Marketing de sentimientos: ¿Qué es y cómo implementarlo?

El marketing de sentimientos puede ayudar a crear una conexión profunda con la audiencia a través de la evocación de sentimientos como el amor, la nostalgia o la amistad, logrando que una marca sea memorable incluso para toda una generación. 

¿Te gustaría conocer más? En este artículo encontrarás en qué consiste, cuáles son sus beneficios y cómo implementarlo con éxito en tu negocio.

¿Qué es el marketing de sentimientos?

El marketing de sentimientos es una estrategia que las empresas utilizan para dirigirse a emociones humanas específicas y persuadir a los consumidores. 

Se realiza a través de mensajes persuasivos que aprovechan las emociones humanas para establecer una conexión profunda con la audiencia y lograr el resultado deseado.

Estas emociones pueden incluir la felicidad, la ira, la tristeza o cualquier otra emoción humana que sea lo suficientemente fuerte como para influir en la toma de decisiones o instar a una acción. 

A menudo, el marketing de sentimientos muestra la respuesta de una empresa a acontecimientos actuales o situaciones relevantes que atraen a quienes sienten lo mismo.

Las empresas que utilizan esta táctica esperan establecer una conexión más profunda entre sus marcas y sus consumidores. 

El marketing de sentimientos o marketing emocional puede persuadir a las personas para que compren determinados productos, se comprometan con una marca, compartan contenidos o aumenten su fidelidad.

Beneficios del marketing de sentimientos

Algunos de los beneficios que puedes obtener al implementar una estrategia de marketing de sentimientos son:

1. Lograr que tu marca sea memorable

Con el marketing de sentimientos, las primeras impresiones son mucho más impactantes. Una buena campaña de marketing de sentimientos aprovecha la emoción de la esperanza y la inspiración centrándose en la transformación que el cliente experimentará tras consumir un producto. 

Las emociones son lo primero y son más importantes en el marketing y las ventas de lo que nunca pensamos, por lo que ten por seguro que una estrategia de marketing de sentimientos influirá positivamente en el conocimiento de marca de tu empresa.

2. Te ayuda a conectar con la audiencia

No hay nada mejor que hablar con alguien que entiende tus miedos, mayores obstáculos y desafíos y, de alguna manera, propone las soluciones a tus mayores problemas. 

Tú puedes ser esa persona para tus clientes, y cuando lo seas, te recordarán más allá de tu vídeo o página de ventas o post social. Te buscarán y compartirán tu trabajo con otros.

3. Promueve que tu contenido se comparta

Somos más propensos a compartir contenidos que nos hacen sentir algo. Por lo tanto, si tu producto, servicio, blog o publicación en las redes sociales está diseñado para incitar una atracción emocional, es más probable que tu audiencia se vea obligada a compartirlo. 

4. Inspira a la acción

Los sentimientos incitan a la acción. Tanto si se trata de compartir como de dejar un comentario o hacer clic un botón de compra, nuestros centros emocionales son los que impulsan nuestras acciones y nuestras decisiones, más que cualquier otra cosa. 

Si quieres que alguien actúe, vincula esa acción con un desencadenante emocional y ten por seguro que el engagement o compromiso del cliente aumentará.

5. Mantiene a tus clientes por más tiempo

Una de las grandes ventajas del marketing de sentimientos es que la retención del cliente se basa en gran medida en los aspectos emocionales de una relación. 

Si tienes un gran amigo que siempre está ahí para ti, escucha tus problemas, te ayuda a superar los retos y te hace sentir bien contigo mismo, harías cualquier cosa por ese amigo. 

Lo mismo ocurre con las relaciones con tus clientes: si das más valor a tu relación y a cómo se sienten cuando trabajan contigo, les inspirarás lealtad y se convertirán en clientes a largo plazo. 

Descubre cómo lograr la fidelización del cliente

 

¿Cómo crear una estrategia de marketing de sentimientos?

Ahora que ya conoces qué es el marketing de sentimientos y cuáles son sus beneficios, seguramente estás interesado en empezar a crear una estrategia de este tipo para tu empresa. A continuación, te presentaremos los pasos para realizarlo con éxito:

1. Conoce a tu público

Conocer a tu público es importante en el marketing de sentimientos, así que considera la posibilidad de realizar un estudio de mercado sobre lo que podría provocar una reacción emocional en tus anuncios. 

Investiga si algún competidor ha tenido éxito en el marketing de sentimientos o qué otros tipos de investigación emocional han realizado para ver con qué se conectan los consumidores. Crea materiales de marketing que conecten con los miedos, deseos, sueños o recuerdos de los consumidores potenciales.

2. Identifica las emociones que quieres despertar

Recuerda que la simplicidad es la clave. Elige un sentimiento principal, o dos si estás contando una historia, y diseña el mensaje en torno a ese o esos dos sentimientos.

Es inevitable que haya otros, pero deben servir de apoyo a la emoción principal que pretendes aprovechar. Por ejemplo, si eres un coach de vida, podrías decidir crear una campaña que reconozca las ansiedades a las que se enfrentan tus posibles clientes, o podrías enfatizar cómo tus servicios les ayudarán a sentirse más serenos.

Conoce cuál es el papel de las emociones en una estrategia de marketing

 

3. Despierta valores aspiracionales

De forma similar a la inspiración, las empresas pueden considerar cómo el hecho de mostrar que las personas pueden alcanzar metas importantes puede ayudar a los consumidores a aspirar a establecer metas más altas ellos mismos. 

Una marca puede sugerir que si un cliente utiliza su producto, podría lograr un resultado específico. Más que una publicidad falsa, el marketing de sentimientos puede evocar esta conexión simplemente . 

Por ejemplo, un anuncio de muebles de salón puede mostrar a una familia relajada, feliz y reunida en un sofá viendo películas y riendo. Esto puede implicar que sus muebles pueden inspirar felicidad en el hogar.

Conoce por qué las emociones son un indicador del comportamiento del consumidor

 

4. Cuenta una historia

Una narración puede ser más memorable que una simple descripción del producto. Contar una historia con la que sus clientes puedan relacionarse puede animarles a buscar tu contenido en otros lugares. 

Por ejemplo, si un cliente que realiza actividades similares ve un anuncio de vídeo en el que aparecen un perro y su dueño pescando, puede que busque la cuenta de redes sociales de esa empresa para acceder a un contenido similar. Del mismo modo, podrían considerar el producto anunciado porque podrían compartir una historia similar.

5. Crear una comunidad

Utilizar el marketing de sentimientos para establecer un movimiento o una comunidad de marca es de gran utilidad para aprovechar diferentes desencadenantes psicológicos, ya que el efecto de atracción que crea mantiene a la gente intrigada por lo que hacen los grupos de personas.

Además, los sentimientos de camaradería, aceptación y emoción pueden crear un sentimiento de lealtad a la marca.

Aplica estos consejos para lograr lealtad a la marca

 

¿Cómo medir la respuesta al marketing de sentimientos?

Ya implementaste tu estrategia de marketing de sentimientos ¡Perfecto! ¿Pero cómo saber cuáles fueron los resultados obtenidos? 

A continuación te presentaremos 4 formas de medir la respuesta al marketing de sentimientos:

1. Encuesta a tu público

Para conocer la reacción de tu público objetivo, considera la posibilidad de realizar encuestas  o de ofrecer un espacio para comentarios durante el lanzamiento de tu campaña inicial. 

Este enfoque abierto y cuantitativo dejará espacio para reacciones sinceras y en tiempo real del público y te dará ideas sobre dónde puedes mejorar. También puedes incluir preguntas abiertas para conocer las opiniones cualitativas.

Descubre cómo encontrar a tu público objetivo

 

2. Analiza las acciones

Otra forma de medir la respuesta de la audiencia al marketing de sentimientos es realizar un análisis de marca para descifrar cómo se manifiestan sus emociones en forma de acciones.

La felicidad suele llevar a compartir, la tristeza a dar, el miedo a fidelizar y la ira a viralizar. Dependiendo de la emoción que provoque tu marketing, puedes esperar ver un aumento de la actividad en torno a una (o más de una) de estas actividades.

3. Utilizar herramientas de marketing

Utiliza herramientas de seguimiento de marca como el análisis de búsquedas y el rastreo de correo electrónico para ver si hay un aumento en tus métricas. 

Estas herramientas pueden ayudarte a identificar la eficacia de tu marketing de sentimientos y si estás alcanzando los objetivos que te has propuesto.

Por ejemplo, si el número de búsquedas de tu marca aumenta, puedes atribuirlo a que la gente comparte o comenta tu contenido emocional. 

4. Analiza las métricas actuales

La medición de los esfuerzos de marketing suele requerir la identificación de tendencias. Para encontrar una tendencia, registre las métricas actuales de su negocio, incluidas las visitas a la página, el porcentaje de clics, las suscripciones, los correos electrónicos abiertos y las compras. 

Dependiendo de la emoción a la que quieras dirigirte y de lo que esperes conseguir, puedes investigar varias cifras.

Aquí cómo incrementar tu posicionamiento de mercado

 

Conclusión

En resumen, el marketing de sentimientos puede convertirse en una estrategia clave para dejar una huella en el corazón de los consumidores más allá de enlistar las características o beneficios de tus productos, por lo que puedes incorporarlo como una forma de aumentar tu conciencia de marca.

Si te decides a hacerlo, no olvides medir los resultados. Recuerda que en QuestionPro puedes utilizar nuestra plataforma de encuestas online de forma gratuita o bien, ir más profundo en la investigación del cliente a través de nuestra licencia Research o alguna de nuestras herramientas avanzadas.

¡Crea tu cuenta gratis o solicita una demo en línea sin compromiso!