¿Qué es el clima laboral en una organización?

Si le preguntas a alguien ¿qué es el clima laboral?, quizá te contestes:

   Es la climatización: frío o calor en las instalaciones.

   Que los escritorios no estén encimados.

   Que las sillas sean cómodas.

   Que la iluminación sea la correcta.

A todas esas ideas sobre clima laboral, la respuesta es: ¡no! Todo eso es importante, pero corresponde al ambiente físico del lugar de trabajo. El clima laboral dentro de una organización es la medición de las relaciones interpersonales entre compañeros de trabajo, de subordinado a jefe y viceversa; así como relaciones entre los diferentes departamentos de una empresa.

Actualmente las empresas se manejan en un ambiente sumamente competitivo a nivel local y global, por lo que el término “productividad” representa un acierto de gran peso en las características de la organización.

Te invito a leer el siguiente artículo: Productividad e innovación en la gestión de la fuerza laboral.


El hombre es un ser complejo. Su individualidad se arma, entre otras cosas, de sus percepciones, motivaciones, y cómo se conforma su mapa mental (aspectos psíquicos, anímicos, familiares, sociales, de educación y económicos que rodean la vida de cada individuo).

Los individuos reciben la información a través de sus sentidos.  La acción de organizar toda esta información para que llegue a tener un significado recibe el nombre de percepción, la cual es un proceso cognoscitivo.

La percepción ayuda a los individuos a seleccionar, organizar, almacenar e interpretar los estímulos de manera coherente. Esto explica por qué los individuos ven una misma cosa o situación de manera distinta, ya que el mapa cognoscitivo de una persona no es una representación del mundo físico, sino una construcción personal y parcial en la que determinados objetos, seleccionados por el individuo conforme a la importancia de su rol, se perciben de manera individual; y también interpretan la conducta de los demás en el contexto del escenario en el que ellos mismos actúan.

Te recomiendo leer:  ¿Cómo fomentar la creatividad en el trabajo?

Esos diversos aspectos, que se entretejen en la vida de una persona, puede hacerle ver la misma situación en positivo o en negativo, lo que ocasiona que los empleados en muchas ocasiones no sean plenamente objetivos, sino que sus opiniones están condicionadas por la suma de todas sus circunstancias personales.

¿Cómo mejorar el clima laboral?

Ahora bien, imaginemos infinidad de percepciones entre los miembros de una misma organización. Si ésta no posee canales de comunicación eficientes, reglamentación interna convincente y justa, y una clara limitación de las funciones y responsabilidades que les corresponde a cada miembro de la empresa, es cuando el clima laboral se ve afectado.

Te comparto algunas claves para desarrollar un mejor clima laboral a través de la motivación.


La conducta de una persona también es compleja, y obedece a muy diversos factores y experiencias de vida del individuo, y todos ellos afectan a su conducta en mayor o menor grado, por lo que algunos individuos terminan ocasionando problemas en las empresas.  Así también, las conductas individuales explican las diferencias en la conducta y el rendimiento individual.

Una gestión eficaz requiere reconocer las diferencias en las conductas individuales y valorarlas en el manejo de la conducta de la organización, por lo que la administración eficaz de la conducta debe esforzarse en construir un entorno de apoyo humano, que redundará en actitudes favorables en sus trabajadores.

La mala conducta de un trabajador, puede permear y ocasionar mal clima laboral en una organización, que por consiguiente puede afectar gravemente la productividad. Gestiona el sentido de pertenencia de tus empleados.

Por lo anterior, es indispensable que la organización haga una medición seria del clima laboral, mediante una herramienta que si bien puede ser diseñada por un Gerente de Recursos Humanos, también puede contratarse vía outsourcing con una empresa especializada.  

Medir el clima laboral, nos dará información de lo que hay en la mente y en los sentimientos de los empleados que participen, obtendremos el diagnóstico del estado de ánimo de la organización.

Te invito a leer también el siguiente artículo sobre qué es una encuesta de clima laboral.


Debemos iniciar comunicando a todos los miembros de la organización sobre este proyecto, que se realizará a través de encuestas anónimas, que contendrá preguntas abiertas y cerradas, la cronología que se llevará a cabo, y cuándo se brindará retroalimentación sobre los resultados.

En relación a lo anterior, es importante darle importancia a los resultados obtenidos, detectar en dónde está el o los problemas, y generar un plan de acción para atacarlo(s).  Por el contrario, también sabremos qué cosas estamos haciendo bien como empresa, en qué aspectos se sienten contentos los trabajadores, qué valoran de su trabajo, de su organización.

Te comparto el siguiente texto: Empleados comprometidos para crecer tu negocio.


Es indispensable llevar seguimiento tanto del plan de acción diseñado, como evaluar qué tanta mejoría se ha logrado con éste, y rediseñar el rumbo si acaso no se ha alcanzado el objetivo.

Por experiencia propia, he participado en empresas en las que nunca se nos dio el resultado de estas encuestas, por lo que a futuro pierde credibilidad el participar nuevamente en esta medición, por lo que peligrosamente llega el trabajador a preguntarse: ¿qué esconde la empresa?

Por lo mismo, cuando yo fui responsable de los Recursos Humanos de una empresa, proporcioné el diagnóstico tanto a la Dirección General como a los mandos superiores, e implementé un plan de acción para dar a conocer los resultados a cada departamento, y para atacar los aspectos negativos detectados, llevando seguimiento puntual de los avances alcanzados.

Te dejo otros 3 beneficios al realizar encuestas de satisfaccion de empleados.

¿Qué podemos medir?

  • Cómo son las relaciones interpersonales entre pares; entre subordinado y  jefe (y viceversa); entre los distintos departamentos que conforman la empresa.
  • Cómo sienten la gestión de la Dirección General.
  • Qué tan eficiente es la comunicación dentro de la empresa.
  • Cómo se siente el trabajador con las funciones que realiza.
  • Qué tan claros son los objetivos a alcanzar dentro de su departamento.
  • Qué tan clara y justa ve la reglamentación interna.
  • Qué tan justo ve su pago, así como sus prestaciones.
  • Qué tan orgulloso o no se siente de trabajar en esa organización.

Y podrán ser mil variables más, conforme sea el interés de lo que queramos descubrir.

 

¡COLABORA CON NOSOTROS!

En QuestionPro necesitamos tu talento, si quieres colaborar en nuestro blog da click aquí


Sobre la autora:
Angela Leticia Colunga Zavala. Estudios en Relaciones Industriales y Máster en Administración.

Twitter: @letyColunga
LinkedIn: Leticia Colunga Zavala