¿Qué es la cultura organizacional?

En muchas ocasiones, cuando pensamos en la cultura organizacional inmediatamente se nos vienen a la mente ejemplos como los de Disney, Starbucks o Google, pero este elemento no solo está presente en los grandes corporativos, sino en prácticamente todos los negocios y representa un factor clave para su éxito o fracaso.

Por ello, en este artículo te presentaremos en qué consiste realmente la cultura de una organización y cómo puedes desarrollarla de forma positiva para alcanzar el logro de tus objetivos y el crecimiento de tu empresa.

¿Qué es la cultura organizacional?

La cultura organizacional es un sistema de valores, creencias y suposiciones sobre una organización que configuran el modo en que las personas deben comportarse e interactuar, cómo deben tomarse las decisiones y cómo deben llevarse a cabo las actividades laborales.

La cultura organizacional es establecida primero por los líderes y luego se comunica y refuerza a través de diversos métodos, lo que en última instancia da forma a las percepciones, los comportamientos y la comprensión de los empleados, ayudando a definir la forma adecuada de comportarse dentro de la organización. 

La cultura organizacional o cultura laboral, en última instancia, guía e informa las acciones de todos los miembros del equipo acerca de cómo deben tomarse las decisiones y cómo deben llevarse a cabo las actividades laborales.

Aunque afecta a todas las conductas, pensamientos y patrones de comportamiento de los empleados, los individuos tienden a ser más conscientes de la cultura de su organización cuando tienen la oportunidad de compararla con otras organizaciones.

Importancia de la cultura organizacional

La cultura organizacional puede ser uno de los activos más fuertes de una empresa, así como su mayor responsabilidad, ya que puede estar relacionada con un mejor desempeño laboral, mayor satisfacción en el trabajo y el aumento del compromiso de los empleados.

Los investigadores han encontrado una fuerte relación entre la cultura organizacional y el rendimiento de las empresas con respecto a indicadores de éxito como los ingresos, el volumen de ventas, la cuota de mercado y la cotización de las acciones. De ahí la importancia de invertir en la cultura organizacional para cualquier empresa o institución.

Al mismo tiempo, es importante tener una cultura que se ajuste a las exigencias del entorno de la empresa. En la medida en que los valores compartidos sean adecuados para la empresa en cuestión, el rendimiento de la empresa puede beneficiarse de la cultura. 

Desarrollar una buena gestión de la cultura organizacional puede ser una ventaja competitiva para una organización, mientras que tener una cultura organizacional negativa puede conducir a dificultades de rendimiento y convertirse en la responsable del fracaso empresarial, generando una barrera que impida a la empresa afrontar el cambio y asumir riesgos.

Descubre cómo medir la cultura organizacional para el éxito de tu empresa

 

Niveles de la cultura organizacional

La cultura organizacional puede dividirse en tres niveles distintos: 

Artefactos

Los artefactos son los elementos materiales manifiestos de una organización. Suelen ser las cosas que incluso una persona ajena puede ver, como el mobiliario y la distribución de la oficina y las normas de vestimenta.  

Los artefactos pueden ser fáciles de observar, pero a veces son difíciles de entender, sobre todo si el análisis de una cultura no se realiza con profundidad.

Valores

Los valores asumidos son el conjunto de valores y normas declarados por la empresa. Los valores afectan a la forma en que los miembros interactúan y representan a la organización. 

La mayoría de las veces, los valores se refuerzan en declaraciones públicas, como la bien llamada lista de valores básicos, pero también en las frases y normas comunes que los individuos repiten a menudo. 

Supuestos

Los supuestos básicos compartidos son la base de la cultura organizacional. Son creencias y comportamientos tan arraigados que a veces pueden pasar desapercibidos. Sin embargo, constituyen la esencia de la cultura corporativa y la base sobre la que se cuadran los valores y artefactos adoptados.

Conoce también qué es el índice de cultura organizacional y por qué es importante

 

¿Cómo desarrollar una cultura organizacional saludable?

Ahora que ya conoces qué es una cultura organizacional, te presentaremos algunas recomendaciones importantes para desarrollar una cultura empresarial saludable:

1. Crea y comunicar valores significativos

Los valores son una guía para todos los miembros de la organización sobre cómo actuar e interactuar entre sí, con los clientes y con la comunidad.  Los líderes deben comunicar no solo los valores, sino también los comportamientos esperados asociados a cada valor. 

Esto ayuda a los empleados a entender lo que se espera, lo que reduce la incertidumbre y garantiza que todos estén alineados en torno a cómo deben hacerse las cosas en la empresa

2. Realiza una selección de personal adecuada

Durante el proceso de selección de personal, si quieres a la persona adecuada, alguien que trabaje bien con los demás y tenga éxito, la persona debe encajar con los valores de la empresa y la cultura organizacional.

Por ello, se recomienda utilizar preguntas para una entrevista de trabajo adaptadas a los valores fundamentales de la empresa como una vía para conocer mejor a los candidatos y anticipar cómo contribuirán no sólo en su función específica, sino también a la cultura de la empresa. 

Otra forma de determinar si una persona es compatible con la cultura de trabajo deseada es utilizar un enfoque de entrevista conductual en el que los candidatos deben participar en una actividad como parte del proceso de entrevista. 

Esto empuja a los candidatos fuera de su zona de confort y proporciona una oportunidad para evaluar su comportamiento, en lugar de sólo hacer preguntas.

Conoce 8 métricas para medir la cultura organizacional

 

3. Mejora la orientación y la incorporación

Los nuevos empleados deben recibir un proceso de onboarding eficaz y atractivo en los primeros días en el trabajo, así como un programa de incorporación bien pensado que abarque los primeros 90 días de labores. 

Es fundamental que los nuevos empleados se preparen para el éxito durante este tiempo para garantizar que se sientan conectados con el trabajo, su equipo y la organización. 

Esto puede hacerse estableciendo las prioridades correctas el primer día, haciendo que los empleados se sientan bienvenidos desde el principio, ejecutando un programa de formación organizado y eficaz, y poniendo a prueba la comprensión y la capacidad de los nuevos contratados para asegurarse de que están en el camino correcto.

4. Demuestra que te preocupas por los empleados

Demuestra a los empleados que te preocupas por ellos como individuos y que te dedicas a mejorar la cultura organizacional de tu empresa. 

Una forma de hacerlo es a través de un programa continuo para monitorear la cultura laboral a través del que puedas escuchar las necesidades de los empleados y actuar en consideración. 

Cuando escuches, asegúrate de prestar toda tu atención y de escuchar con empatía para entender de dónde viene el empleado. 

Muestra siempre respeto por los empleados y aprecio por lo que hacen. Conoce a tus empleados y lo que les preocupa. Por último, sé honesto y abierto cuando te comuniques con los empleados, ya que es un factor clave para establecer la confianza.

Te puede interesar: Encuesta de cultura organizacional ¿Cuándo hacerla?

 

5. Involucra a los empleados durante todo el año

Los líderes pueden involucrar a los empleados asegurándose de que saben cómo marcan la diferencia para la empresa, ya que esto les ayuda a sentirse conectados con la misión y los objetivos de la organización. 

Por ello, es importante que puedas comunicar a los empleados cuál es el propósito de la empresa, los objetivos anuales y los distintos planes de acción. 

Mantén a los empleados informados sobre los resultados de la empresa y el progreso hacia los objetivos, e implica a los empleados en el desarrollo de planes para mejorar la empresa.

Conoce qué es el desarrollo organizacional.

 

Conclusión

Como has visto, la cultura organizacional es uno de los elementos más importantes para el crecimiento de cualquier empresa o institución, ya que representa la fuerza de cohesión que une a los empleados y de la que los líderes pueden valerse para llevar a cabo los objetivos globales.

Si te gustaría contar con una herramienta para alcanzar una cultura organizacional exitosa, te  recomendamos conocer todos los beneficios de contar con software para medir la cultura laboral y obtener información clave para guiar a tu plantilla hacia su máximo potencial ¡Solicita una demo sin costo en el siguiente enlace!