Esto se debe a la forma en que se orientan los objetivos. 

En Lean UX, todo se basa en el valor para el cliente. Esto significa que si una característica no beneficia explícitamente la experiencia del cliente, no se incluirá en los planes iniciales. Esto permite a los equipos trabajar de forma más inteligente a la hora de orientar los objetivos e impactar en los clientes.

Centrado en el cliente

Como dijimos anteriormente, el valor del cliente es lo más importante para el proceso Lean UX. Esto se muestra en el diseño, su inclusión en la retroalimentación y los ciclos de diseño repetitivos de la intención dirigida. En Lean UX, todo pasa por el cliente.

Mayor colaboración

Se puede reducir el despilfarro y dirigirse al cliente desde numerosas perspectivas de forma eficaz porque hay muchas personas implicadas. Lean UX exige transparencia y colaboración por parte del equipo de diseño y del resto de la organización.

Lean UX permite a los equipos de diseño crear soluciones que podrían no estar presentes inicialmente al integrar perspectivas nuevas y únicas.

Conclusión 

Ya sea que estés buscando aumentar la eficiencia de tu equipo simplemente o que quiera hacer una revisión del proceso, Lean UX proporciona una gran opción que te ayudará a apuntar a los objetivos de tus clientes. 

Si te ha gustado este artículo, asegúrate de consultar QuestionPro para aprender a implementar mejor los comentarios de los usuarios con encuestas fáciles de integrar. Crea tu cuenta gratis ¡ahora!