Instrumentos para medir la cultura organizacional

La cultura organizacional tiene el potencial de tener un efecto significativo en el rendimiento de tu fuerza laboral, de ahí la importancia de contar con instrumentos para medir la cultura organizacional que nos ayuden a detectar aquello que podemos corregir e impulsar lo que estamos haciendo bien.

La cultura organizacional es para la organización lo que la personalidad es para el individuo. Las organizaciones exitosas se caracterizan por un sólido conjunto de valores de gestión fundamentales que definen la forma en que llevan a cabo sus actividades, cómo tratan a los empleados, los clientes, los proveedores y otros. 

Así que vamos a conocer cuáles son aquellos instrumentos que nos van a ayudar a medir el índice de cultura organizacional para mantenerlo saludable.

¿Qué son los instrumentos para medir la cultura organizacional?

Son aquellas herramientas que utilizamos para medir la cultura de una empresa, por ejemplo a través de la retroalimentación y escucha continua de la voz del empleado.

Estos instrumentos nos ayudan a mantenernos informados a medida que nuestra organización experimenta cambios inevitables. La información obtenida también te ayudará a crear una cultura intencional para tu organización en el futuro. 

Conoce la importancia de la gestión de la cultura organizacional.

 

Ejemplos de instrumentos para medir la cultura organizacional

Aunque medir la cultura de una empresa puede parecer una tarea desalentadora pues conocerás todo aquello que está mal en tu organización, también es un área de oportunidad enorme para mejorar. 

A continuación te compartimos algunos instrumentos para medir la cultura organizacional que te facilitarán el proceso:

1. Encuestas de pulso

Antes de comenzar una iniciativa de transformación de la cultura, es importante conocer el estado actual de la organización. Una encuesta de pulso es un breve cuestionario que se utiliza primero para captar la cultura de referencia y luego para medir el cambio en períodos de tiempo definidos. 

3. Encuestas  organizacionales

Las encuestas de cultura organizacional son el instrumento más empleado para evaluar la cultura de una empresa. Proporcionan una gran base para entender los puntos fuertes y débiles de tu cultura. 

Una de las ventajas de utilizar una encuesta es que proporciona medidas objetivas de los puntos fuertes y débiles de tu cultura. A continuación, puede comparar estos puntos de referencia con los resultados de futuras encuestas para realizar un seguimiento del progreso. 

Los datos obtenidos son útiles para la evaluación comparativa de tu organización, la comprensión de los cambios que tienen lugar dentro de tu equipo, y el seguimiento del progreso en el tiempo.  

A través de una encuesta puedes obtener datos sobre el compromiso, la comunicación, la retroalimentación y la motivación, y otros aspectos importantes de tu organización.

3. Focus Groups

Los focus groups son otro de los instrumentos para medir la cultura organizacional, pueden servir de reforzamiento para evaluar puntos específicos detectados en la encuesta. 

Por ejemplo, si un área de mejora sale a la luz a partir de una encuesta, puede ser útil reunir a un grupo de tu organización durante 30 a 60 minutos para comprender y contextualizar mejor el problema.  

Si el problema sólo afecta a un departamento o a un lugar determinado, probablemente no tenga sentido invitar a empleados que no pertenezcan a esos grupos.  Invita a una muestra representativa de los empleados. 

Organiza tantos grupos como sea necesario, practica la escucha empática. Hacerlo anima a los empleados a compartir más y les hace sentirse valorados, lo que a su vez proporciona una mejor comprensión y aumenta la participación de los empleados para solucionar el problema. 

Recuerda que con muchos empleados trabajando hoy desde casa, puedes hacer focus groups online de manera fácil y exitosa.

4. Prueba de conocimientos

Otro de los instrumentos para medir la cultura organizacional son las pruebas o test de conocimientos, sobre todo sirven para evaluar algún proceso de formación de empleados.

Si la formación no ha tenido repercusión, no se puede esperar razonablemente que se produzcan cambios de comportamiento. Las pruebas de conocimiento en los días y semanas posteriores a la formación confirmará que los empleados aprendieron las habilidades deseadas o proporcionarán pruebas de que se necesita otra capacitación o mejorar los programas de formación.

5. Autoevaluaciones

A medida que avanza el cambio de cultura, los empleados llegan a un punto en el que entienden lo que se espera de ellos, tienen las herramientas para realizar los cambios deseados y hacen un verdadero esfuerzo por aplicar las nuevas habilidades y cambiar su propio comportamiento. 

Durante esta etapa, puedes aplicar una encuesta de autoevaluación que te permita poner a prueba estos nuevos comportamientos en un entorno seguro. Trabajar con un gerente que sea capaz de establecer objetivos claros para tareas específicas garantiza que los empleados puedan probar un nuevo comportamiento, hacer correcciones y generar retroalimentación que contribuya a un cambio positivo y duradero de la cultura organizacional.

6. Dashboard de Recursos Humanos

Todos los resultados de las herramientas de evaluación anteriores pueden combinarse en un dashboard para conocer el impacto de la cultura, gestionar y comunicar de forma centralizada la importancia de la cultura en la organización. 

Los dashboads o tableros de datos, son uno de los mejores instrumentos para medir la cultura organizacional. Puedes tener todos los datos en un solo lugar y correlacionar todas las fases de la adopción de una nueva cultura empresarial.

Te comparto 8 métricas para medir la cultura organizacional que puedes visualizar en tu propio dashboard.

 

7.- Software de evaluación 360

Un software de evaluación 360 grados es otro de los instrumentos que te permiten obtener una retroalimentación general de tus empleados. Puedes tener retroalimentación anónima de los jefes inmediatos, los compañeros y los colegas, y ofrece una evaluación detallada del rendimiento del empleado. 

Un empleado interactúa con varias partes interesadas interna y externamente. Por lo tanto, es crucial obtener la opinión de todas estas partes interesadas para mejorar la cultura organizacional. 

En esta misma plataforma puedes realizar encuestas, encuestas de pulso y autoevaluaciones para comparar las similitudes y las diferencias. A las organizaciones les gusta el feedback de 360 grados porque ayuda a identificar los puntos ciegos para aplicar medidas correctivas lo antes posible.

Conclusión

Invertir en cultura organizacional es una gran ventaja para todo tipo de organización. Todos estos instrumentos para medir la cultura organizacional pueden usarse de manera independiente, pero lo más conveniente es contar con una sola plataforma que te permita hacer uso de todos estos instrumentos y usarlos según tus necesidades.

Con una estrategia inteligente y las herramientas adecuadas, se puede medir la cultura organizacional de manera fácil y efectiva.

Recuerda que QuestionPro Workforce te puede ayudar en tu estrategia de medición de tu cultura laboral. Solicita una demostración de nuestra plataforma y conoce todo su potencial.