¿Qué es una prueba de concepto?

El trabajo de toda organización es asegurarse de que su producto cumpla con las características que cubran las necesidades de los clientes, recolectar nuevas ideas para 

asegurarse de que cada aspecto del producto y su lanzamiento sea perfecto. Para lograrlo hay que conocer qué es una prueba de concepto y cómo llevarla a cabo. 

Así que, en este artículo te diremos paso a paso cómo realizar una investigación para poder diseñar un producto que tenga características esenciales para los consumidores y asegurar su éxito en el mercado. Pero antes, veamos qué es una prueba de concepto.

¿Qué es una prueba de concepto? 

La prueba de concepto se define como un método de investigación de mercados que implica hacer preguntas a los clientes sobre sus ideas para un producto o servicio antes de lanzarlo. 

De esta manera, se puede medir su aceptación y voluntad de comprar y por lo tanto, tomar decisiones antes del lanzamiento. 

Sólo los clientes pueden determinar si una idea tendrá éxito, o no. Por eso es vital probarlas antes de lanzar tu producto al mercado. Los conocimientos adquiridos mediante las pruebas de concepto te ayudarán a diseñar productos eficaces y exitosos.

Mediante una prueba o test de concepto, también puedes obtener una visión profunda de diferentes aspectos de la idea. Puedes hacer preguntas sobre una característica específica, el aspecto, el precio y más, para asegurar la validez de cada detalle antes de lanzar el producto.

Métodos para realizar una prueba de concepto

Las organizaciones y empresas utilizan las encuestas para llevar a cabo las pruebas de concepto, convirtiéndolas en una propuesta sencilla de utilizar para las marcas de todos los tamaños. 

Después de saber qué es una prueba de concepto, tenemos para ti los diferentes métodos para poder llevarla a cabo. 

Pruebas de comparación

En las pruebas de comparación, se presentan dos o más conceptos a los encuestados. El proceso consiste en compararlos utilizando preguntas de calificación o simplemente pidiendo seleccionar el mejor concepto que se muestra.

Las pruebas de comparación dan resultados claros y fáciles de entender. Es fácil determinar qué concepto es el ganador. 

Sin embargo, los resultados carecen de contexto. No hay forma de saber por qué los encuestados eligen un concepto sobre otros. Es esencial comprender estos detalles antes de lanzar con éxito un producto.

Pruebas monádicas

En las pruebas monádicas, el público objetivo se divide en múltiples grupos. A cada grupo se le muestra un solo concepto. 

Estas pruebas se centran en analizar un solo concepto a profundidad. Una encuesta de prueba monádica suele ser corta y muy específica. 

Como cada grupo de encuestados ve un concepto único, es posible profundizar sin hacer que la encuesta sea larga. Los investigadores pueden hacer preguntas de seguimiento sobre los diversos atributos de un concepto, como lo que les gustó del concepto, su aspecto, precio, etc. 

Las pruebas monádicas son cortas y brindan a los investigadores la flexibilidad de hacer múltiples preguntas de seguimiento. Por lo tanto, los resultados proporcionan más contexto sobre por qué un elemento específico es mejor que los demás. 

Sin embargo, dado que el público objetivo se divide en múltiples grupos, el tamaño de muestra requerido para realizar una prueba monádica es extenso, y esto aumenta considerablemente el costo de la investigación.

Pruebas monádicas secuenciales

Al igual que las pruebas monádicas, en las pruebas monádicas secuenciales, el público objetivo se divide en múltiples grupos. Sin embargo, en lugar de mostrar un concepto de forma aislada, a cada grupo se le presentan todos los conceptos. El orden de estos es aleatorio para evitar sesgos. 

A los encuestados se les hace el mismo conjunto de preguntas de seguimiento para cada uno de los conceptos y así, obtener más información.

Como cada grupo de encuestados ve todos los conceptos, el tamaño del público objetivo requerido para realizar una prueba monádica secuencial es relativamente pequeño. Se pueden probar múltiples elementos en una sola ronda. 

Por lo tanto, las pruebas monádicas secuenciales son más rentables y fáciles de implementar. Este método de prueba de concepto lo hace ideal para la investigación con restricciones presupuestarias o cuando solo hay un público objetivo pequeño disponible. 

Sin embargo, dado que todos los conceptos se presentan a cada grupo de encuestados, la longitud del cuestionario es bastante larga. Esto afecta la tasa de finalización y podría introducir un sesgo. 

Los investigadores pueden reducir la longitud del cuestionario limitando el número de preguntas. Sin embargo, esto afecta la profundidad de los conocimientos recopilados. 

Las pruebas monádicas secuenciales también están sujetas a otros sesgos, como el sesgo de interacción o el sesgo de orden. 

Descubre cómo evitar el sesgo en la recolección de datos.

Pruebas protomonádicas

Una prueba protomonádica incluye una prueba monádica secuencial seguida de una prueba de comparación. Aquí, los encuestados primero evalúan múltiples conceptos y luego eligen el de su preferencia.

Este diseño es útil para validar los resultados de la prueba monádica secuencial. Los investigadores pueden verificar si el concepto seleccionado en la prueba de comparación es compatible con los conocimientos recopilados sobre cada concepto.

Una vez que hayas seleccionado el método que usarás, debes diseñar una encuesta para realizar la prueba, y luego usar efectivamente el aleatorizador de preguntas para ofrecer mejores resultados. 

Te recomiendo conocer sobre la aleatorización de preguntas para prueba de conceptos.

Usos de una prueba de concepto

El principal objetivo de realizar una prueba de concepto es demostrar la funcionalidad y verificar que un determinado concepto se desarrollará. 

Estos son algunos de los casos de uso más comunes en los que se pueden aplicar pruebas de concepto:

Usos de una prueba de concepto

El principal objetivo de realizar una prueba de concepto es demostrar la funcionalidad y verificar que un determinado concepto se desarrollará. 

Estos son algunos de los casos de uso más comunes en los que se pueden aplicar pruebas de concepto:

Desarrollo de productos

Las empresas utilizan las pruebas de concepto para tomar decisiones mientras desarrollan nuevos productos. Puedes averiguar qué características les interesan a los clientes y cuáles debes olvidar. También puedes hacerte una idea de los puntos débiles que enfrentan los clientes con las funciones existentes. 

Usando una encuesta de test de usabilidad y pruebas de concepto, puedes medir las expectativas de los clientes, hacer ajustes y lanzar tu producto con éxito.

Nuevo diseño de página de inicio

Rediseñar la página de inicio de tu sitio web puede ser complicado. Para la mayoría de las empresas de SaaS y ecommerce, es el primer punto de contacto con clientes potenciales. Es por eso que debes hacer todo bien al momento de rediseñarlo. 

Usando pruebas de concepto, puedes presentar tus diseños a los clientes que interactúan con ellos y tendrán una idea clara de lo que sienten. Con estos resultados, puedes solucionar fallas en el diseño y estar listo para un lanzamiento perfecto. 

Aprende cómo diseñar una encuesta para sitio web y seguir obteniendo retroalimentación valiosa de tus visitantes.

Probar un nuevo logotipo

Tu logotipo es una parte vital de tu empresa. La mayoría de las veces, es lo primero que los clientes notan. Por lo tanto, al diseñar un nuevo logotipo, es esencial saber cómo los clientes pueden reaccionar ante el nuevo diseño y comunicar visualmente tu marca.

La prueba de concepto es una excelente manera de probar diferentes diseños y desarrollar un logotipo que impacte a tus clientes. 

Ofertas y precios

Las pruebas de concepto son útiles cuando planeas ofrecer descuentos para un nuevo producto o estás reestructurando tus precios. 

Es importante probar la respuesta inicial de tus clientes e identificar las características y ventajas que los entusiasman.

Puedes ejecutar una prueba de concepto en tus páginas de actualización u ofertas para evaluar si los clientes están interesados, y utilizar el diseño de prueba monádica para realizar una investigación de precios.

Aprende cómo fijar el precio de un producto haciendo investigación de mercados.

Prueba de anuncios

Es una práctica común probar anuncios e imágenes en sitios web para identificar los mensajes que realmente funcionan.

Las pruebas de concepto pueden proporcionar información como qué anuncio atrae más atención o tiene mayor conversiones. 

Dado que los comentarios provienen directamente de los consumidores, puedes confiar en su validez y planificar una estrategia de publicidad y marketing en consecuencia.

Ejemplos de pruebas de concepto

A continuación, tenemos para ti algunos buenos ejemplos de pruebas de concepto de los que puedes tomar nota.

Tesla

Tesla lanzó su Model 3 en 2017 y fue noticia en todo el mundo. La empresa utilizó una estrategia de lanzamiento única mediante el uso de pruebas de concepto para obtener la aprobación de los clientes y recaudar capital. 

A los participantes se les presentó el concepto del Model 3. Una vez que se familiarizaron con las diferentes características y beneficios del automóvil, tuvieron la opción de realizar un depósito. 

Esta estrategia fue un gran éxito, y Tesla pudo recaudar $400 millones de dólares. Por lo tanto, mediante el uso de pruebas de concepto, reunió comentarios invaluables de los clientes y los recursos financieros para seguir adelante con su lanzamiento. 

Lego

Lego siempre enfrentó dificultades para vender sus productos a la demografía femenina. A pesar de hacer su mejor esfuerzo, solo el 9% de sus juguetes fueron comprados por niñas. 

La empresa decidió invertir mucho en realizar pruebas de concepto e investigaciones de mercado durante un período prolongado para cambiar esta situación. El objetivo principal de esta investigación fue comprender los hábitos de juego de las niñas.

Al probar y evaluar un producto se dieron cuenta de que las niñas preferían construir entornos enteros en lugar de estructuras independientes. Las niñas también se centraron más en los diseños interiores y los detalles de la estructura. 

Utilizando estas ideas, Lego decidió diseñar una línea completamente nueva de productos para la demografía femenina: Lego Friends. Esta serie se lanzó en 2012 y triplicó el valor de los juguetes de construcción para niñas de $300 millones a $900 millones de dólares en 2014.

Yamaha

Yamaha es uno de los mayores productores de instrumentos musicales del mundo. Mientras diseñaba su teclado Yamaha Montage, la compañía tuvo dificultades para decidir si usar perillas o deslizadores. Entonces decidieron hacer una encuesta de prueba de concepto con sus clientes para evaluar su preferencia.

Después de recoger más de 400 respuestas de músicos de todo el mundo, estaban listos para tomar su decisión. Lo que podría haber tomado semanas para debatir internamente se resolvió en un día.

Tenemos para ti una guía para el desarrollo de nuevos productos.

NASCAR

NASCAR decidió cambiar el formato de su carrera más importante en 2017. Querían recopilar comentarios sobre la experiencia del espectador después de hacer el cambio. Este proyecto fue crítico ya que los ingresos que genera a través de la publicidad se vieron directamente influenciados en función de la audiencia. 

NASCAR participó en una prueba de concepto y un estudio de investigación con más de 200 súper fanáticos para evaluar su experiencia, pensamientos y respuesta a los eventos y anuncios. 

Este estudio ayudó a NASCAR a validar su nuevo formato. También recopilaron información vital que les permitió lanzar el nuevo formato de carrera con éxito. 

Pasos para llevar a cabo una prueba de concepto

A continuación, tenemos para ti las mejores prácticas para hacer investigación para nuevos productos a través de una prueba de concepto.

La prueba de concepto se logra realizando encuestas online, las cuales deben diseñarse para analizar cómo se sienten los participantes acerca de tus conceptos. Los datos recolectados ayudan a determinar qué clientes prefieren o rechazan tu idea. 

A continuación, tenemos algunos consejos que te ayudarán a diseñar una encuesta de prueba de concepto eficaz. 

Consejos para realizar una prueba de concepto

  • Define el objetivo de tu encuesta: Una vez que establezcas un objetivo general para tu encuesta, será fácil formular preguntas que recolectarán información pertinente sobre tu concepto.

    Es útil pensar en el motivo real de la prueba y los detalles particulares que deseas aprender de los clientes. Por lo tanto, puedes utilizar preguntas relevantes y recopilar datos significativos.

  • Diseña una encuesta consistente: Al hacer una encuesta siempre es una buena práctica realizar bloques de preguntas.

    Esto ayuda a crear un flujo ordenado para tus encuestas y hacen que sea más fácil para los participantes responderlas, ya que les permite centrarse en un área del concepto sin distracciones y proporcionar comentarios precisos y de utilidad..

  • Utiliza la escala de Likert: La escala de Likert es una escala de calificación que ofrece una serie de opciones de respuesta. Puedes incluirla en tu encuesta para pedirle a los participantes que califiquen su opinión en una escala de cinco o siete puntos de “totalmente de acuerdo” a “totalmente en desacuerdo”.

    El uso de preguntas de escala Likert crea un diseño consistente para tu encuesta, lo que facilita la recolección de datos. Además de que facilita el análisis de datos.

  • Incluye imágenes: “Una imagen vale más que mil palabras.” Esto es cierto cuando deseas que los encuestados te proporcionen comentarios sobre un concepto visual.

    La prueba de logotipo es un buen ejemplo de uso de imágenes en lugar de texto. Puedes mostrar diferentes conceptos del diseño para que los participantes seleccionen el que mas les guste. Esto evita cualquier sesgo y proporciona resultados fáciles de analizar.  
  • Agrega preguntas demográficas: Es esencial incluir preguntas demográficas en tu encuesta para asegurarte de que los encuestados sean parte de tu público objetivo.

    Puedes recibir comentarios negativos sobre tu concepto. Sin embargo, puede no ser sobre el concepto en sí. Más bien, el encuestado puede no ser parte de tu base de clientes y no está interesado en tu producto.

    Es esencial tener preguntas de encuestas demográficas para garantizar el éxito con tus clientes ideales.

Como pudiste notar a lo largo del artículo, saber qué es una prueba de concepto e implementar este proceso es fundamental para el éxito de tus productos y comprender qué funcionará y qué no antes de continuar con el lanzamiento. 

Con las pruebas de concepto, puedes mejorar el desarrollo de tus productos y las estrategias de marketing, reducir el tiempo requerido para comercializar, lanzarlo y mantener felices a tus clientes.

Ahora que sabes qué es una prueba de concepto puedes comenzar a crear una encuesta para lanzar un nuevo producto. ¡Comienza hoy mismo! Contáctanos y asegura el éxito de tu investigación utilizando QuestionPro.