Muestra representativa: Qué es, importancia y ejemplos

Para realizar una investigación de mercado necesitamos una muestra representativa. ¿Se imaginan tener que entrevistar a todas las personas de una ciudad o de un país? Definitivamente sería algo muy complicado y que nos llevaría mucho tiempo. 

Conozcamos más de este concepto y los tipos que existen.

¿Qué es una muestra representativa?

Una muestra representativa es una pequeña cantidad, parte o subconjunto de un conjunto o entidad mayor de personas, y tiene las mismas propiedades que la población mayor de la que es representante.

Por ejemplo, una clase de 30 alumnos con 15 hombres y 15 mujeres podría generar una muestra representativa que incluyera seis alumnos: tres hombres y tres mujeres. 

Las muestras son útiles en el análisis estadístico cuando el tamaño de la población es grande porque contienen versiones más pequeñas y manejables del grupo mayor.

Una muestra representativa refleja, con la mayor precisión posible, a un grupo más grande. Entonces podemos aplicar, por ejemplo, una encuesta online a una muestra buscando que sea lo más representativa de nuestra población objetivo.

No tendremos mejores resultados si, por ejemplo, mandamos una encuesta sin tomar en cuenta la representatividad y no sabemos quienes la contestan, y si los resultados realmente representan la opinión de nuestro público.

Te invito a leer: ¿Qué es una Muestra Representativa de la Población Nacional?

Importancia de tener una muestra representativa

Las muestras representativas son conocidas por recoger resultados, conocimientos y observaciones en los que se puede confiar como representación de la población más amplia que se está estudiando. Por ello, el muestreo representativo suele ser el mejor método para los estudios de mercado.

Si no tenemos representatividad, seguramente tendremos datos que no nos servirán para nada. Por ello, es importante que garanticemos que las características que nos importan y necesitamos investigar, se encuentren en la muestra que va a ser objeto de estudio.

Tomemos en cuenta de que siempre estaremos propensos a caer en un sesgo de muestreo porque siempre habrá personas que no contesten la encuesta por estar ocupadas, o la contesten de manera incompleta, por lo que no podremos obtener los datos que requerimos.

En cuanto al tamaño de la muestra, mientras más grande sea, aumenta la posibilidad de que sea más representativa de la población. 

Que una muestra sea representativa nos da mayor certeza de que las personas que están incluidas sean las que necesitamos, además reducimos un posible sesgo. Por eso si queremos evitar la inexactitud en nuestras encuestas hay que tener una muestra representativa y equilibrada.

Te dejo algunas otras consideraciones para tener el mejor muestreo.

 

¿Cómo obtener una muestra representativa?

Existen métodos de muestreo establecidos para obtener una muestra representativa que han sido probados y verificados a lo largo del tiempo a través de la investigación académica, científica y de mercado. 

Los tipos de muestreo más comunes son el muestreo probabilístico o aleatorio y el muestreo no probabilístico.

métodos de muestreo

Muestreo probabilístico

Si vamos a tener un muestreo probabilístico o aleatorio, debemos cerciorarnos de contar con información actualizada de la población de donde sacaremos la muestra y encuestar a la mayoría para asegurar representatividad. 

La elección de la muestra se realizará al azar, lo que garantiza que cada miembro de la población tendrá la misma probabilidad de selección e inclusión en el grupo muestra.

Te comparto el siguiente artículo: Muestreo aleatorio simple, uno de los tipos de muestreo de probabilidad.

 

Muestreo no probabilístico

En un muestreo no probabilístico se busca tener diferentes tipos de personas para procurar una muestra representativa más equilibrada. 

Conocer las características demográficas de nuestro grupo, sin duda ayudará para limitar el perfil de la muestra deseada y definir las variables que nos interesan, como género, edad, lugar de residencia, etc. 

Al conocer estos criterios, antes de obtener la información, podemos tener el control para crear una muestra representativa que nos sea de utilidad.

Debemos evitar tener una muestra que NO refleje a la población meta, lo ideal es tener datos lo más exactos posibles para el éxito de nuestro proyecto.  

Te compartimos 5 pasos crear una muestra de investigación efectiva

 

Evita cometer errores de muestreo

Cuando una muestra no es representativa, entonces tendremos un error de muestreo. Si queremos tener una muestra representativa de 100 empleados, entonces debemos escoger un número similar entre hombres y mujeres. Por ejemplo, si tenemos una muestra inclinada a cierto género, entonces tendremos un error en la muestra.

El tamaño de la muestra es muy importante, pero este no garantiza que se represente con precisión a la población que necesitamos. Más que el tamaño, la representatividad está más relacionada con el marco muestral, es decir, con la lista de donde se seleccionan a las personas que van a ser, por ejemplo, parte de una encuesta

Por ello debemos cuidar que personas de nuestro público objetivo estén incluidas en esa lista para decir que es una muestra representativa.

Te recomiendo leer también: Tipos de errores. Consejos para que tu investigación no caiga en ellos.

 

¿Ya tienes tu muestra representativa? Ahora, ¡usa QuestionPro!

Realiza las mejores prácticas al momento de hacer tu investigación. En QuestionPro contamos con diversas herramientas para que puedas echar a andar tu proyecto de investigación, desde una calculadora de muestra, hasta nuestro software para encuestas para comenzar a recolectar datos de tu muestra.

Conoce nuestro servicio QuestionPro Audience y olvídate de conseguir la muestra que necesitas, ¡nosotros lo hacemos por ti! 

Comunícate para conocer más de este servicio y cotizar la muestra que estás buscando.