Preguntas abiertas: Conoce a detalle lo que opina tu encuestado

Hay quienes al preguntarles si les gusta el color negro o blanco prefieren decir que les gusta el gris, y si preguntamos ¿Por qué? Quizá nos contesten que es por ser una combinación de ambos colores. Podemos tener este tipo de respuestas si realizamos preguntas abiertas en una encuesta, en las cuales por lo regular encontramos más preguntas cerradas donde se dan solo ciertas opciones para contestar y donde quizá no se encuentre la opción que el encuestado quisiera responder, así que al final de cuentas tendrá que decidirse por una de ellas. Por esto y más hay que conocer como hacer una encuesta antes de plantearnos la manera en que haremos nuestras preguntas.

Respuestas cortas o largas en preguntas abiertas

El tamaño de la respuesta a una pregunta abierta tiene que ver muchas veces con lo que se cuestiona, desde el nombre de una marca, una ciudad de destino, la elección de algún ingrediente para un platillo, etc. Obviamente las respuestas tendrán más información cuando buscamos tener una opinión sobre algún tema en algún panel online o cuando pedimos alguna explicación a nuestra pregunta de encuesta y hasta podría variar de acuerdo a la personalidad del entrevistado: si este es introvertido o no.

Lo cierto es que las preguntas abiertas nos aportan detalles de la manera de pensar y hasta de sentir de nuestros encuestados ya que tienen mayor oportunidad de expresarse en una respuesta, hay mayor apertura para que tomen sus propias decisiones pues no le damos opciones sobre qué responder y por lo tanto los datos que obtenemos tienen más detalles pero a la vez hay que usar la metodología de la investigación correcta para el análisis de la información.


Para preguntas abiertas un mayor análisis de los resultados  

La desventaja de este tipo de preguntas es el análisis de datos, donde puede haber gran cantidad de categorías, patrones de datos, frecuencia de respuestas que llevan tiempo analizar. Lo más conveniente es que no haya gran cantidad de categorías o tenerlas agrupadas de acuerdo a la variedad de posibles respuestas. Es importante saber también que cada una de estas preguntas nos arrojará información que va más allá que una simple contestación por lo que hay que ir analizando pregunta por pregunta, de manera individual y clasificar las respuestas en la categoría correspondiente. Te podría interesar conocer mejores prácticas previas al analisis de datos

Las preguntas abiertas y cerradas se complementan

Las preguntas abiertas son un apoyo para una investigacion de mercados ya que nos arrojaran datos para entender lo que opinan nuestros encuestados, las podemos utilizar para aclarar actitudes o lo que motiva a una persona a actuar de tal o cual manera; ¿Qué hay detrás de todos esos patrones de conducta? -se preguntan los investigadores.

Las preguntas abiertas también arrojan datos que a la larga se pueden convertir en un problema que podemos detectar y resolver a tiempo; al final de cuentas las preguntas abiertas y las cerradas se complementan así que podemos hacer preguntas cerradas en nuestra encuesta y utilizar el otro tipo de pregunta sólo para conocer algún detalle que necesitemos para completar nuestra investigación.

En el caso de que este tipo de pregunta se haga de manera personal, tenemos la ventaja de ver o escuchar vía telefónica al encuestado, podemos percibir y escuchar su punto de vista, ver sus reacciones, en fin. En caso de que utilicemos una pregunta abierta; por ejemplo, en encuestas online, las reglas cambian. Hay que considerar el espacio del cuadro de texto que dejaremos para que contesten. Recordemos que estamos buscando obtener un punto de vista y muchas veces dependiendo del tamaño del cuadro será la respuesta que nos den. Hay algunas encuestas que tienen contador de palabras que les ayuda como guía para saber cuántos caracteres más tienen para contestar y a los encuestadores les sirve para marcar un límite de palabras a utilizar, por ello hay que considerar qué tan a detalle necesitamos nos respondan antes de definir el tamaño del cuadro de texto o el número de caracteres de la respuesta; otras opciones son poner las preguntas abiertas redactadas en tercera persona, esto para darle más confianza o libertad a los encuestados de que respondan a gusto, con sus propias palabras teniendo en mente que están contestando a cerca de situaciones que no son tan personales.

¿Tú que prefieres: abiertas o cerradas? Aquí lo importante es que los investigadores puedan obtener esos datos que les otorgue otra perspectiva del objeto de estudio a través de lo que se pregunte.

Bottom Signup

Crea tu primera encuesta online completamente gratis