¿Cómo evaluar las cualidades de un gerente?

Las cualidades de un gerente deben ser muchas para lograr la efectividad de su labor.  

Para los subordinados, los gerentes son una especie de mentores y líderes. Para los colegas, representan alguien con quien competir (de manera saludable), crear estrategias sobre nuevas iniciativas, discutir nuevos desafíos y encontrar soluciones. Para los equipos directivos, los gerentes son jefes de equipo, líderes que contribuyen a obtener los ingresos, y modelos de conducta para los empleados. 

Entonces, ¿cuáles son las características más esenciales para ejecutar este papel? Un buen gerente puede variar de una organización a otra. Es un líder que puede sacar el mejor rendimiento de su equipo, entrenarlo para alcanzar nuevas metas, ayudar a todos a alinearse a los objetivos de la empresa, tratar a las personas con respeto, etc.

Un buen gerente asegura una gran experiencia a los empleados, desde su proceso de contratación hasta su salida.

Tener la persona adecuada para el puesto es primordial para el éxito de una organización. El equipo gerencial ayuda a aumentar la tasa retención de empleados, a impulsar el compromiso de los empleados, la productividad de la fuerza de trabajo y favorecer la moral del empleado, etc.

12 cualidades de un gerente eficaz 

cualidades-de-un-gerente

Como mencionamos, son muchas las cualidades de un gerente que lo hacen eficaz. Aquí tenemos 12 que son esenciales y que han aparecido una y otra vez en nuestra investigación y en nuestra organización.

  • Cuidan del equipo: Los buenos gerentes se preocupan por su equipo, no sólo en el trabajo sino también por lo que les afecta fuera de este. Los individuos son únicos, y también lo son sus situaciones y los problemas por los que pasan. Entienden y empatizan con los miembros de su equipo, y están dispuestos a ayudar en todo lo que puedan.

  • Son excelentes entrenadores: Se apresuran a señalar que ciertas tareas no se hicieron de la manera correcta. Es crucial dejar que un empleado sepa lo que estuvo mal y hacerlos entender de manera correcta para la próxima vez.Entre las cualidades de un gerente se debe encontrar la capacidad de ser buenos entrenadores, y ser capaces de tomarse el tiempo de hacer que su equipo entienda la razón de ser de cada acción, asignación, tarea, etc. Deben reunirse con ellos frecuentemente y abordan cualquiera de sus necesidades de desarrollo.
  • Son grandes comunicadores: La comunicación efectiva es una calle de doble sentido. Los buenos líderes saben que necesitan escuchar a sus equipos. Escuchar las actualizaciones de su equipo asegura que estén al tanto de las novedades, los retos a los que se enfrenta el equipo, las necesidades de formación, etc.

    Los gerentes también necesitan saber que la información tiene que fluir hacia abajo para hacer el trabajo de manera efectiva. Los empleados deben estar al tanto de las cosas que suceden en una organización, de cualquier actualización del equipo directivo, de los nuevos acontecimientos, de los cambios en las políticas, etc.

  • Se preocupan por el desarrollo: Los gerentes que se destacan quieren ver a su equipo crecer y alcanzar nuevas alturas. Entienden y apoyan el hecho de que su crecimiento afecta positivamente su rendimiento, por lo que se esfuerzan por asegurar que se tomen todas las medidas necesarias para desarrollar a los miembros del equipo.

  • Son emocionalmente resistentes: Esta es una de las cualidades de un gerente más importantes, especialmente en tiempos de intensa presión, cambios significativos en el mercado, o modificaciones estructurales, ya que permanecen tranquilos, serenos, y son el ancla que el equipo necesita. Tienen una alta inteligencia emocional, no se doblan bajo presión, y tienen claridad durante una crisis.

Conoce las cualidades de un líder en tiempos de crisis organizacional. 

  • Tratan a todos de manera justa: No tienen favoritos; tratan a todos de manera justa e igualitaria. Un empleado siempre debe ser juzgado por su desempeño. No hay trato especial, no hay favores.

  • Fomentan la innovación: Alientan a los miembros de su equipo a probar cosas nuevas, no dejando que el fracaso se interponga en el camino de algo nuevo y grandioso. Permiten que los empleados ideen y trabajen en nuevas iniciativas y enfoques con el propósito de aumentar su compromiso y productividad.

  • Reconocer la eficacia del equipo: Los directivos entienden que su rendimiento está vinculado al de su equipo, por lo que se enfocan en ayudarnos a sobresalir, superar cualquier reto y los ponen por encima de todo.

  • Ayudan en la fijación de objetivos: Esta es otra de las cualidades de un gerente. Los empleados necesitan ayuda para gestionar sus tareas, plazos, etc. Los gerentes efectivos siempre apoyan a su equipo en la fijación de objetivos y en la gestión, de forma individual y alineándolos con los objetivos de la organización.

  • Difunden la positividad: Se aseguran de que la moral de los empleados sea fuerte y que el equipo se sienta positivo. Incluso en las crisis, los gerentes exitosos mantienen el tono positivo. Los miembros del equipo confían más en ellos y es probable que se queden más tiempo.

  • Dirigen a su equipo con confianza, no con miedo: Los gerentes efectivos confían en sus equipos; esperan que los miembros hagan su trabajo a tiempo y con la mayor dedicación y sinceridad. No dirigen el equipo por miedo, sino confiando en ellos para hacer su trabajo.

  • Empoderan a los equipos: La última de las cualidades de un buen gerente es que no son micro-gerentes; confían y dan poder a los miembros de su equipo. Saben que cumplirán una tarea, proporcionando orientación cuando sea necesario, y no microgestionando cada detalle.

¿Cómo se contrata a un buen gerente?

Aunque todos somos conscientes de las cualidades de un gerente, encontrar a alguien que encaje es una ardua tarea. Hay algunas cosas que pueden ayudarte en la búsqueda de encontrar al indicado:

  • Mantén un proceso estándar: Define un proceso y síguelo. Define un conjunto estándar de preguntas que puedes usar para evaluar a los candidatos. Asegúrate de juzgarlos objetivamente.

  • No te rindas fácilmente: No importa cuán urgente sea encontrarlo, no te rindas hasta que encuentres un buen candidato. No tiene que marcar todas las casillas, pero al menos la mayoría. Necesitas a alguien que no sólo encaje, sino que se desempeñe bien, que añada valor a los procesos, a los equipos y a la organización.

  • Evita subcontratar: En la medida de lo posible, busca y recluta a tus candidatos tu mismo. Aunque la subcontratación puede ser conveniente y rentable, puede que no siempre sea eficaz para tu proceso de selección de personal.

  • Atrae a los candidatos: Los candidatos deben estar entusiasmados por unirse a tu organización, ya sea por el trabajo, los beneficios o la compensación. De lo contrario, no podrás contratar al gerente adecuado.

  • Contratación y capacitación: Contratar a como gerente a un miembro del equipo es una buena manera de encontrar a la persona adecuada. Ellos tienen experiencia en el rol, conocen sus responsabilidades, desafíos y los enfoques correctos.

    Satisfacer las necesidades de formación y desarrollo de los empleados se ha convertido en una gran prioridad para todas las organizaciones. Se dan cuenta de que la mayoría de los empleados pasarán pronto a funciones de dirección y gestión, y es ideal empezar a capacitarlos.

¿Cómo desarrollar las cualidades de un gerente?

Las organizaciones nunca deben olvidar que todos los gerentes fueron contribuyentes individuales en un momento dado. 

Convertirse en un gerente es bastante difícil y aterrador; tus responsabilidades, el alcance de tu trabajo, etc. cambian bastante. Puede tomar meses y años para que los empleados se conviertan en uno bueno.

Las organizaciones necesitan entender qué cualidades de un gerente pueden faltarle a un empleado y cuáles son las adicionales que pueden hacerlos buenos, etc. 

Estos datos se pueden recopilar realizando una evaluación 360 grados, encuesta para evaluar el rendimiento de empleados o encuestas de habilidades gerenciales.

Realizar estas encuestas de evaluación es una gran idea. Destaca tanto las cualidades positivas como las áreas de mejora. Basándose en esta información y en otros datos recolectados, se pueden desarrollar programas de formación y mejorar el rendimiento.

Consejos y sugerencias útiles para los nuevos gerentes

Sabemos lo abrumador que puede ser convertirse en un nuevo gerente. Aquí hay 4 consejos que te ayudarán a tranquilizarte y a hacer tu trabajo de manera efectiva.

  • Conoce a tu equipo: Conocer a tu equipo es primordial para el buen funcionamiento del mismo. Necesitas identificar sus fortalezas, intereses y capacidades para que funcionen como una unidad única y capaz.

  • Ten una mente abierta: Los equipos van a ser diversos en cuanto a personas, su experiencia, habilidades, edad, aptitudes, temperamento, etc. Entre las cualidades de un gerente se encuentra la capacidad de centrarse en utilizar esta diversidad para mejorar la productividad y acercar al equipo.

  • Comunícate con el equipo regularmente: El diálogo abierto y constante con el equipo es crucial para su buen funcionamiento. Es esencial descubrir cualquier problema o queja desde el principio y abordarlo. La comunicación con los empleados pone de relieve las necesidades de formación, nuevas ideas, mejoras de los procesos, etc.

  • Confía en tu equipo: Confiar en tu equipo para hacer su trabajo y hacerlo bien es esencial. Sin confianza, los directivos pueden tender a gravitar hacia la microgestión. Los equipos en los que se confía suelen tener un mejor rendimiento que otros equipos.

Evaluación del desempeño de un gerente

La evaluación del personal es crucial para todas las organizaciones, ya que proporciona actualizaciones del desempeño de todos los empleados a todos los niveles. Cuando le lleves a cabo, considera estos factores:

Mantener la confidencialidad

Ningún miembro del equipo dará su opinión si no es confidencial. Es necesario asegurar una retroalimentación honesta y abierta. Los empleados suelen estar preocupados por su trabajo, las consecuencias negativas, etc. Un software para evaluación de desempeño de empleados es perfecto en este escenario. 

Puedes asegurarte de que la encuesta y los datos se mantengan confidenciales. Puedes hacerlo limitando el acceso del personal a la encuesta. Si realizas encuestas online, puedes asignar clara y fácilmente el acceso basado en roles. tu información está segura y protegida. Además, puede programar tus encuestas, limitar el número de personas que la reciben, personalizar las preguntas y el flujo, etc.

Obtén claridad

Al recopilar la información, asegúrate de obtener respuestas claras, necesitas profundizar. Sólo así podrás desenterrar problemas, quejas, violaciones, necesidades de capacitación, etc. 

Una herramienta de encuesta puede ayudarte a hacerlo. Se pueden definir claramente varias secciones, reunir respuestas a eso y, si es necesario, siempre se pueden ramificar las preguntas de una sección para llegar a la raíz de un problema. 

Con las plataformas de encuestas, puedes mirar y comparar los datos de empleados anteriores. Esto pone de manifiesto las tendencias y los problemas persistentes que pueden solucionarse.

Actuar sobre la retroalimentación

La retroalimentación continua de empleados es importante. Una vez que hayas recibido sus comentarios, asegúrate de actuar con base en ella. Ahora que sabes qué áreas necesitan atención, es más fácil idear un plan y ponerlo en práctica. Recopilar la retroalimentación está bien, pero es un error si no se actúa sobre ella.

Ahora que saber cuáles son las cualidades de un gerente, comienza a evaluar a tu fuerza laboral. QuestionPro Workforce te ayuda a realizar, recopilar y analizar encuestas de empleados, regístrate para obtener una cuenta gratuita o agenda una demostración y conoce a fondo cómo funciona nuestra herramienta.