Evaluación 180 grados: Guía para implementarla

Analizar y revisar el desempeño de los empleados es un proceso indispensable para cada organización. Esto se puede abordar a través de diferentes métodos, como por ejemplo una evaluación 180 grados

Este sistema proporciona un enfoque más completo para el proceso de revisión que sirve para mejorar la comunicación, la moral y, sí, medir el desempeño laboral.

¿Qué es una evaluación 180 grados?

Una evaluación 180 grados consiste en que un empleado sea evaluado por su gerente, compañeros de equipo y en ocasiones, los clientes. Sin embargo, este proceso no incluye a los subordinados. 

Es importante que los evaluadores hayan tenido la oportunidad de trabajar con la persona bajo revisión para poder formarse una opinión sobre sus habilidades profesionales y de esta forma, sea posible garantizar que la información recopilada se basa en la experiencia y tiene valor.

Por lo general, en la evaluación 180 grados el empleado completa un encuesta de autoevaluación, clasificándose a sí mismo y brindando retroalimentación sobre la percepción de su desempeño laboral antes de la reunión de revisión con su gerente.

Ventajas de la evaluación 180 grados

Entre las principales ventajas de realizar una evaluación 180 grados se encuentran las siguientes:

  • Con esta evaluación es posible identificar los elementos que favorezcan el desempeño de los empleados y la cultura laboral.

  • La evaluación 180 grados es un proceso continuo que ayuda a elaborar actividades formativas para el desarrollo profesional de los empleados.

  • Las organizaciones pueden posicionarse en la industria y beneficiarse frente a la competencia y en el reclutamiento de nuevos empleados.

  • El uso de esta herramienta de evaluación demuestra que la empresa está interesada en mejorar el desempeño de los empleados y fomentar el crecimiento profesional.

  • Las organizaciones utilizan una evaluación 180 grados para mejorar de forma inmediata la comunicación.

  • La reunión de evaluación es una oportunidad para ofrecer comentarios y aumentar la motivación de los empleados.

  • Cuando se realiza de forma adecuada, una evaluación 180 grados brinda la oportunidad de establecer nuevos objetivos y aclarar las responsabilidades del empleado.

  • Con este proceso, las organizaciones pueden identificar los puntos débiles en los empleados y los procesos internos y así, elaborar programa para la capacitación También permite revisar las necesidades educativas o de formación.

Cómo realizar una evaluación 180 grados

A continuación, tenemos para ti una guía que te ayudará a realizar una evaluación de empleados implementando uno de tipos de evaluación de desempeño más populares: La evaluación 180º.

1. Consulta el organigrama de la empresa

El primer paso para realizar una evaluación 180 grados consiste en visualizar el organigrama de la empresa. 

Esto es una representación visual de las relaciones laborales que existen entre las personas que componen la organización, el cual te ayudará a mantenerte encaminado al evaluar toda la estructura interna del negocio.

2. Establecer roles y responsabilidades

El siguiente paso consiste en categorizar cada uno de los roles existentes y establecer sus deberes, responsabilidades y objetivos básicos. 

Con esta información es posible establecer qué habilidades de los empleados debes evaluar y además, te ayudará a definir nuevas metas cuando llegue el momento.

3. Preparar el proceso de retroalimentación 

Los grados de dificultad de una evaluación 180 grados dependen en gran medida del tamaño de la organización, ya que mientras más grande sea, más recursos de tiempo y dinero se necesitan invertir. 

Muchas empresas utilizan un software para evaluación de desempeño de empleados para la revisión del rendimiento. Que además, permita automatizar el proceso, haciéndolo mucho más rápido y eficiente.

Estas herramientas se encargan de enviar los formularios de evaluación correspondientes, recibir la información, visualizarla en tu dashboard y poder filtrar. Esto significa que el departamento de Recursos Humanos solo necesita realizar un análisis de datos basándose en las métricas de desempeño establecidas. 

4. Establece un plan de desarrollo

El proceso de evaluación no termina cuando obtenemos los resultados. Básicamente, esta información debe usarse para definir un plan de desarrollo personal que mejore las debilidades detectadas y aproveche las fortalezas. 

El objetivo de una evaluación 180 grados es optimizar el rendimiento y obtener mejores resultados a corto plazo.

Te recomendamos tener un calendario de evaluación y comparar los resultados a lo largo del tiempo. El proceso generalmente se repite a intervalos de seis meses para verificar si hay mejoras, recaídas y para rastrear si se están cumpliendo los objetivos.

Diferencia entre una evaluación 180 grados y una evaluación 360 grados

En artículos anteriores te hemos hablado de diferentes encuestas para la evaluación de empleados que te ayudan a analizar y calificar el rendimiento de tu plantilla laboral efectivamente. Una de ellas es la evaluación 360 grados, la cual es muy común, pero cuenta con características y métodos que la diferencian de la evaluación 180 grados.

A continuación, tenemos para ti la diferencia entre estos dos métodos de evaluación de desempeño de los empleados: 

Una evaluación 180 grados permite al empleado comparar la percepción que tienen de sus fortalezas y debilidades con las que tiene su gerente. 

La evaluación 360 grados se realiza de forma anónima, es decir, la persona evaluada no sabe quién mencionó algún comentario específico. En cambio, con una evaluación 180 grados los empleados pueden saber quién y qué comentaron los otros, lo cual es bueno para aclarar las prioridades y expectativas.

Los informes de resultados en una evaluación 180 grados son mucho más rápidos y fáciles de elaborar, ya que se realiza entre el empleado, el gerente y sus compañeros de trabajo. En cambio, la evaluación 360 grados involucra a otros departamentos de la organización, lo que resulta en una gran cantidad de datos que analizar.

La evaluación 360 es un proceso largo, debido al seguimiento. Sin embargo, con la evaluación 180 grados se puede hacer rápidamente sin necesidad de tiempo o esfuerzo de seguimiento. Lo cual requiere menos recursos de tiempo y dinero. 

Importancia de realizar una evaluación 180 grados

Para muchas empresas, una evaluación 180 grados puede ser la forma más productiva y constructiva de evaluación del desempeño, ya que ofrece una gran cantidad de beneficios para la organización y los empleados por igual.

Una evaluación tradicional del desempeño en la que solo se considera la retroalimentación del gerente cierra el diálogo entre el empleado y su supervisor, y esta falta de comunicación abierta puede afectar gravemente el objetivo de realizar evaluaciones del desempeño.

Por otro lado, la apertura y claridad que ofrece una evaluación 180 grados mejora las posibilidades de tener una revisión de desempeño efectiva. 

El desarrollo profesional y el establecimiento de objetivos profesionales se facilitan mediante una evaluación eficaz del desempeño. A su vez, los empleados que se sienten escuchados y considerados tienden a trabajar más duro, más motivados y más dedicados.

Realiza pruebas del desempeño de tus empleados con ayuda de QuestionPro Workforce, nuestra plataforma de encuestas para empleados con la que podrás realizar un proceso efectivo. ¡Contáctanos, solicita una demostración y resuelve todas tus dudas!