Pruebas A/B: Qué son, beneficios y cómo realizarlas

Las pruebas A/B son utilizadas ampliamente en el marketing y las estrategias comerciales para identificar cómo los usuarios reaccionan ante distintas variables de productos y de esta manera encontrar la de mejor rendimiento.

En este artículo te presentaremos en qué consisten y cómo puedes aprovecharlas en tu negocio.

¿Qué son las pruebas A/B?

Las pruebas A/B son un proceso de experimentación aleatorio en el que se comparan dos o más versiones de una variable (página web, elemento de la página, etc.) para determinar cuál rinde más. 

La prueba A se refiere al “control” o la variable original de la prueba, mientras que la B se refiere a la “variación” o a una nueva versión de la variable de prueba original. 

Con este método, se muestran diferentes variantes de un producto a distintos consumidores o segmentos de visitantes del sitio web de forma aleatoria para determinar qué versión deja el máximo impacto e impulsa las métricas de negocio mediante un análisis estadístico.

Las pruebas A/B permiten a los optimizadores de sitios web experimentados y a los encargados del UX en ecommerce tomar decisiones basadas en datos.

Conoce también qué es un test a/b online.

 

7 beneficios de las pruebas A/B

Algunos de los beneficios más relevantes que aporta la realización de pruebas A/B son:

ventajas de las pruebas A/B

1. Mejora la experiencia del usuario

Las pruebas A/B pueden utilizarse para mejorar continuamente la experiencia del usuario y realizar cambios cuidadosos y efectivos  mientras se recogen datos sobre los resultados.

Para mejorar la calidad y el volumen de las ventas de las landing pages de campañas, un equipo puede probar los cambios de las pruebas A/B en el titular, las imágenes visuales, los campos del formulario, la llamada a la acción y el diseño general de la página. 

Probar un cambio a la vez ayuda a determinar qué cambios tuvieron efecto en el comportamiento de los visitantes y cuáles no. Con el tiempo, pueden combinar el efecto de varios cambios ganadores de los experimentos para demostrar la mejora medible de una nueva experiencia sobre la anterior.

2. Resuelve los puntos de dolor de los visitantes

Los visitantes acuden a tu sitio web para alcanzar un objetivo específico. Puede ser entender más sobre tu producto o servicio, comprar un producto concreto, leer/aprender más sobre un tema específico o simplemente navegar. 

Sea cual sea el objetivo del visitante, es posible que se enfrente a algunos pain points comunes mientras logra su objetivo. Puede tratarse de un texto confuso o de la dificultad para encontrar el botón de Call To Action, como comprar ahora, solicitar una demostración, etc. 

No ser capaz de alcanzar sus objetivos conduce a una mala experiencia de usuario. Esto incrementa la fricción y eventualmente impacta en las tasas de conversión. 

Utiliza los datos recogidos a través de herramientas de análisis del comportamiento de los visitantes, como los mapas de calor, Google Analytics y las encuestas del sitio web para resolver los puntos de dolor de tus visitantes. 

Esto es válido para todos los negocios: comercio electrónico, viajes, SaaS, educación, medios de comunicación y publicaciones.

3. Reduce el abandono del carrito

Las empresas de comercio electrónico ven cómo una media del 70 % de clientes abandonan su sitio web con artículos en la cesta de la compra. 

Esto se conoce como “abandono del carro de la compra” y es, por supuesto, perjudicial para cualquier tienda online. Probar diferentes fotos de productos, diseños de páginas de pago e incluso dónde se muestran los gastos de envío puede reducir esta tasa de abandono.

Checa estos consejos para tener una tienda online exitosa

 

4. Aumenta la tasa de conversión

Probar diferentes ubicaciones, colores o incluso textos de anclaje en tus CTAs puede ayudar a cambiar el número de personas que hacen clic para llegar a una página de destino y satisfacer al cliente de una tienda online

Esto puede aumentar el número de personas que llenan los formularios de tu sitio web, envían su información de contacto y se “convierten” en clientes potenciales.

5. Ayuda a rediseñar mejor el sitio web

El rediseño de un sitio web puede ir desde un pequeño ajuste del texto de la CTA o del color de determinadas páginas web hasta la renovación completa.

La decisión de implementar una versión u otra siempre debe estar basada en datos cuando se realizan pruebas A/B. No dejes de hacer pruebas cuando el diseño esté terminado. 

A medida que la nueva versión se pone en marcha, prueba otros elementos de la página web para asegurarte de que se está utilizando la versión más atractiva para los visitantes.

6. Permite obtener un mejor ROI del tráfico existente

Como la mayoría de los optimizadores de la experiencia se han dado cuenta, el coste de adquirir tráfico de calidad en tu sitio web es enorme. 

Las pruebas A/B te permiten sacar el máximo provecho de tu tráfico existente y te ayudan a aumentar las conversiones sin tener que invertir más en la adquisición de nuevo tráfico. 

Las pruebas A/B pueden proporcionar un alto rendimiento de la inversión, ya que a veces, incluso el más mínimo cambio en tu sitio web puede dar lugar a un aumento significativo de las conversiones generales del negocio.

Conoce cómo realizar una investigación de experiencia del usuario

 

¿Cómo hacer pruebas A/B?

Ahora te presentaremos cómo realizar una prueba A/B en 7 pasos:

1. Recopila datos

El análisis de las pruebas A/B a menudo te proporcionará información sobre dónde puedes empezar a optimizar. En este paso puedes implementar herramientas de mapas de calor, encuestas online o incluso datos biométricos para obtener información variada y confiable.

Es útil comenzar con las áreas de alto tráfico de tu sitio o aplicación para recopilar una mayor cantidad de datos y más rápidamente, o puedes identificar las páginas que tengan una tasa de conversión o de abandono muy alta para optimizarla.

Aplica estos consejos sobre cómo realizar encuestas para eCommerce

 

2. Elige una variable para probar.

A medida que optimizas tus páginas web y correos electrónicos, es posible que descubras que hay una serie de variables que deseas probar. 

Pero para evaluar la eficacia de un cambio, querrás aislar una “variable independiente” y medir su rendimiento. De lo contrario, no podrás estar seguro de cuál es la variable responsable de los cambios en el rendimiento.

3. Identifica los objetivos y la audiencia

Aunque midas varias métricas durante cualquier prueba, elige una métrica principal en la que puedas centrarte antes de realizar la prueba A/B. 

Los objetivos de conversión son las métricas que se utilizan para determinar si la variación tiene más éxito que la versión original. Los objetivos pueden ser cualquier cosa, desde hacer clic en un botón o un enlace hasta la compra de un producto o la suscripción a un correo electrónico. 

Para las pruebas en las que se tiene más control sobre el público, como en el caso de los correos electrónicos, es necesario realizar la prueba con dos o más audiencias iguales para obtener resultados concluyentes.

Descubre cuáles son los factores para optimizar el camino del usuario en un sitio web

 

4. Genera hipótesis

Una vez que hayas identificado un objetivo y una audiencia, puedes empezar a generar ideas de pruebas A/B e hipótesis de por qué crees que serán mejores que la versión actual. 

Una vez que tengas una lista de ideas, debes priorizarlas en términos del impacto esperado y dificultad de implementación.

5. Realiza variaciones de diseño

Para poner a prueba una teoría, diseña una alternativa a tu sitio web o aplicación móvil con una diferencia que lleve a la misma página de aterrizaje que el control.

Muchas de las principales herramientas de pruebas A/B tienen un editor visual que facilitará estos cambios. Asegúrate de realizar un control de calidad de tu experimento para garantizar que funciona como se espera.

6. Ejecuta el experimento

Pon en marcha el experimento y espera a que los visitantes participen. En este punto, los visitantes de tu sitio o aplicación serán asignados aleatoriamente al control o a la variación de su experiencia. 

La interacción en cada experiencia se mide, se cuenta y se compara para determinar el rendimiento de cada una.

Pon en marcha estos 3 tips para una mejor experiencia de usuario en una tienda online

 

7. Analiza los resultados

Una vez completado el experimento, es el momento de analizar los resultados de las pruebas A/B. Aquí deberás evaluar los datos del experimento, observar la diferencia entre el rendimiento de las dos versiones de tu página, y si hay una diferencia estadísticamente significativa.

Conclusión

Como puedes ver, realizar pruebas A/B ayudan a identificar en qué estamos equivocados, ya que nuestra opinión como empresarios o desarrolladores sobre la mejor experiencia para un objetivo determinado puede ser errónea, y esto se puede corroborar a través de una prueba A/B.

Recuerda que con QuestionPro puedes aplicar múltiples herramientas para recolectar datos y obtener análisis confiables a través de herramientas como las encuestas online y los mapas de calor. ¡Crea tu cuenta gratuita o escríbenos cuáles son tus necesidades en nuestro chat en línea!