Burnout laboral: Cómo medirlo y abordarlo

El Burnout laboral es una realidad a nivel global. En México, el 75 % de los trabajadores presenta este padecimiento,  mientras que en China el 73 % y en Estados Unidos el 59 %, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tras los cambios profundos producidos en la forma de trabajar tras la pandemia del Covid-19, este padecimiento solo ha incrementado más. Por ello, es importante para toda empresa saber cómo detectarlo, medirlo y abordarlo a tiempo para mantener la salud de la fuerza de trabajo.

¿Qué es el burnout laboral? 

El burnout laboral consiste en el agotamiento causado por una falta de equilibrio prolongado entre la inversión de la persona destinada a la organización para la cual trabaja y lo que recibe a cambio. 

Este agotamiento afecta el control emocional y los procesos cognitivos del trabajador, lo que a su vez provoca cambios de comportamiento y una actitud de distanciamiento. El resultado es una sensación de ineficacia.

El estrés en el trabajo, cuando no se gestiona, se convierte en burnout laboral. Es esencialmente una forma crónica de fatiga, de la que no podrás deshacerte, una que no se irá solo por tomarse unas vacaciones. 

El tiempo medio que un empleado declara estar trabajando de más desde el inicio de la pandemia por Covid-19 es de 15 horas a la semana, lo que equivale a 3 horas más cada día. 

Con más trabajo y menos separación entre la vida privada y la profesional, el agotamiento y el estrés se apoderan de los individuos. La pandemia se ha relacionado directamente con el aumento del estrés y, por ende, el burnout laboral. 

¿Cuáles son los síntomas del burnout laboral? 

Esta es una lista de los síntomas más comunes que experimenta la gente cuando está pasando por el síndrome del burnout laboral: 

  • Perder de vista las tareas y tener problemas de concentración.
  • No terminar el trabajo a tiempo, reduce la eficacia profesional.
  • Experimentar cambios de humor, como irritabilidad, tristeza o ira.
  • Experimentar síntomas de depresión, como desesperanza, pérdida de interés en las cosas que solía disfrutar o fatiga.
  • Sentirse desanimado o apático con respecto al trabajo, carecer de motivación.
  • Dormir mal, sufrir insomnio o tener problemas para conciliar el sueño.
  • Beber más alcohol de lo normal, o beber para hacer frente a la situación.
  • Experimentar síntomas físicos como dolor en el pecho, dolores de cabeza, aumento de las enfermedades, palpitaciones, mareos o desmayos, o dolor gastrointestinal.
  • Sentirse irritado o enfadado.
  • Sentirse inseguro, nervioso o abrumado.
  • Sensación de agotamiento o de falta de energía.
  • Distanciamiento mental del propio trabajo, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el mismo.

Una de las principales banderas rojas del síndrome de burnout es la persistencia, ya que el agotamiento es profundo y no desaparece rápidamente. 

Nuestro cerebro entra en “modo de supervivencia” en un estado elevado de estrés continuo, y el modo de supervivencia no tiene espacio para la ambición o la responsabilidad. 

Las cosas dejan de importar tanto, especialmente cosas como los mensajes, las notificaciones, los plazos y los proyectos. Los individuos que lo sufren son más propensos a procrastinar los proyectos y a evitar el trabajo por completo. 

Las personas dicen sentirse “agotadas y privadas de sueño”, y a menudo no pueden dejar de preocuparse por el trabajo, a pesar de no tener el impulso y la motivación para trabajar realmente. 

¿Cuáles son las causas del Burnout laboral? 

El estrés crónico provoca agotamiento. Cuando uno se esfuerza mentalmente durante demasiado tiempo y no ve la luz al final del túnel, es probable que sufra el síndrome de burnout laboral.

La pandemia ha actuado como un fuerte catalizador para inducir el agotamiento. Esto se debe en parte a que la gente se ha visto obligada a aprender sobre la marcha y a abandonar su zona de confort y sus viejos hábitos. 

Los empleados no tardan en darse cuenta de que lo que les funcionaba al principio del Covid ha dejado de ser útil. También están intentando encajar toda su vida, personal, profesional, social, en un espacio que antes no utilizaban para todos esos aspectos. 

Una combinación de estrés laboral, una sensación predominante de impotencia e incertidumbre, el miedo a perder el empleo, los retos del trabajo desde casa, la carga de trabajo inmanejable y las preocupaciones financieras han contribuido conjuntamente a un inicio de agotamiento nunca antes visto durante estos tiempos de Covid, que empeora cada día a medida que todos nos damos cuenta de que no estamos cerca del final. 

La gente confiesa que siente la necesidad de responder a un correo electrónico del trabajo o a un mensaje del compañero aunque sea más allá de su horario de oficina. Cada vez es más difícil separar la vida laboral de la familiar.

La sensación de que debes estar siempre conectado y la incapacidad de desconectarse pueden hacer que las personas se sientan agotadas, física y emocionalmente. A menudo sienten que no pueden pensar en nada más que en el trabajo, por lo que dejan de hacer cosas que les gustan. 

Además de todo esto, el aislamiento social empeora las cosas. Los empleados admiten que se sienten como si no tuvieran a nadie a quien recurrir, y los compañeros de trabajo no se dan cuenta de los sutiles cambios en su comportamiento motivado por el estrés. 

La gente está sobrecargada de pendientes y agotada, no hay forma de evitarlo, y la pandemia está pasando factura a los trabajadores. La superación de los límites es la nueva normalidad, y la fase de luna de miel del Home Office ha terminado.

¿Cómo reconocer y medir el Burnout laboral?

Una de las mejores estrategias para reconocer esta problemática es aplicar un test de Síndrome de Burnout que permita conocer cómo los empleados perciben las cargas de trabajo que reciben, la asignación de tiempos, roles y expectativas, y a partir de la información obtenida generar estrategias que contribuyan a desarrollar una mejor gestión organizacional.

También puedes comenzar brindándoles un espacio para la retroalimentación, puedes aplicar encuestas de satisfacción laboral que te ayuden a indagar lo que piensan y sienten tus trabajadores, y crear iniciativas que te ayuden a mejorar su entorno.

Reconocer el burnout laboral es clave para abordar la causa de fondo, identificar los factores desencadenantes y mantener el daño al mínimo. 

Conoce cómo detectar el desgaste laboral en tu organización

 

¿Cómo evitar el desgaste laboral? 

Tomarse un tiempo libre es la primera e impulsiva forma de remediar un burnout. Sin embargo, debemos entender que el síndrome de burnout suele ser un ciclo y una condición crónica, que no desaparecerá de forma permanente hasta que no se cambien las condiciones de trabajo que lo causaron. 

Estos son algunos consejos para prevenir el Burnout laboral y evitar que caer en este padecimiento:

  • Define tiempos de trabajo que te funcionen 

Las personas trabajan mejor en diferentes momentos y necesitan tener la flexibilidad de elegir su tiempo de trabajo mientras trabajan desde casa. Otros asuntos de importancia, como cocinar la cena o la hora de la siesta de los niños, pueden impedir que una persona esté “conectada” todo el tiempo, y ayuda a respetar esas situaciones. 

Los empleados deben sentirse cómodos haciendo saber a su equipo que pueden tardar más de lo habitual en responder durante estas franjas horarias presupuestadas, para que las expectativas sean razonables. 

  • Establece límites firmes entre el trabajo y la vida privada

Practicar la autoconciencia para poder pasar del “tú-casa” al “tú-trabajo”. Algo tan obvio como conseguir una puerta para tu oficina en casa que pueda cerrarse durante las horas de trabajo, y apagar el correo electrónico y las notificaciones del trabajo mientras cenas con la familia, puede hacer maravillas para tu equilibrio entre trabajo y vida privada. 

Implementar un horario de oficina, activar las respuestas automáticas y establecer un estilo de vida de Home Office saludable puede contribuir en gran medida a evitar el burnout laboral.

  • Controla solo lo controlable 

No hay mucho que puedas cambiar o controlar sobre la incertidumbre de la pandemia. El estrés y la ansiedad son de esperar. Lo que sí puedes cambiar es tu rutina y tu estilo de vida. 

Le vendrá muy bien a su sistema tener una rutina saludable: quizás sustituir lo que solía ser su viaje diario a la oficina por un paseo al parque. Haz que sea innegociable comer y cenar lejos del ordenador. 

Haz ejercicio de forma constante y reserva algo de tiempo para un pasatiempo que te relaje. El objetivo es establecer sistemas para que tu cerebro conozca las señales de cuándo es el momento de trabajar y cuándo es el momento de desconectar y relajarse. 

Al fin y al cabo, lo que cuenta es que establezcas límites para ti mismo y los cumplas. 

¿Cómo evitar el síndrome de Burnout en una organización? 

Infografía Cómo evitar el síndrome de Burnout en una organización

Una organización es responsable también de cuidar la salud de sus empleados. Por ello, es recomendable poner en marcha los siguientes consejos para ayudar a los empleados que padezcan este síndrome o bien, evitar su desarrollo.

Crea un tiempo de convivencia a distancia

Ofrecer apoyo social en el lugar de trabajo es una forma poderosa de reducir el estrés y el agotamiento de los empleados. El hecho de que ya no trabajen todos en la misma estructura de oficina no significa que haya que decir adiós a las amistades y a las conversaciones fluidas. 

Por ejemplo, el equipo de QuestionPro Latinoamérica ahora es 100% remoto, adoptando una política de trabajo desde cualquier lugar. Para mantener las conversaciones y evitar el aislamiento social, puedes crear reuniones semanales en divertidas llamadas de grupo para pasar el rato juntos y discutir lo que está pasando en la vida de cada uno. 

Esta es una forma estupenda de comprobar cómo están las cosas y de apoyarse mutuamente. Establece un tiempo similar con tus compañeros de trabajo. O, si se puede organizar, los encuentros con sana distancia también pueden ser mágicos. 

La ventaja añadida de controlar a los demás es que también te hace sentir bien: mejora tu propia sensación de control, pertenencia y autoestima.

Proporciona beneficios para la salud mental

Un plan de salud saludable, la cobertura de la suscripción a un gimnasio o club de salud, o el reembolso de las aplicaciones de meditación, son formas estupendas de hablar de que los empleadores se preocupan por la salud mental y el bienestar de sus empleados. 

Muchas empresas han dado un paso adelante para ofrecer prestaciones de salud mental que no ofrecían antes de la pandemia, incluyendo exámenes médicos y programas de asistencia a los empleados. 

Aquí ejemplos de preguntas para una encuesta de depresión

 

Garantiza una carga de trabajo realista 

Los supervivientes del agotamiento suelen señalar las expectativas poco razonables y la abrumadora carga de trabajo como el principal factor que contribuye al burnout laboral. 

Cuando el trabajo nunca se realiza a pesar de todas las horas extra que los empleados dedican, se pone de manifiesto un problema más profundo: La carga de trabajo es excesiva. El remedio obvio es distribuir la carga uniformemente con más recursos y quitar el peso de los hombros a los trabajadores. 

Supervisa periódicamente la carga de trabajo y rastrea los signos comunes de agotamiento (ansiedad, incapacidad para seguir el ritmo de las tareas diarias) para saber cuándo es el momento de reducir las exigencias y ampliar los recursos.

Fomenta las vacaciones y la flexibilidad 

La forma orgánica de aumentar la productividad de los empleados no es exigiendo horas extras. Es permitiendo que los empleados descansen y se regeneren. 

Fomenta las vacaciones y sustituye la microgestión concediendo a los empleados al menos cierto nivel de control sobre su horario. 

Conoce estos consejos para aumentar la productividad en Home Office

 

Pon en práctica un liderazgo empático 

Las empresas se arriesgan a perjudicar sus resultados y su marca cuando ignoran las alarmantes tasas de agotamiento de los empleados durante la pandemia. 

Los empleados agotados y el burnout laboral pueden afectar profundamente los niveles de productividad, el compromiso de los empleados, la satisfacción laboral y las tasas de retención. 

Como empresa, no puedes realmente diagnosticar el agotamiento de un empleado por él. Sin embargo, puedes reconocer el problema y potenciar una cultura de empatía y amplia comunicación para que tus empleados se sientan animados a preocuparse por su bienestar emocional. Y también, saber cuando algo va mal. 

Si tu cultura laboral es la de la confianza, es mucho más probable que se den cuenta de sus síntomas de estrés y agotamiento y acudan en busca de apoyo. Ofréceles un espacio para que se expresen y asegúrate de que tus empleados conocen los recursos que existen para ayudarles a superar los momentos difíciles.

Conclusión

No hay nada mejor que puedas hacer por tu gente que hacerles saber que está bien tener problemas. Por ello, es importante que puedas tener un programa de gestión de la experiencia de empleados para entender los problemas que están atravesando y abordarlos de manera asertiva. 

Si te gustaría conocer de primera mano una herramienta para poner en marcha un programa integral para el cuidado y crecimiento de tu fuerza laboral, te invitamos a tomar una demo gratuita de QuestionPro Workforce en el siguiente enlace o bien, compártenos tus necesidades a través de nuestro chat en línea.