Estrategias de muestreo: Definición, tipos e importancia

Contar con las estrategias de muestreo adecuadas es clave a la hora de emprender una investigación, tanto si se trata de una disciplina académica como de investigación de mercados.

En este artículo te presentaremos en qué consisten, cuál es su importancia, qué tipos existen y qué recomendaciones debes tener en cuenta para desarrollarlas correctamente.

¿Qué son las estrategias de muestreo?

Una estrategia de muestreo es un plan que se establece para asegurarse de que la muestra de investigación que se utiliza en un estudio representa a la población de manera efectiva.

La estrategia de muestreo que se diseñe y adopte debe ofrecer la confianza y la potencia necesarias para poder hacer las inferencias oportunas. 

En ciertos tipos de estrategias de muestreo, es posible estimar mediante procedimientos estadísticos el margen de error de los datos obtenidos a partir de las muestras. 

Hay procedimientos y métodos de muestreo específicos que tienen menos probabilidades que otros de dar lugar a muestras sesgadas, pero no siempre se puede garantizar la representatividad de la muestra.

Importancia de contar con una estrategia de muestreo

Los investigadores actúan en condiciones en las que el error es posible, por lo que es importante contar con una estrategia de muestreo que proporcione, como mínimo, un plan de qué y dónde medir, cuántas unidades de muestreo recoger, el marco temporal en el que deben recogerse las unidades de muestreo y la frecuencia de muestreo. 

Puede ser conveniente consultar a estadísticos experimentados durante el proceso de diseño del muestreo, pues hay que tener en cuenta una serie de factores importantes, como los aspectos estadísticos del muestreo y el análisis. 

En algunos casos, es más conveniente contar con un proveedor de muestra para investigación cualitativa o cuantitativa que ofrezca resultados seguros a través de las mejores estrategias.

Conoce cómo seleccionar una muestra de estudio

 

Tipos de estrategias de muestreo

Las estrategias de muestreo pueden clasificarse como no probabilísticas o probabilísticas:

Estrategias de muestreo no probabilísticas

El muestreo no probabilístico se utiliza cuando el lugar de muestreo de interés ya es conocido o en casos en que no hay necesidad de muestrear en otros lugares. Aquí, los elementos que componen la muestra se seleccionan mediante métodos no aleatorios. 

Este tipo de muestreo tiene menos probabilidades de producir muestras representativas que el muestreo probabilístico. 

Los tres métodos principales son:

Estrategias de muestreo probabilísticas

El muestreo probabilístico está basado en consideraciones estadísticas y es habitual cuando solo es posible muestrear un pequeño porcentaje del conjunto. 

Este tipo de muestreo implica un proceso de selección en el que cada elemento de la población tiene una probabilidad igual e independiente de ser seleccionado. Esta estrategia cuenta con los siguientes métodos:. 

  • Muestreo aleatorio simple: Colección arbitraria de muestras que tienen la misma probabilidad de ser incluidas. Se utiliza cuando los miembros de la población son similares entre sí en variables importantes.
  • Muestreo estratificado: Este muestreo se utiliza cuando la población es heterogénea y contiene varios grupos diferentes, algunos de los cuales están relacionados con el tema del estudio.
  • Muestreo sistemático. Este tipo de muestreo aleatorio se realiza dentro de áreas más pequeñas subdivididas del área original, generalmente cuando los miembros de la población son similares entre sí en variables importantes.
  • Muestreo de cuadrícula sistemática. Se realiza subdivisión del área de interés y recolección de muestras en las intersecciones de las líneas de la cuadrícula, y se utiliza cuando la población está formada por unidades y no por individuos.

Descubre cómo calcular el tamaño de la muestra para una encuesta

 

Prácticas para realizar una buena estrategia de muestreo

Algunas de las prácticas más recomendadas para llevar a cabo una estrategia de muestreo correctamente son:

  1. La reducción del error de muestreo es el principal objetivo de cualquier técnica de selección.
  2. Una muestra debe ser lo suficientemente grande para responder a la pregunta de investigación, pero no tan grande como para que el proceso de muestreo resulte antieconómico.
  3. Es importante estimar el tamaño de la muestra en general. Se necesita una muestra más grande para representar con precisión a la población cuando la cantidad de variabilidad dentro de los grupos es mayor, así como cuando la diferencia entre los dos grupos es menor.
  4. En general, cuanto mayor es la muestra, menor es el error de muestreo y mejor es el trabajo que se puede hacer.
  5. Si van a utilizar varios subgrupos en tu trabajo (como hombres y mujeres de 10 años de edad, y residentes urbanos sanos y no sanos), asegúrate de que tu selección inicial de sujetos es lo suficientemente grande como para tener en cuenta la eventual ruptura de los grupos de sujetos.
  6. Si envías encuestas por correo electrónico, cuenta con aumentar el tamaño de la muestra entre un 40 % y un 50 % para tener en cuenta la pérdida de correo y la falta de cooperación de los sujetos.
  7. No desperdicies el dinero que tanto te ha costado ganar ni el valioso tiempo que has invertido en generar muestras más grandes de lo que necesitas.

Conclusión

Ahora que ya conoces qué son las estrategias de muestreo, es momento de definir tu marco muestral y elegir los métodos más adecuados para alcanzar tu objetivo de investigación. 

Si estás realizando una investigación de mercados y te gustaría conocer más detalles sobre los procedimientos de muestreo, te invitamos a descargar nuestro Ebook de Investigación de mercados totalmente gratis.

Y recuerda que con QuestionPro puedes tener acceso a múltiples herramientas para el levantamiento de información online de forma gratuita, así como funcionalidades y servicios especializados de acuerdo con tus necesidades.

¡Crea tu cuenta gratis ahora!