¿Qué son los OKR y cómo implementarlos en tu organización?

El término OKR es el acrónimo de Objectives and Key Results (Objetivos y resultados clave), una forma de guiar a los equipos de trabajo hacia un enfoque mucho más dinámico y efectivo en las organizaciones.

En este artículo encontrarás en qué consiste y cómo puedes implementarlos fácilmente.

¿Qué son los OKR?

Los OKR son una metodología de liderazgo y definición de objetivos que se realiza de manera colaborativa con el fin de obtener objetivos ambiciosos con resultados medibles. 

La metodología OKR utiliza la colaboración de un equipo para comunicar de manera efectiva lo que se quiere conseguir y los hitos que hay que cumplir para lograrlo.

La metodología OKR es un proceso sencillo y de rápida cadencia que involucra la perspectiva y la creatividad de cada equipo. 

A través de la metodología OKR se define una forma de seguir el progreso, crear alineación y fomentar el compromiso de los empleados en torno a objetivos medibles. 

Los OKR se fijan, se controlan y se reevalúan con frecuencia, normalmente cada tres meses.  

¿Cuáles son las características de los OKR? 

Los OKR se componen de una definición de objetivos y de resultados clave. Las características de cada uno son:

  • El objetivo es cualitativo y dice lo que se quiere mejorar, es decir, son descripciones de lo que se quiere conseguir.

  • Los objetivos deben ser cortos, inspiradores y atractivos, pues se trata de que ayuden a impulsar la motivación laboral y representen un desafío para el equipo.

  • Los resultados clave son un conjunto de métricas cuantitativas que definen cómo sabrás si se ha logrado el objetivo. Deben tener un conjunto de dos a cinco resultados clave.

Conoce cuáles son los KPIs de Recursos Humanos más importantes

 

5 beneficios de la metodología OKR

Algunos beneficios de implementar la metodología OKR como parte del trabajo en equipo de una organización son:

1. Permite la alineación hacia los objetivos

El OKR es un marco de fijación de objetivos y gestión de personal que permite una rápida alineación de los equipos y los individuos con los objetivos de la organización. 

Con la alineación de toda la empresa, cada tarea y cada resultado en cada uno de los niveles está dirigido a lograr los objetivos globales de la organización, lo que se traduce en mayores ingresos finalmente. 

2. Los OKR ayudan a mantener un enfoque intenso

Los OKR enseñan a tus equipos de trabajo a estar orientado a los resultados. Al tener un destino claro para todos los equipos de tu organización, los OKR te ayudan a acordar el enfoque principal para un trimestre y a asegurarte de que los equipos entregan los resultados que aportan valor al negocio. 

Al revisar sus Objetivos y Resultados Clave cada 3 meses, tienes 4 oportunidades al año para responder a los cambios en el mundo real, a diferencia de tener una revisión anual y darte cuenta de que has estado en el camino equivocado durante un año. 

3. Anima a los individuos a comprometerse con los equipos

La metodología OKR hace hincapié en los resultados del equipo más que en los logros individuales. 

Como resultado, es responsabilidad de los individuos comprometerse con el equipo, compartir las responsabilidades entre los miembros, establecer sus objetivos individuales en consecuencia y crear un plan de acción para sí mismos.

De esta forma, ayuda a encontrar las mejores áreas de oportunidad para el desarrollo de empleados a partir del trabajo colectivo y las metas de la organización.

4. Ayuda a la organización a hacer un seguimiento de los progresos

Los Objetivos y Resultados Clave hacen hincapié en que los empleados establezcan metas específicas, medibles y rastreables. 

De esta manera, es fácil hacer un seguimiento de los progresos realizados a nivel individual, a nivel grupal y a nivel organizacional con respecto a los objetivos globales, sin caer en la microgestión.

5. Proporciona datos casi en tiempo real

Los OKR ayudan a tener información detallada y a realizar un análisis sobre el progreso hacia los objetivos prácticamente en tiempo real.

Los empleados actualizan su progreso hacia sus objetivos cada semana así, los datos están siempre actualizados.

Conoce también como hacer una evaluación del liderazgo

 

¿Cómo implementar los OKR en tu empresa?

Si te gustaría contar con todos los beneficios que los OKR pueden aportarte, ahora te presentamos 5 pasos para implementar esta metodología en tu organización:

1. Orienta los objetivos

Los objetivos deben acercar a tu organización a la meta final, directa o indirectamente. Por lo tanto, el primer y más importante paso a la hora de elaborar los objetivos es darles orientación. 

Con el contexto adecuado, todos entienden dónde pueden centrar mejor sus esfuerzos, y pueden asegurarse de que sus OKR apoyan los objetivos de alto nivel y la estrategia de la organización.

2. Prepara el borrador de los objetivos y compartelo con el equipo

Desarrolla un borrador de los objetivos con antelación y pide a tu equipo que te den su opinión para iniciar la conversación.  

Considera pedir a tus colaboradores más importantes una o más propuestas que mejoren este objetivo. Da a tu equipo la libertad de contribuir e incorporar su perspectiva a los OKR.

3. Establece tus resultados clave

Una vez fijados los objetivos, es importante acordar con el líder del área, el equipo y todos los que trabajan en cada objetivo cuáles son los resultados clave adecuados. 

Los resultados clave son mecanismos de retroalimentación que te indicarán si te estás acercando a tu objetivo o no.

4. Debate las ideas de los resultados clave con su equipo

Cuando elabores los resultados clave de cada objetivo o meta se debe hacer que todos los miembros del equipo reflexionen sobre ellos. 

Haz que cada miembro del equipo anote sus sugerencias y que se turnen para compartir y debatir sus métricas hasta que encuentren el nivel de dificultad adecuado para impulsar al equipo.

5. Crea iniciativas para lograr objetivos y resultados clave

Las iniciativas son todos los proyectos y tareas que te ayudarán a conseguir tus OKR. Las Iniciativas son tu hipótesis sobre cómo hacerlo realidad.  Si tus Iniciativas no tienen el efecto deseado, cámbialas. 

Cuando no tengas ni idea de qué Iniciativas podrían impulsar tus OKRs, haz primero lo más pequeño. Del mismo modo, en un entorno en constante cambio, debes probar constantemente cosas nuevas. Mide su efecto y, si tiene éxito, multiplica tus esfuerzos.

Conoce también qué es la ciudadanía organizacional

 

Ahora que ya conoces más sobre qué son los OKR, cuáles son sus ventajas y cómo puedes implementarlos, te recomendamos ponerlos en marcha para mejorar la gestión del talento, aumentar su satisfacción y lograr un buen clima organizacional.