Estrategia de mercadeo: Definición, beneficios y tipos

Contar una buena estrategia de mercadeo es una de las claves más importantes del éxito de las empresas que logran llegar a su público objetivo y brindar soluciones a sus necesidades.

En este artículo te presentaremos en qué consiste exactamente, cuáles son sus beneficios y qué tipo de estrategias puedes desarrollar para lograr tus objetivos empresariales.

¿Qué es una estrategia de mercadeo?

Una estrategia de mercadeo es un plan de acción de la empresa para llegar a los posibles consumidores y convertirlos en clientes de sus productos o servicios. 

La estrategia de mercadeo consiste en una planificación a largo plazo de los objetivos que la empresa quiere alcanzar.

Para lograr estos objetivos empresariales es importante elegir bien las acciones específicas que permitirán consolidar la imagen de marca y la reputación de los productos y servicios para aumentar las ventas en el mercado.

Elementos de una estrategia de mercadeo

Los elementos de una estrategia de mercadeo que debes tener en cuenta para lograr desarrollarla con éxito son:

  • Producto

Un producto es un bien o un servicio que una empresa ofrece a los clientes. Para tener éxito, los responsables de marketing deben entender el ciclo de vida de un producto y tener un plan para tratar los productos en cada etapa del ciclo. 

El tipo de producto también dicta en parte cuánto pueden cobrar las empresas por él, dónde deben colocarlo y cómo deben promocionarlo en el mercado.

  • Fijación de precios

Fijar el precio de un producto, es decir, el coste que los consumidores pagarán por él, es una de las labores más importantes de una estrategia de mercadeo.

Los responsables de marketing deben vincular el precio al valor real y percibido del producto, pero también deben tener en cuenta los costes de suministro, los descuentos de temporada y los precios de los competidores. 

También deben determinar cuándo realizar descuentos y si estos son apropiados. A veces, un descuento puede atraer a más clientes, pero también puede dar la impresión de que el producto es menos exclusivo o menos lujoso que cuando tiene un precio más alto.

  • Colocación 

Cuando una empresa toma decisiones relativas a la colocación, está tratando de determinar dónde debe vender un producto y cómo entregarlo al mercado. 

En una estrategia de mercadeo, la colocación implica poner los productos justo en donde los consumidores que tienen más probabilidades de comprarlos puedan verlos.

Por ejemplo, puede consistir en colocación de un producto en un aparador particular de una tienda, pero también puede referirse a poner el producto en series de televisión, películas o en un sitio web con el fin de atraer la atención hacia el producto.

  • Promoción

En una estrategia de mercadeo, la promoción incluye la publicidad, las relaciones públicas y todas las actividades relacionadas con la difusión de un producto o servicio al público. 

El propósito que debe perseguirse con la promoción de un producto es mostrar al público objetivo por qué este producto es bueno para ellos, de qué manera resuelve sus necesidades y por qué deben comprarlo.

Los profesionales del marketing tienden a unir los elementos de promoción y colocación para poder llegar a su público principal. 

Beneficios de desarrollar una estrategia de marketing

Como puedes imaginarte, desarrollar una estrategia de mercadeo puede tener múltiples beneficios para una empresa, entre los que destacan:

1. Aumento de la audiencia y de las ventas

A través de una estrategia de mercadeo eficaz puedes llegar a un público muy amplio, ya sea a través de las redes sociales, la optimización de contenidos en motores de búsqueda, los anuncios de pago, YouTube, etc.

Cuando se emplean buenas tácticas de marketing, se consiguen más ventas. No solo se trata de atraer a nuevos clientes, sino que una estrategia de mercadeo bien diseñada también fomentará la retención de los clientes actuales y pasados, incluso logrando que adquieran productos de mayor valor cada vez.

2. Mejora la reputación de la marca

La estrategia de mercadeo también implica que el público conozca tus valores, tu cultura y el propósito de tu negocio o empresa. Cuando eres capaz de comunicar estas cosas, estás creando conciencia de marca

El branding de tu empresa es muy importante. Al comercializar en línea y a través de la publicidad, ser transparente, comprometerse con los clientes y utilizar tácticas inteligentes mejorará positivamente su reputación. 

Construir la reputación de tu marca es uno de los beneficios del marketing que las empresas más pequeñas pasan por alto o descartan. 

Hoy en día, los consumidores suelen investigar a fondo todos los productos y servicios que quieren comprar, por lo que la marca es más importante que nunca. 

Una buena reputación se traduce en mayores niveles de confianza de nuestros clientes y público objetivo, atrayendo mejores talentos al equipo y más beneficios.

3. Permite conocer a tu público objetivo

Una buena estrategia de mercadeo te ayuda a obtener datos y métricas para encontrar a tu público objetivo y conocerlo mejor, de tal forma que te permita orientar mejor tus esfuerzos.

Tener acceso a información detallada sobre tus clientes es clave para ofrecer productos y servicios eficaces que representen una ventaja competitiva en el mercado. 

Los datos recopilados proporcionan información profunda sobre sus clientes, la cual puede incluir su actividad en línea, su comportamiento de compra y su interacción con las tiendas y comercios. 

Una estrategia de mercadeo basada en datos sobre los clientes es una de las mejores formas de desarrollar múltiples flujos de ingresos a partir de audiencias segmentadas. 

Una vez que tengas un conocimiento sólido de tu audiencia, puedes dirigirte a ella para que coincida con sus necesidades y pain points específicos.

4. Ganarse la confianza de los clientes

La confianza es esencial cuando se trata de negocios, por lo que debes aprovechar todas las razones por las que los consumidores pueden confiar en ti y reforzar estas señales de confianza.

En pocas palabras, cuando se analizan los beneficios de una estrategia de mercadeo, el aumento de los indicadores de confianza del cliente es uno de los más útiles, ya que es como una máquina de movimiento perpetuo que se alimenta a sí misma mientras genera lo que necesita. 

5. Aumentar el ROI

Entender cómo relacionarse con los consumidores de forma más eficaz ayuda a crear campañas tan únicas como tu consumidor.

Al llegar intencionadamente a personas reales que demuestran una probabilidad de responder en determinados medios y tienen intereses específicos, tu estrategia de mercadeo basada en las personas puede impulsar las conversiones y las ventas, y por lo tanto, el rendimiento general de su inversión.

Conoce también la importancia de realizar una investigación de clientes

 

Tipos de estrategia de mercadeo

Ahora que ya conoces un poco más sobre la importancia y los beneficios de desarrollar una estrategia de mercadeo de forma planificada, te presentaremos 7 tipos de estrategias que puedes poner en práctica:

1. Estrategia de mercadeo de segmentación

Una estrategia de segmentación de mercados organiza tu base de datos de clientes o de negocios a lo largo de líneas demográficas, geográficas, de comportamiento o psicográficas, o una combinación de ellas. 

La segmentación del mercado es una estrategia que se utiliza para dividir el público de un mercado objetivo en grupos más pequeños y manejables. Generalmente, pueden encontrarse formas de segmentación, como son:

  • Diferenciada. Cuando se dirige a cada uno de los segmentos de mercado que se han identificado con una oferta y un posicionamiento diferentes. 
  • Indiferenciada: Cuando se identifican segmentos con necesidades diferentes, pero la empresa opta por dirigirse a ellos con la misma oferta para intentar conseguir el mayor número de clientes.
  • Concentrada: Cuando se elige solo uno de los segmentos del mercado. 

2. Estrategia de mercadeo de posicionamiento de la marca

La estrategia de posicionamiento de la marca consiste en encontrar un lugar adecuado para una marca en el mercado y en la mente del consumidor. 

El objetivo es que el público objetivo pueda relacionar un deseo o necesidad con la marca de forma consciente o inconsciente. Si la marca no consigue esto, se convierte simplemente en otro producto o mercancía en el estante del supermercado o del centro comercial.

Esta estrategia consiste en definir cómo quiere ser percibida la marca en los segmentos estratégicos elegidos y qué atributos queremos tener como empresa o marca en la mente del consumidor. 

Hay varias formas de lograr el posicionamiento frente a la competencia y puede ser con la portada del producto, la imagen de la empresa o las características y usos del producto.

3. Mercadeo encubierto

El mercadeo encubierto o stealth marketing es una estrategia en la que una empresa comercializa su producto de forma sutil y oculta tras otro tipo de contenido, como una noticia o un evento.

Es decir, es la estrategia de presentar un producto a los consumidores de forma que no parezca publicidad, por lo que esta estrategia de mercadeo se centra en comercializar el producto mientras los clientes no son conscientes de la estrategia que hay detrás.

4. Estrategia de mercadeo de fidelización

La estrategia de mercadeo o marketing de fidelización está orientada a mantener la fidelidad de los clientes y evitar que se vayan con la competencia gracias a la constante creatividad y al buen servicio al cliente que la empresa proporciona a sus consumidores.

Esta estrategia puede incluir descuentos, promociones, regalos, marketing de comunidad de marca, etc, aumentando las posibilidades de venta y motivando al público objetivo a comprar los productos promocionados.

5. Estrategia de marketing de contenidos

El marketing de contenidos es un enfoque estratégico de mercadeo centrado en la creación y distribución de contenidos valiosos, relevantes y coherentes para atraer y retener al público objetivo y guiarlos paso a paso hasta la conversión.

Esta estrategia se basa en la creación de contenidos como artículos, infografías, ebooks, whitepapers, videos informativos, etc.

6. Estrategia de marketing digital

Una estrategia de mercadeo digital implica una evaluación de los objetivos específicos que se pueden alcanzar a través de los canales online. 

Puede estar compuesta por:

  • Inbound marketing: Utilizado para atraer y convertir clientes de forma orgánica a través de contenidos útiles. 
  • Email marketing: Donde se puede establecer una comunicación segmentada.
     
  • Redes sociales: Para conectar tus redes con los clientes y buscadores web para que la marca aparezca en las primeras opciones, entre otros.

7. Estrategia SEO

Una estrategia de posicionamiento SEO es el proceso de organizar el contenido de un sitio web por temas para mejorar la probabilidad de aparecer en los resultados de búsqueda. 

Una estrategia de mercadeo enfocada al SEO te permitirá maximizar el tráfico orgánico a tu sitio web proveniente de los motores de búsqueda de internet.

Conoce cómo mejorar el SEO de tu página usando encuestas online

 

Conclusión

Como puedes ver, una estrategia de mercadeo bien ejecutada te puede hacer más memorable, más fácil de encontrar cuando los clientes necesitan lo que vendes y más visible cuando la gente quiere saber más sobre lo que haces. 

Si te gustaría conocer las mejores recomendaciones para crear tu próxima estrategia de mercadeo basada en datos confiables de tu público meta, te invitamos a descargar el Ebook de Investigación de mercados de forma gratuita ¡Funciona tanto si eres una pequeña empresa como una mediana y grande!